Final de la Super Bowl

El tándem Brady-Bündchen: o cuando el matrimonio es también un gran negocio

El jugador de los Patriots, que tiene cinco anillos de la Super Bowl en su palmarés, y la top model suman un patrimonio conjunto de 580 millones.

El tándem Tom Brady-Bündchen sigue haciéndose de oro: suma 580 millones
El tándem Tom Brady-Bündchen sigue haciéndose de oro: suma 580 millones. / Efe

Este domingo se celebra la 53 edición de la Super Bowl, la final de fútbol americano estadounidense, que enfrentará a los Patriots de New England y los Rams de Los Ángeles. Miles de aficionados de ambos equipos apoyarán a sus equipos desde el Mercedes-Benz Stadium, donde se celebra el partido, pero seguramente uno de ellos capte muchas de las miradas. Y no estamos hablando de un jugador, sino de uno de los asistentes. Será la modelo brasileña Gisele Bündchen, que acostumbra a acudir a estas finales, entre otras cosas, porque su marido, Tom Brady, jugador de los 'Pats', ya es todo un veterano en estas lides: es el jugador que más veces la ha jugado, hasta nueve, y el que más anillos que recibe el ganador (cinco, igualado con Charles Haley).

Es una de las parejas más famosas del mundo. Atesoran todos los ingredientes para ello, desde luego. Ya cada uno por su lado ha tenido éxito en sus respectivas industrias y juntos forman, por supuesto, uno de los matrimonios más ricos posibles. Por un lado, la exitosa carrera del 'quarterback' le ha hecho acumular una fortuna de 180 millones de dólares. Sin embargo, todavía está lejos de alcanzar a su mujer top model, quien suma ella sola un patrimonio de 400 millones.

Lejos de competir, la pareja, que lleva 13 años juntos, no duda en compartir y presumen de un patrimonio conjunto de 580 millones. Con ello, son la octava pareja más rica del mundo, según Celebrity Net Worth

¿Y cómo han llegado a esa fortuna? Tom Brady, a sus 41 años, es uno de los jugadores más valorados y el tercero mejor pagado de la liga: recibe 15 millones de dólares al año según Forbes. Con cinco Super Bowls en su palmarés, ha sido nombrado cuatro veces 'Super Bowl MVP', el jugador más valioso del partido. En 2016 fue incluido por la revista en la lista de los atletas mejor pagados en el puesto 15. Lo curioso es que muchos expertos siempre han señalado que el jugador está infravalorado económicamente.

En nómina desde 1999, la web Celebrity Net Work calcula que habría perdido entre 60 y 100 millones por no aceptar algunas ofertas mareantes que le han llegado a lo largo de su trayectoria profesional. Pero Brady no se fue y sacrificó por su equipo, de manera que destinaban un mayor presupuesto a atraer a otros jugadores. 

Tom Brady y Gisele Bundchen
Tom Brady y Gisele Bundchen, en el terreno más afín de ella. / Cordon Press

A sus ingresos deportivos se suman los publicitarios, por supuesto. Ha sido imagen de numerosas marcas, como Under Armour, UGG o Tag Heuer, pero, sobre todo, se multiplican gracias a su marca TB12, un programa de acondicionamiento físico y nutrición con el que fomenta su estilo de vida saludable y a través del que vende numerosos productos, libros e incluso comida.

Gisele Bündchen, por su parte, lleva trabajando como modelo desde los 13 y a los 17 se convirtió en una de las más cotizadas casi desde el primer momento. Su nombre se asocia al instante con la industria de la moda, donde ha marcado un antes y un después, con más de 1.200 portadas y siendo una de las manquíes más famosas de Victoria's Secret, para quien desfiló durante siete años. 

Hace cuatro años, cuando tenía 34, decidió retirarse de las pasarelas, pero sigue convirtiendo en oro todo lo que toca: desde 2002 hasta 2017, cuando ya llevaba dos años retirada, fue la modelo mejor pagada, según el medio Money. Hoy en día continúa su trabajo como empresaria, donde no le va nada mal: continúa siendo imagen de marcas publicitarias, ha lanzado una línea de sandalias de diseño y es propietaria de del hotel brasileño Palladium Executive. 

Brandy y Bündchen comenzaron su 'negocio conyugal' con su boda en 2009 y desde entonces también han creado un patrimonio conjunto. Junto a sus hijos, viven en una casa de más de 1.300 metros cuadrados en Brookline, Massachusetts, a una media hora del estadio de los Patriots. Además, son vecinos del dueño del club. Según recogió Forbes, la mansión tiene cinco habitaciones, una de ellas la suite principal de la pareja con un vestidor para ambos, y una cocina diseñada especialmente. Los familiares y amigos que les visiten pueden disfrutar también de gimnasio, una biblioteca con un balcón o de una sala de para tomar el sol. 

Gisele Bündchen ya ha felicitado a su marido y este domingo acudirá al Mercedes-Benz Stadium acompañada seguramente de los dos hijos del matrimonio, Benjamin y Vivian, y del hijo mayor del jugador, que tuvo en una relación anterior. Más allá de su carrera deportiva, Brady se considera una persona muy familiar y en sus redes comparte muchas fotos practicando fútbol americano junto a sus hijos. Un matrimonio y una familia más allá del negocio. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios