Viernes, 29.05.2020 - 10:40 h
El estrés preocupa al 45%

Formación, aprender inglés y cambiar de trabajo: propósitos del empleado en 2020

Un informe de Infojobs señala que, entre las prioridades de la población activa para Año Nuevo, destaca encontrar nuevas oportunidades laborales.

Empleado trabajando con un ordenador
Formación, aprender inglés y cambiar de trabajo, propósitos del empleo para 2020. / Pixabay

Dejar de fumar, reducir esos kilitos de más acumulados en las comilonas de Navidad o apuntarse al gimnasio son algunos de los propósitos de Año Nuevo que más se repiten cada Nochevieja. Lo malo es que nueve de cada 10 personas son incapaces de cumplirlos; lo bueno, que los propósitos de Año Nuevo de los empleados son más fáciles de cumplir, incluso aunque requieran de mayor esfuerzo. Tras echar la vista atrás y repasar los últimos 12 meses en el trabajo, puede que te preguntes por qué sigues teniendo niveles tan altos de estrés en la oficina o qué puedes hacer para mejorar tu situación en la empresa. Infojobs recoge estas y otras cuestiones para elaborar su particular ránking de propósitos del empleado para 2020, entre los que destacan la formación, aprender inglés y cambiar de trabajo.

Propósitos de Año Nuevo para los empleados
Propósitos de Año Nuevo para los empleados. / Nerea de Bilbao

Este estudio, elaborado por la plataforma a una muestra representativa de la población ocupada española, refleja que el 42% de los españoles se hace propósitos de año nuevo, siendo las mujeres las más propensas a realizarlos: mientras que ellas los cumplen en el 49,5% de los casos, el porcentaje de los hombres baja hasta un 35%. A su vez, del total de encuestados que afirman hacerse propósitos de año nuevo, el 62% ha manifestado incluir en su listado alguno vinculado con el ámbito laboral.

En concreto, mejorar su formación -principalmente, con algún curso de reciclaje o a través de nuevas herramientas- ocupa la primera posición del ránking con un 48%, seguido de no estresarse (45%) y aprender inglés u otros idiomas (29%). Cabe señalar, a su vez, que el 26% de los encuestados también tiene como propósito para el nuevo año Cambiar de empleo y el 23,5%, organizarse mejor en el trabajo.

"Los datos que revela este estudio de InfoJobs muestran no sólo el interés de la población ocupada española por hacer cambios, sino que reflejan la importancia que tiene el trabajo a la hora de planificar un nuevo año. El hecho de que el primer propósito relacionado con el ámbito laboral sea el de mejorar en formación no es extraño, puesto que en el entorno cambiante en el que vivimos formarse ya no solo es una forma de progresar profesionalmente, sino que, en algunos casos, es vital para sobrevivir en un puesto de trabajo", explica Neus Margalló, responsable de Estudios de InfoJobs.

Hombres y mujeres, distintas prioridades

Al analizar los datos por género, se observan diferencias entre hombres y mujeres. En el caso de ellas, el propósito que más se plantean es el de no estresarse (en concreto, el 51% así lo manifiesta). A este le siguen mejorar la formación (48%), aprender inglés u otros idiomas (30%) y cambiar de trabajo (30%).

En cuanto a los hombres, a diferencia las mujeres, su principal propósito de año nuevo es mejorar su formación (49%). No estresarse se ubica en el segundo puesto, con un porcentaje mucho menor (37%). El propósito de aprender inglés u otro idioma aparece también en la tercera posición con un 29%. Sin embargo, para ellos es más importante Organizarse mejor en el trabajo (26%), que aparece en cuarta posición por delante de cambiar de trabajo, citado por el 21% de los ocupados.

A nivel de edad, se observa cómo algunos propósitos cobran relevancia con el paso del tiempo. El propósito de no estresarse es el ejemplo más claro, que aumenta a medida que nos hacemos mayores. Los jóvenes de entre 16 y 29 años, eligen este propósito en el 35% de los casos, valor que aumenta a 45,5% entre las personas de 45 a 54 años y que encabeza el ránking en los mayores de 54 años, con el 58,5%. A la inversa ocurre con el propósito de mejorar la formación, seleccionado por los jóvenes en un 53,5% de los casos y el menos elegido por los mayores de 54 años (33%).

Este último dato cobra relevancia si se tiene en cuenta que unos empiezan a dar sus primeros pasos en el mundo laboral y tienen ansias de aprender; mientras que los otros están en la recta final de sus carreras profesionales. La misma tendencia observamos con el cambio de trabajo: para el 28% de los jóvenes es importante, mientras que, para los mayores de 54 años, este porcentaje baja hasta el 14%.

Analizados los propósitos por nivel profesional, también se observan diferencias. Mientras que la formación es el propósito principal para empleados (49,5%) y mandos intermedios (47%), no lo es para la dirección general y consejo de dirección (33%). En este último grupo, aparece un nuevo propósito: pedir un aumento de sueldo (37%), que cae al 15,5% en el caso de empleados y mandos medios. No estresarse es el único propósito común en los tres niveles profesionales: empleados (45%), mando intermedio (45%) y dirección/consejo directivo (40%).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING