Toma nota

La Garriga, una gran charcutería con una carta sencilla y efectiva para tomar algo

Nació en 1959 en Tenerife, para da a conocer el producto local. Ahora está en Barcelona y Madrid arrasando porsu concepto y el embutido. 

La Garriga
 

La Garriga nació como charcutería a mitad del pasado siglo XX concretamente en 1959. Sorprendentemente y frente a lo que pudiera creerse esta nació en Tenerife como una tienda absolutamente innovadora en la que se ofrecían productos desconocidos en la isla. Seis años más tarde y ante el éxito obtenido abrieron una segunda tienda en Las Palmas en la que a cada cliente que adquiría un producto como sorprendente promoción invitaban a beber en porrón. Tres años después llegó el momento de dar el salto a la península, a Sitges donde la familia Pedro i Subirats abren una tercera tienda.

En 1971 abren en pleno Paseo de la Castellana auténtica referencia en el barrio desde su apertura y seis más después. La Garriga que nació como una simple charcutería ha evolucionando el concepto hasta llegar a ser todos ellos espacios para disfrutar del impecable producto que venden tras las vitrinas, incorporando incluso en algunos de ellos una carta de cocina más que aceptable y manteniendo sólo el concepto de charcutería de barrio, eso sí, muy sofisticada, en la tienda de Sarria, en Barcelona. Actualmente La Garriga cuentan con 3 tiendas en Barcelona, 4 en Madrid y 1 en Tenerife.

El producto central entorno al cual gira toda la propuesta de La Garriga es el rey de los embutidos, el jamón ibérico en distintas calidades y orígenes, siendo los más demandados los de Salamanca y Huelva. Además, extraordinarias butifarra blancas y negras, salchichas frescas, sobrasada, quesos, tortillas individuales hechas la momento ricas, pero estarían mejor si las cocieran unos minutos menos. Si los bocadillos y las pulgas son los formatos más populares en los que se prueban sus increíbles embutidos, las cocas no se quedan atrás. La de anchoas es espectacular. Añada a todo ello que tienen buen café a sólo 1,20€.

Si el local de la Castellana ha ido creciendo en su propuesta de bocadillos y platos preparados, eso sí, elaborados al momento, el resto no se ha quedado atrás. El local de la calle Serrano ha introducido un punto más la cocina y tiene una mayor propuesta de cocina. Es más, el local de la calle Mallorca en Barcelona, ha dejado prácticamente atrás el concepto de charcutería pura para pasar al siguiente nivel y dedicarse sólo al servicio de restauración. Una carta sencilla pero efectiva para comer algo. Huevos estrellados con múltiples combinaciones. Entradas de cucharas: Vchysoise, sopa de cebolla y sopa fría de melón, gazpacho.

Rissotos de calamar y alcachofas y de arroz negro, muy buenas carnes que preparan en distintas elaboraciones. Muy bueno el steak tartar bien aderezado, igual que una hamburguesa de nombre Café de París que someten a un aderezo de varias especias para darle un tono que sin ser picante tiene un sabor muy resaltado y bueno. Bueno el Roast Beef y más que correctas la butifarra con alubias blancas. La pieza de solomillo de ternera a la bilbaína con chips de alcachofa, tierno y bueno. En definitiva La Garriga de la calle Mallorca es un lugar a tener en cuenta para una comida rápida e informal cerca del Paseo de Gracia, y a un precio ajustado.

La Garriga

 C/ Mallorca 272, Barcelona
Teléfono: 934 874 765

https://www.lagarrigacharcuteria.com/

La Garriga, una gran charcutería con una carta sencilla y efectiva para tomar algo

Ahora en portada

Comentarios