El Gobierno aprueba una inversión de 2,3 millones para mejorar la empleabilidad de los parados de larga duración

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su última reunión una inversión de 2.300.000 euros para mejorar la empleabilidad de las personas desempleadas de larga duración existentes en la Comunidad, 30.160 computadas a finales de noviembre, de las cuales 1.727 eran jóvenes.

La financiación se destinará a 23 proyectos de 11 entidades locales y 12 de entidades sin ánimo de lucro, que suman 45.000 horas de atención, según ha informado en un comunicado el Ejecutivo regional.

De ellas se beneficiarán alrededor de 4.000 desempleados de larga duración, incluyendo a las beneficiarias de los programas de Renta Activa de Inserción, Prepara, Activación para el Empleo, así como de Renta Social Básica. Igualmente, podrán ser atendidas personas con discapacidad y personas beneficiarias de Garantía Juvenil.

Estos proyectos se enmarcan en el programa de acción conjunto para la atención a parados de larga duración promovido por el Estado en colaboración con las comunidades autónomas y auspiciados por la Comisión Europea.

El Gobierno ha indicado que el colectivo de parados de larga duración en Cantabria a finales de noviembre de menos de 25 años suman 1.727 y los mayores de 25 hacen un total de 28.433. Por oficinas de empleo, el mayor número se localiza en Santander (10.637), seguido de Torrelavega (6.982), Camargo (5.147), Colindres (3.151), Castro Urdiales (1.720), San Vicente de la Barquera (1303) y Reinosa (676).

Las acciones a realizar se concretan en tres apartados, siendo el primero de orientación profesional, que incluirá por vez primera un diagnostico individualizado y la elaboración del perfil de cada persona desempleada, el diseño de itinerarios personalizados y su seguimiento, así como el asesoramiento en la elaboración del currículo, preparación para entrevistas y otras nociones sobre el mercado de trabajo.

El segundo apartado se destina a mejorar la formación transversal, componente cada vez más valorado por las empresas. Así, se realizarán acciones para la mejora de competencias clave como lengua, matemáticas e idiomas, prevención de riesgos laborales o la obtención del carnet de conducir.

El tercer apartado se dedica a la formación específica para ocupaciones concretas y adecuada a las personas desempleadas. De esta última formación también podrán beneficiarse las personas que realicen orientación en las oficinas de empleo del EMCAN.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios