Jueves, 05.12.2019 - 21:20 h

Cerca de 300 desalojados por el desbordamiento del río Ésera en Benasque

Cerca de 300 personas han sido desalojadas en Benasque (Huesca) por el desbordamiento del río Ésera y se encuentran en el polideportivo, donde pasarán la noche, mientras la población continúa incomunicada por carretera y dispone de un único transformador eléctrico en funcionamiento que abastece a parte del pueblo.

Zaragoza, 18 jun.- Cerca de 300 personas han sido desalojadas en Benasque (Huesca) por el desbordamiento del río Ésera y se encuentran en el polideportivo, donde pasarán la noche, mientras la población continúa incomunicada por carretera y dispone de un único transformador eléctrico en funcionamiento que abastece a parte del pueblo.

Según ha informado a Efe el teniente de alcalde de Benasque, Javier Abadía, el río se ha llevado la parte trasera de un edificio de tres plantas junto al cauce, una caseta de cazadores y parte de un parque infantil en la plaza Mayor, si bien ha indicado que son todo daños materiales.

Los vecinos desalojados se mantienen a la espera de que pueda llegar mañana la Unidad Militar de Emergencia (UME) que se encuentra ya desplazada en la cercana población de Castejón de Sos, donde está ubicado el puesto de mando del operativo, según han informado a Efe desde esta entidad.

Los medios desplazados son más de setenta personas, entre las que se encuentra un equipo de buceadores, dieciséis vehículos ligeros, doce vehículos pesados, dos embarcaciones y un helicóptero.

El Gobierno de Aragón mantiene activada la alerta y el Plan de Emergencias en la zona, donde trabajan Bomberos, Guardia Civil y voluntarios de Protección Civil.

Además de Benasque, en Castejón de Sos ha sido desalojado un cámping, cuyos ocupantes han sido trasladados al Centro Cultural del municipio, y se ha desalojado el colegio y la gasolinera por su proximidad al río.

También se ha evacuado el refugio de Pineta y varias casas próximas a la ribera del río Ésera en Eriste y una decena de personas que se encontraban realizando acampada libre entre Benasque y Llanos del Hospital están aisladas a la espera de que baje el nivel de las aguas, pero en condiciones de seguridad, según el Ejecutivo autonómico.

Las predicciones meteorológicas prevén una mejoría sensible ya que durante la tarde las lluvias han remitido en buena parte de la comarca de la Ribagorza y los caudales del Ésera también han comenzado a remitir, según el Gobierno de Aragón.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING