Jueves, 27.06.2019 - 07:18 h
Sucesos

Gritos de rabia por el tiroteo de Aranjuez: "Meteos bajo tierra, os van a quemar"

Un amplio dispositivo policial aguarda a las puertas del juzgado donde tiene que declarar el detenido. El marido de una de ellas ha sido detenido. 

Familiares de las víctimas de un tiroteo anoche en Aranjuez
Familiares de las víctimas de un tiroteo anoche en Aranjuez / EFE

Un amplio dispositivo policial espera a las puertas de los juzgados de instrucción número 3 de Aranjuez en el que tiene que declarar el detenido por la muerte de dos mujeres de la misma familia de etnia gitana en un tiroteo el pasado domingo. Los familiares de las víctimas se han agolpado desde primera hora a la espera de ver a Juanin. Previamente la policía ha vallado el perímetro. Desolados, no han parado de gritar amenazas con rabia. El marido de una de las fallecidas ha llegado en un coche y rápidamente cuatro agentes le han bloqueado y detenido. 

"Meteros bajo tierra", "María os van a quemar"... son algunas de los gritos amenazantes que han recogido las cámaras de televisión que se han acercado a las puertas del Juzgado. Mientras en Espejo Público un tío de las dos mujeres fallecidas, Lisette F.J., de 35 años, que recibió disparos en cuello y tórax; y a Montserrat F.J., de 23, que sufrió otro impacto en el abdomen, ha relatado que la madre de ellas está fuera de peligro "aunque tiene la pierna destrozada". 

Ha señalado a la familia del tirador, J. M. J., de 35 años, porque "se fueron antes de que sucediera la desgracia y eso es porque lo sabían". Asegura que su hermano le proporcionó el arma con el que las disparó desde la venta. En su declaración habría reconocido que sí fue él el que disparó pero para defenderse. 

La misma tensión que se vivía en los juzgadoz se ha vivido en el plató del programa de Antena 3 cuando Goyo ha empezado a relatar como falleció Lisette, "que fue a por un patinete y cuando le vio el arma le dijo que no disparara porque había muchos niños". A continuación, "su hermana se tiró sobre ella para protegerla". Ambas han fallecido. 

El desencadenante del suceso sería el despecho. El autor del tiroteo estaba ya separado de Celes, a la que su familia tampoco perdona: "Está muerta para nosotros". Y a continuación ha asegurado que "venganza es lo que grita nuestra sangre" y "tarda y como tarda vamos a llegar al centro de sus tripas". Mientras en el tanatorio se escuchaba a otro miembro de la familia decir que iban a sacar a sus muertos "y fumárselos como porros". 

Ahora en Portada 

Comentarios