Fernando de Castilla y su reto de hacer el mejor brandy de España

Es una pequeña bodega enclavada en el corazón de jerez.

Fernando Castillo

Cuando se habla de los vinos del Marco de Jerez, normalmente hablamos de finos, olorosos, generosos y hasta Palo Cortado, esa evolución de la que todo el mundo habla, pero que muy pocos son capaces de explicar en qué consiste más allá de la anécdota del origen de su nombre. Pero a lo que no estamos tan habituados es a hablar de Brandy cuando nos referimos a esta D.O. Fernando de Castilla es una pequeña bodega enclavada en el corazón de jerez cuyo objetivo, todo un reto, es elaborar el mejor brandy de España.

La bodega se encuentra en el triángulo de oro del barrio de Santiago donde comparte ubicación con otras dos bodegas: Almocadén y Sánchez Romate. Las tres bodegas se encuentran a muy poca distancia una de otra y esa confluencia permite respirar aromas y olores a vino. Aunque la familia Andrada Vanderwilde llevaba cultivando viñedos y produciendo vinos de Jerez desde hace más de doscientos años, no fue hasta 1972 cuando decidieron dar un giro nuclear que, apuntaría desde ese momento a tratar de elaborar un brandy de altísima calidad.

Y si no es habitual hablar de brandy en esta zona, menos habitual es encontrar a un noruego al frente de la bodega. Jan Pettersen se formó en las Bodegas de Osborne y fue precursor de sus populares vinos viejos (VORS). Decidió tomar las riendas de la Bodega Fernando de Castilla en el año 2000. Amplió las instalaciones adquiriendo una pequeña bodega contigua que le permitía así contar con los recursos con los que abordar el ambicioso proyecto que le llevaría a producir vinos generosos y brandys excepcionales.

Mientras que elaboran los vinos bajo las denominaciones de dos familias principales: Antique y Classic que englobarían los finos, amontillados, olorosos, Pedro Ximenez y Palo Cortado; los brandy se etiquetan bajo tres denominaciones: Solera Reserva, Solera Gran Reserva y Único Gran reserva; que como característica común, se embotellan en cristal transparente, como seña y garantía de su calidad para que el cliente pueda verificar como es exactamente el brandy que adquiere. Brandy que procede de vinos blancos que han envejecido durante muchos años en barricas que habían sido utilizadas para elaborar vino de Jerez, tal y como hacen los mejores productores de whisky en Escocia.

Ahora en portada

Comentarios