Miércoles, 14.11.2018 - 23:44 h
Arenal Sound, Mad Cool, Sonar...

Las marcas pasean a sus influencers por los festivales de verano para 'hacer caja'

Levi's, Gillete o Llaollao tiran de estas figuras en los festivales para garantizar

Arenal Sound
El Arenal Sound fue visitado por numerosos influencers el pasado fin de semana / EFE

El fenómeno influencer no tiene visos de atenuarse a corto plazo. Cada vez son más los personajes populares en las redes sociales que hacen de ellas su forma de vida y, también, cada vez son más las marcas, empresas y eventos que cuentan con ellos para llegar al público de una forma directa, personalizada y adaptada a sus gustos. De ahí que el 60% de las empresas asegure que va a aumentar su gasto en contratar influencers este año para llegar al público 'millennial', según un informe de Launchmetrics.

Empresas de moda, lujo, viajes y ocio, hostelería e incluso la banca ya han puesto un influencer en su vida y ahora es el turno de uno de los sectores que mejor van en España, el de los festivales. La llamada 'economía naranja' mueve en nuestro país 5.000 millones al año y general 300.000 puestos de trabajo, según Promusicae, y cada año se celebran más eventos de este tipo ante el éxito que tienen algunos ya consagrados como el FIB de Benicassim, el BBK de Bilbao o el Arenal Sound de Burriana, que se celebró el pasado fin de semana.

El Arenal ha roto su récord de visitas este año con 300.000 entradas vendidas para ver en directo a artistas como Bud Bunny, Steve Aoki, Crystal Figthers, Taburete o Lost Frequencies, pero también quiso tener su punto instagrameable para que su visibilidad en redes creciera y, de ese modo, su repercusión mundial de cara al año que viene, cuando cumple 10 años, fuera mayor. Para esa primera década ya está preparando un cartel de lujo que atraiga a muchos más espectadores, y para ello contar con el tirón de los influencers puede ser fundamental, algo de lo que también se aprovechan las marcas.

Dulceida, la reina de los festivales

Como decíamos, al Arenal de este año han acudido numerosos influencers, pero si ha habido una protagonista absoluta ha sido Dulceida, la más destacada de los profesionales de Instagram de nuestro país con casi 2,5 millones de seguidores. Su pasión por los festivales es de sobra conocida y en verano se recorre los más importantes, tanto nacionales como internacionales. Si bien al Arenal está unida de una forma más especial.

Hasta el año pasado estuvo pinchando en el evento, en unas sesiones que eran de las más seguidas del cartel. Una actuación que, además, popularizó el festival, haciendo que creciera como la espuma de la mano de la reina española de las redes sociales. No obstante, este año no ha pinchado, decisión que tomó el pasado, ya que su espectáculo cada vez era más inabordable desde el punto de vista del público -no había lugar para tanta gente y era mejor evitar una desgracia- y así ella podía disfrutar del Arenal en todo su esplendor. Además, de este modo reservaba su actuación para su propio Festival, el Dulceweekend, que este año ha celebrado su tercera edición desde que se profesionalizó después de empezar como un mercadillo de ropa. Por lo tanto, hablamos de unos eventos muy importantes en la carrera de la influencer.

Como decíamos, es la estrella indiscutible del Arenal y la organización le facilita el alojamiento en bungalows con todas las comodidades -nada de tiendas de campaña-, acceso VIP a todas las actuaciones, comida y bebida e incluso ropa, como se puede ver en sus redes con una original beisbolera del festival. Y no solo a ella, también a su 'troupé', la conocida como 'DulceSquad', formada por una mujer, Alba Paul, su hermano Alex Doménech, Daniel Illescas o Albert Mullor.  Todos ellos han vestido de las perceptivas marcas que con las que colaboran y se han dejado ver por algunos de los stands que tienen en el recinto.

El Motel @arenal_sound 🙌🏻🎉 - Home for these days #arenalsound2018

Una publicación compartida de Alex Domenech (@alexdomenec) el

Pero no han sido los únicos que han acudido a este evento. Otros muchos influencers han asistido invitados directamente por algunas de las marcas que patrocinan el festival, las cuales saben muy bien que el Arenal es el nuevo 'place to be' -lugar en el que estar- de los jóvenes españoles. Por ejemplo, Llaollao, la famosa yogurtería natural, ha contado con algunos de estos rostros, como Sara Baceiredo -que es cara del BBVA- o Jonan Wiergo, conocido por participar en Pekín Express.

La firma de moda joven Inside también tuvo su stand en el Arenal debidamente patrocinado por influencers. En su caso fue Rocío Camacho, con casi 320.000 followers en Instagram, quien ejerció de madrina del evento montado por la marca para animar el festival, y a su vez, sus ventas.

El polémico MadCool, que se celebró en la capital en julio y fue más comentado por sus sonados incidentes que por su notable cartel -Arctic Monkeys, Dua Lipa o Pearl Jam, entre otros-, también tuvo su representación de influencers. Levis tuvo como embajadoras a Gigi Vives (420.000 seguidores) o Marta Riumbau (444.000 seguidores) que vistieron de la firma para acudir a los conciertos. La marca americana es muy activa en estos eventos -también patrocina el famoso Coachella de Los Angeles-, donde sus prendas son de las más lucidas por los asistentes -sobre todo, sus conocidos shorts 501, que Dulceida no se quita en ningún festival-.

En el apartado masculino, la marca de afeitado Gillete contó con los influencers españoles más seguidos para ganar visibilidad entre el público joven y que, en consecuencia, la elijan cada vez que vayan a comprar los productos para esta rutina diaria. Daniel Illescas, Alex Puértolas, Brian van Andel o Mariá Casals fueron algunos de los rostros que se dejaron ver por el Mad Cool de la mano de la firma propiedad del gigante Procter&Gamble, que quiere llegar así a un segmento más joven: pasar de padres a hijos con la recomendación de estos nuevos expertos en el marketing y la publicidad.

Festival day 🙌🏻😎 - @gillette #gillettexmadcool #madrid

Una publicación compartida de D A N I E L I L L E S C A S (@danielillescas) el

En el Sonar de Barcelona, la firma de lencería italiana Tezenis contó con su principal embajadora en España, de nuevo Dulceida, como reclamo principal de su stand, en el se fotografió con algunos de los asistentes y se hizo las perceptivas fotos. También contaron con otras jóvenes con perfiles de mucho potencial, como Ariadna Tapia, Julieta Padrós o Andrea Belver.

De este modo, los patrocinadores principales de este tipo de eventos consiguen que vaya todavía más gente gracias a estas figuras públicas, capaces de agotar existencias de productos y mover masas allá donde vayan. La repercusión que generan en las redes sociales con cada uno de sus pasos son bien sabidas por los festivales, que cuentan con los mejores embajadores posibles en la era Instagram.

El 'super' también se apunta al festival

Pero no solo de influencers viven los festivales. La alimentación es clave en estos eventos, donde se gasta mucha energía y el hambre aprieta a altas horas de la madrugada. Las cadenas de supermercados son conscientes y, teniendo en cuenta que los precios de los stands que pone la organización suelen ser caros, han querido dar una alternativa más económica a los asistentes. 

Es el caso de Carrefour, que este año se ha estrenado en el BBK de Bilbao y el FIB de Benicassim -dos de los más famosos- con tiendas temporales (pop ups) en las que se podía encontrar una variedad de 300 productos entre los que había zumos, fruta, helados, platos preparados y muchos productos 'bio', algo indispensable teniendo en cuenta el auge de la alimentación saludable. 

De este modo, vemos cómo los festivales son capaces de arrastrar numerosos actores de diferentes ámbitos ante el éxito que tienen en los veranos españoles. Las marcas encuentran en ellos un punto de encuentro con sus clientes -y potenciales- que, gracias al poder de las redes sociales- se diversifica y genera un 'win win' -todos ganan- tanto para estas como para el propio evento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios