En Madrid

Luzi Bombón, una propuesta de ostras, carnes y arroces para una buena comida

s junto al Bar Tomate la enseña del Grupo Tragaluz. Un local agradable y con un cocina para disfrutar de una cena o comida en ambiente acogedor.

Un local acogedor para disfrutar en la capital de España.
Un local acogedor para disfrutar en la capital de España.

El paseo de la Castellana, es la principal vía de la capital y en consonancia alberga algunos de los restaurantes más señalados como: El 38 de Larumbe, de Pedro Larumbe, o Miyama, un ‘japo’ muy cuidado; el Bibo de Dani García y la cocina fusión de Latasia. Otros tantos de moda como el Tatel de los Gasol, Nadal e Iglesias JR, con cocina de Nino Redruello; y el incombustible Ten con Ten que, técnicamente no está en la Castellana, pero tan sólo dista unos pasos. Por supuesto, Santceloni, uno de los dos mejores establecimientos de Madrid. Y locales muy agradables como Luzi Bombón, con cocina suficientemente buena y gente guapa que disfruta de una terraza muy apetecible.

De hecho, Luzi Bombón, del grupo Tragaluz, fue uno de los primeros en llegar a la zona con una propuesta de buena cocina de corte muy similar al del resto de establecimientos abiertos en Barcelona por el Grupo. Entradas muy frescas, una base de buena carne y arroces muy conseguidos, servidos en su justo punto de cocción. Una propuesta que funciona muy bien, una cocina rica y a precios razonables, servido en un muy buen ambiente. Un comedor muy amplio con una gran barra de ostras y marisco que actúa como eje del espacio y una pequeña terraza que da a Castellana, y que es de las más agradables de la zona.

El Grupo Tragaluz es una empresa familiar. Rosa María Esteva y Tomás Tarruella (madre e hijo), son los responsables de todos los establecimiento que tienen en Barcelona y Madrid. Su presencia en Madrid se remonta al 2009 cuando (a unos pasos de la Castellana) abrieron Bar Tomate, un concepto que imponía un punto de aire fresco en la propuesta de tabernas madrileñas, más adustas y severas. Si con Bar Tomate imponían una forma más fresca de hacer las cosas, con Luzi Bombón (2011) su propuesta se hizo un poco más selectiva y atractiva para un tipo de público que busca cocinas razonables y ambientes agradables.

Hoy Luzi Bombón mantiene su seña de identidad como un lugar de ambiente relajado, espacioso y luminoso y con una terraza agradable y recogida en una zona retranqueada del Paseo. La cocina se ha hecho un poco más ‘fácil’, pero mantiene los estándares que acostumbraba. Un buen jamón cortado a cuchillo para tomar con cerveza artesana, un reserva de Murrieta o algún vino espumoso. Bandejas con una cama de hielo sobre la que disponen ostras en dos tamaños (Nº 4 y 2) y patas de cangrejo real. Buena carne a la parrilla, hamburguesas, y una jugosa pieza de pluma ibérica a la brasa; son los básicos.

Los arroces siempre en su punto. Uno de butifarra, setas y espárragos tan bueno como el que hacen de verduras a la brasa y el de calamarcitos, gambas y almejas. Recomendable el carpaccio de roast beef con parmesano y el toque fresco de la rúcula. De postre, un buen coulant de chocolate con un helado de intenso sabor a vainilla, uno de los mejores que hemos probado en tiempo. En definitiva un lugar apetecible en el que disfrutar de una cena muy agradable o de una comida informal de fin de semana de esos que no apetecen cocinar, sino estar al aire libre en su terraza.

Ahora en Portada 

Comentarios