Jueves, 22.08.2019 - 07:34 h

El mosquito tigre sigue su expansión por España

  • Apareció hace diez años por primera vez en Sant Cugat del Vallès (Barcelona)
  • El mosquito ha colonizado prácticamente toda la costa catalana, dado que las condiciones climáticas le son más propicias, y sigue con su progresión paulatina hacia el interior.
La AEMA alerta del peligro de las "especies invasoras" en Europa

El mosquito tigre --'Aedes albopictus'-- cumple este año una década desde que se detectó por primera vez en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) en 2004, y desde entonces no ha parado de extenderse hasta ocupar 312 municipios de Catalunya, un tercio del total. En los últimos años, se observa también con preocupación su implantación en zonas del litoral mediterráneo, como algunos puntos de Valencia e Islas Baleares.

El mosquito ha colonizado prácticamente toda la costa catalana, dado que las condiciones climáticas le son más propicias, y sigue con su progresión paulatina hacia el interior, sin que esté claro hasta qué punto logrará establecerse y reproducirse con éxito.

La cifra de nuevos municipios creció exponencialmente hasta 2011, cuando en un solo año pasó a ocupar 70 nuevas localidades, aunque desde entonces se ha producido un cambio de tendencia y se ha reducido la intensidad --46 nuevos municipios en 2012 y 22 en 2013--.

El experto del servicio de control de mosquitos del Baix Llobregat y especialista en el tigre, Roger Eritja, considera que es "muy difícil hacer modelos predictivos" sobre qué sucederá en el futuro, aunque una década después de su descubrimiento es evidente que llegó para quedarse.

Eritja apunta que la razón de que la expansión hacia el interior sea más lenta puede ser debida a que existen menos vías de comunicación y líneas ferroviarias, el método de difusión más utilizado por el animal, combinado con unas temperaturas más frías que le obligan a tener menos descendientes al año.

El mosquito tigre "se está expandiendo en todo el Planeta, no se ha frenado en ningún sitio", ya que se trata de una especie muy adaptable que, allá donde ha sido detectada, jamás se la logrado erradicar, ha incidido el investigador.Piden la colaboración ciudadana

Eritja ha subrayado la importancia de la colaboración ciudadana para reducir las molestias, ya que hasta el 60% de los puntos de cría se encuentra en propiedades privadas sobre las que la Administración no puede actuar, además de destacar la importancia de que se mantengan las ayudas públicas para cumplir con sus programas anuales.

El servicio del Baix Llobregat ha criticado recientemente que la Generalitat ha suprimido la partida de 300.000 euros anuales que destinaba a su trabajo, lo que compromete continuar con los 132.000 tratamientos en alcantarillado público de la comarca que realizaban cada año.

Eritja ha criticado que la denegación definitiva de la subvención ha llegado a finales de marzo, con los primeros tratamientos ya en marcha, y que consisten en fumigar con un producto biológico puntos de cría del mosquito para eliminar las larvas.

El especialista ha recordado que la eclosión de los huevos resistentes al invierno puestos en 2013 se producirá en los próximos días, cuando coincida el aumento de las temperaturas y de las horas de sol con inundaciones de los lugares donde están depositados.

El mosquito tigre ha logrado adaptarse a una amplia gama de hábitats y, pese a que el mismo invierno supone un cuello de botella para su supervivencia, su capacidad de poner huevos en multitud de recipientes, ya sea aluminio o plástico, y que éstos precisen poca agua, hace imposible su erradicación: "No lo podemos frenar ni expulsar. El mensaje positivo es que lo podemos limitar mucho", ha concluido Eritja.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios