Toma nota

Taberna Palo Cortado, un territorio que domina lo Jerezano en pleno Madrid

Cercano a la famosa zona de Ponzano, ofrece muy buenos vinos elaborados en tierras de Cádiz  junto a los generosos de Madrid.

Taberna Palo Cortado
 

Las tabernas, esos benditos espacios a los que la gente acudía a beber. Para que todo el mundo supiese que allí se despachaba vino, las puertas exteriores se pintaban de rojo chillón. Algunas tabernas madrileñas conservan esos colores identificativos. Las nuevas llamadas ‘ilustradas’, en cambio, han centrado su propuesta en la carta sólida, en la parte gastronómica, en detrimento del vino. Han restado importancia a la bodega, salvo honrosas excepciones como Taberna Laredo donde Miguel mantiene en un nivel sobresaliente en variedad, calidad y precio. La Taberna Palo Cortado hace una apuesta ganadora por los vinos del Marco de Jerez.

Palo Cortado es una taberna a la que se va a beber. Pero no se acude hasta allí para beber cualquier cosa. Aquí se ofrece la mejor selección de vinos generosos de Madrid y una colección tremenda, que vale su peso en oro, con una representación espléndida pensada para dar cabida a muy buenos vinos elaborados en tierras de Cádiz y que Paquita Espinosa y Jaime Terceño se han encargado de diseñar personalmente.

Si en un primer momento abrieron el local en la zona más histórica de Madrid, se replantearon el negocio y arrastrados por el imán que ejerce la calle Ponzano, se mudaron a una manzana de distancia de una calle sobrevalorada gastronómicamente pero que indudablemente tiene tirón. Ahora con sus reales plantados frente por frente con un clásico madrileño como es Slykar, el templo de la mejor tortilla de patata de la capital y unas excelentes torrijas, han sabido establecer una propuesta imbatible de bodega que le diferencie del resto de locales de la zona.

Para los entendidos, los vinos del Marco de Jerez y más concretamente los vinos generosos son junto a los vinos de la región de Champagne; las dos mejores Denominaciones de Origen tanto por la uva predominante en estas dos regiones, como por el método de vinificación que distingue sus vinos con unos resultados finales incomparables a los de cualquier otra zona de producción. Desde la manzanilla al fino, el amontillado y el oloroso; van ganando en complejidad, hasta llegar al Palo Cortado, el vino más intenso de la familia de ‘Jereces’ y el protagonista que da nombre a la taberna.

Aunque aquí se viene fundamentalmente a beber, la propuesta gastronómica también, de base pura andaluza, no se queda corta. Chacinas, chicharrón, mojamas y carne mechá; quesos gaditanos, unos cuantos, de Grazalema. Tortillitas de camarones y bienmesabe (cazón adobado) con mayonesa de oloroso. Las omnipresentes ensaladillas rusas y una rica ensalada a base de aguacate, puntillitas y tomate. Un buen guiso, intenso, de callos con garbanzos y un rabo de toro potente, muy bien guisado y una pluma ibérica laqueada más que notable. Rotunda calidad del producto que da lugar a platos bien elaborados para una cena notable y un servicio sobresaliente.

Taberna Palo Cortado

 C/ Espronceda 18, Madrid
Teléfono: 915 472 500

http://www.tabernapalocortado.es/

Taberna Palo Cortado, un territorio que domina lo Jerezano en pleno Madrid

Ahora en portada

Comentarios