Toma nota

Kirei, la segunda marca de Kabuki, el mejor 'japo' a este lado de los Pirineos

Ofrece unos precios más baratos que los de su hermano mayor y en la carta no faltan niguiris, makis y futomakis.

Kirei
 

Afirmar que la cocina japonesa está de moda puede resultar redundante y hasta obvio. Porque no son sólo las muchísimas barras de sushi que se han abierto en los últimos años, las mesas de tepanyaki que se han incorporado a nuestro escenario gastronómico como planchas habituales alrededor de las cuales comer y conversar; sino que el recetario japonés se ha incorporado a nuestro acervo culinario y hoy los tartares de pescado, los niguiris y los makis; son parte consustancial de nuestra forma de comer. Además, las técnicas japonesas son parte habitual de los platos de casi cualquier restaurante de moda.

Si hay alguien que se haya significado como el precursor de la cocina japonesa en nuestro país, el maestro Ricardo Sanz, es sin duda, su principal representante. Pionero y atrevido, comenzó a trabajar en Tokyo Taro, uno de los primeros restaurantes japoneses de Madrid hacia finales de los años ochenta. Desde entonces Ricardo ha sido el exponente que no sólo ha posicionado la cocina nipona en el lugar que ocupa hoy, Kabuki, el primer ‘estrellado’ japonés en nuestro país, sino que ha formado a todos los grandes sushi man que hoy regentan algún local japo de relumbrón.

Si primero encumbró Kabuki a la primera línea junto a los mejores restaurantes de nuestro país, después, fue añadiendo uno a uno hasta tres locales más: Wellington, Abama Tenerife y Monteserín, en Marbella; hasta reunir las cuatro estrellas que aúna bajo la misma enseña. Posteriormente, y tras un paso con menor éxito por el catering de 5ª gama con Kotobuki ; abrió el primer Kirei en la terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suarez de Madrid. Un concepto ágil y rápido en el que probar algunos de los clásicos de Kabuki, para comer de forma excelente antes de iniciar un viaje. El que lo conoce cena aquí en lugar de tomar el catering del avión.

Tras la buena acogida del punto en el aeropuerto, abrió uno más en la terminal 1 y otro en pleno centro de Madrid, junto a Las Cortes en el hotel Double Tree, que se ha consolidado como una propuesta de gran calidad a unos precios sensiblemente más ajustados que los de sus hermanos mayores. Después, otro en la Moraleja asociado con Aspen y uno más en Málaga. Son propuestas con la que disfrutar de los mejores sabores de la cocina japonesa en general y los platos más representativos de la brillante carta de Kabuki, en particular, en la que niguiris, makis y futomakis; tienen una presencia notable.

Aunque la mayor parte de los proveedores comparten entregas para Kabuki y Kirei, el secreto de poder ofrecer un ticket medio por debajo de los 50€, deriva de eliminar de la carta y la bodega los productos más caros. Aun así, la representación de clásicos de Kabuki es muy digna. El toro picante de Kabuki y sus usuzukuri más delicados. Niguiris clásicos como el de huevo y trufa o el de toro flambeado se complementan con dim sum y baos. Como siempre el toque castizo de Ricardo Sanz se formula en bocados como la vieira con sal de chorizo, pescados nobles blancos con mojo canario, o un extraordinario bao de rabo de toro.

Kirei Las Cortes

Calle San Agustín número 3,
Hotel Double Tree
Madrid

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios