Medio centenar de auxiliares de enfermería se concentran ante el Gobierno y serán recibidas por De la Sierra

Alrededor de medio centenar de auxiliares de enfermería del Gobierno de Cantabria se han concentrado este miércoles durante una hora -de 9.30 a 10.30- frente a la sede del Ejecutivo, para condenar la "extinción" de esta categoría profesional en la región.

Medio centenar de auxiliares de enfermería se concentran ante el Gobierno y serán recibidas por De la Sierra

Durante la protesta, que han acompañado de pancartas para reclamar "justicia", han sido recibidas por la directora del Centro de Estudios de la Administración Pública, Marina Lombó, quien ha tomado nota de sus reivindicaciones y les ha trasladado que el consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, recibirá a representantes del colectivo la próxima semana, en una fecha aún pendiente de confirmación.

Las auxiliares, que ven "favorable" esta atención y el encuentro previsto, han desarrollado su protesta a las puertas de la sede de Peña Herbosa, donde se celebraba una rueda de prensa de la vicepresidenta y consejera de Política Social, Eva Díaz Tezanos, y de la directora general del Instituto Cántabro de Servicios Sociales, Feli Lois.

Preguntadas por la concentración y denuncias del sector, la responsable del ICASS ha contestado a los periodistas que su situación constituye "un tema eminentemente técnico" relacionado con las decisiones que adoptan Función Pública y sindicatos.

En este sentido, desde el Instituto que dirige Lois han trasladado a la Función Pública que les "interesa" cubrir las necesidades -vacantes- que surjan en centros asociados con personal "acreditado", es decir, que el profesional al que se llame tenga la acreditación competencial y títulos requeridos.

PROTESTA

El colectivo, que presta servicios en los centros de atención a la dependencia de Santander y Laredo, comprende a un centenar de trabajadores, de que 75 son fijos y 25 interinos.

Según denuncian, están viendo cómo, de forma progresiva, este sector "queda arrinconado" por diversos factores como el cierre de centros (La Pereda), privatizaciones (Centro de Día de Castro Urdiales) y traspasos al Servicio Cántabro de Salud (Hospital de Liencres, Centro de Salud Bucodental o Centro Parayas) y el hecho de no poder optar "a pasar" al Servicio Cántabro de Salud como personal procedente del centro traspasado.

Además, para cubrir las plazas de auxiliar que pudieran salir en dichos centros, ahora dependientes del SCS, "no se llama a quienes están en las listas de auxiliares del Gobierno de Cantabria, con lo cual la puerta está cerrada para este colectivo", se quejan.

"Tampoco en el Servicio Cantabro de Salud se valora el tiempo trabajado en el Gobierno a estas profesionales", aseguran, precisando que actualmente solo tienen posibilidad de trabajar en los centros de atención de la dependencia de Santander y Laredo.

Pero en estos centros, cuando hay necesidades de contratación, ya no se llama -dicen- a los auxiliares de enfermería de la lista correspondiente sino a los auxiliares educadores, "a instancia de un solo sindicato" e incumpliendo el acuerdo unánime del comité de Empresa sobre la materia, "condenando prácticamente a los auxiliares de enfermería a su desaparición profesional en el seno del Gobierno".

"Para colmo -se quejan- el Gobierno convoca 10 plazas de auxiliar de enfermería en la oferta de empleo público de 2016, en una aparente apuesta por la profesión, cuando resulta que de la lista que va a emanar de ella no se va a llamar a interinos para cubrir vacantes, según el criterio recientemente adoptado".

Además, los trabajadores con plaza en el Gobierno de Cantabria no tienen posibilidad de acceder al SCS en las mismas condiciones que los de otras comunidades autónomas, viéndose "claramente en desventaja" según los baremos que se aplican, han criticado.

Ante este panorama "cada vez más limitante y discriminatorio", los profesionales se han concentrado frente al Gobierno para reclamar a los representantes políticos "dignidad" y una apuesta "real, dando contenido a la profesión".

"Rechazamos los cambios que se imponen a los auxiliares, que quedan relegados a la práctica inexistencia, y nos movilizamos para demandar tanto al Gobierno como al comité de empresa el mantenimiento de las condiciones de contratación previas, haciéndose valer el acuerdo que el comité de empresa acordó por unanimidad".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios