El Gobierno local intentará evitar la huelga del transporte urbano, pero recuerda que es un conflicto laboral

El portavoz del Gobierno municipal de Zaragoza en Común (ZEC), Fernando Rivarés, ha afirmado que intentará evitar la huelga de autobús urbano y de tranvía para este octubre. No obstante, ha recordado que sus reivindicaciones son laborales.

El Gobierno local intentará evitar la huelga del transporte urbano, pero recuerda que es un conflicto laboral

Ha asegurado que, desde el Gobierno, están dispuestos a realizar "cualquier mediación" para evitar las movilizaciones lleguen a término o para que la gente no note "mucho" los efectos de los paros. Aunque ha recordado que la huelga es "un derecho constitucional".

Rivarés ha matizado que el Gobierno puede mediar pero son empresas privadas, tanto el Grupo Avanza, que gestiona el transporte urbano de autobús, como la SEM del Tranvía, en la que el Ayuntamiento participa en un 20 por ciento.

Aunque ambas empresas gestionan servicios públicos y las reivindicaciones de la plantilla negocian de modo habitual, "el ayuntamiento no puede hacer el trabajo de la empresa privada que gestiona el servicio público y a nuestro pesar", ha precisado.

El comité de empresa de empresa de Avanza Zaragoza Autobuses Urbanos, a propuesta del sindicato CUT, ha aprobado realizar movilizaciones los días 7, 14, 15, 21, 22, 28 y 29 de octubre con paros parciales en horario de 9.00 a 11.00 horas y de 19.0 a 21.00 horas.

Estos paros tienen que ser refrendados por la plantilla el próximo 4 de octubre, en una votación que comenzará a las 4.30 horas y concluirá a las 24.00 horas en cocheras de Avanza Zaragoza.

Ahora en portada

Comentarios