Viernes, 23.08.2019 - 22:28 h
¿Promocionar es más sencillo que antes?

Si eres millennial, tienes más fácil lograr un ascenso en el trabajo que tus padres

Un estudio señala que en los últimos cinco años el 66% de los empleados de la generación X han recibido uno o ningún ascenso en su carrera.

Mark Zuckerberg, junto a sus padres
Si eres millennial, tienes más fácil lograr un ascenso que tus padres. / Facebook 

A los 18 años, Mark Zuckerberg ya había rechazado a gigantes tecnológicos como Apple al subir gratuitamente a la red Synapse Media Player, su codiciado primer éxito que no quiso vender a ninguna multinacional. A los 20 años creó Facebook. Su historia de éxito meteórico (solo empañada por el juicio por plagio con los gemelos Winklevoss, así como por el reciente caso de Cambridge Analytica y las lagunas de privacidad de los datos de la red social) parece no ser un caso aislado: contrariamente a lo que se pueda pensar, si eres millennial tienes más fácil lograr un ascenso en el trabajo que tus padres, según un reciente estudio.

El caso de Zuckerberg es paradigmático porque evidencia dos cosas: por un lado, que el entorno empresarial actual da pie al nacimiento de numerosas startups en el sector tecnológico capaces de crecer a un ritmo vertiginoso en pocos años, lo que implica la creación constante de puestos de trabajo y, por consiguiente, el rápido ascenso del personal; por otro, que la generación millennial, la primera nativa digital de la historia, tiene más facilidad para integrarse y evolucionar en el mercado laboral actual. Puede que los millennials se quejen de salarios bajos y falta de oportunidades, pero ahora mismo son la generación que más rápido asciende en el trabajo.

Eso es lo que concluye una investigación llevada a cabo por el Center for Analytics and Behavioral Research (CABER) y publicada en 'Harvard Business Review'. El estudio analiza los datos recopilados en 2018 de más de 25.000 jefes en todas las industrias y regiones, junto a The Conference Board y EY, para examinar el avance del liderazgo por generación. "Nos sorprendió ver que, en los últimos cinco años, la mayoría de los líderes de la Generación X (66%) habían recibido solo una promoción o ninguna en absoluto, un dato significativamente peor que el de los millennials (52%) y los 'baby boomers' (58%), quienes tenían más probabilidades de haber recibido dos o más promociones durante el mismo período de tiempo", señala uno de sus autores.

Se trata de un hallazgo completamente inesperado, según el estudio, "ya que los miembros de la generación X, que ahora tienen una edad que va desde los últimos treinta años hasta principios de los cincuenta, deberían estar actualmente en la cúspide de sus carreras y progresar rápidamente", explica. Sin embargo, el estancamiento de este grupo se debe a que muchos 'baby boomers' están decidiendo seguir trabajando mucho más tiempo que las generaciones anteriores, lo que puede estar afectando el avance de la generación X: "Más de la mitad de los 'baby boomers' retrasan su jubilación, muchos de ellos hasta los 70 años o más tarde, debido a la inseguridad financiera y al aumento de los costes de la atención médica. Como resultado, los trabajadores de mayor edad no solo conservan su trabajo por más tiempo, sino que también intentan avanzar hacia puestos más altos".

Al mismo tiempo, los millennials han pasado de estar estancados durante la crisis (pasaron de ser mileuristas como término peyorativo, a serlo como clase media) a ocupar puestos de mayor responsabilidad. "Muchos ahora buscan recuperar el tiempo perdido y ganar más dinero [...]. Además, las empresas se han centrado mucho en cómo fomentar el talento de los millennials, la primera generación de la era digital en la era digital, frente a los cambios en los hábitos y valores laborales", apunta el estudio.

Como resultado de este alargamiento de la carrera laboral de los 'baby boomers' y el progreso tardío de los millennials, la generación X a menudo se queda sin su parte del pastel, una tendencia que parece prolongarse en el tiempo. "Mirando hacia atrás en nuestras encuestas de liderazgo global anteriores, encontramos que la tasa de promoción de la generación X ha sido consistentemente entre un 20% y un 30% más lenta que la de los millennials. Sin embargo, también descubrimos que la generación X está desempeñando un papel vital, pero a menudo poco apreciado como fuerza laboral", destacan los autores de la investigación.

Algo que contrasta con el grado de lealtad de la generación X, ya que solo el 37% manifiesta que está contemplando dejar su puesto actual para avanzar en sus carreras, cinco puntos porcentuales menos que los jefes millennials. Sin embargo, este punto también puede tener una lectura negativa, por dos motivos: por un lado, porque ese exceso de lealtad puede dar la falsa impresión de estancamiento o de no necesitar progresar más de cara a la empresa; por otro, porque en la actualidad uno de los modos más rápidos de conseguir subir tanto en la escala profesional como salarial es cambiar de empresa cada cierto tiempo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios