Más de 500 millones en minusvalías

BBVA se olvida de su 5% de Telefónica y lo sitúa como mero 'colchón de liquidez'

El banco invisibiliza cualquier mención a la operadora en todos sus informes financieros mientras crecen sus minusvalías no realizadas.

BBVA estima impacto de 100 millones en 2012 y de 250 millones en 2013 por supresión de dividendo de Telefónica
BBVA es el segundo mayor accionista de Telefónica.

Telefónica es uno de los pilares de capital de BBVA, pero hace tiempo que dejó de ser una participación estratégica para convertirse en un mero colchón y, como está catalogada técnicamente, un activo “disponible para la venta”. Por segundo año consecutivo, el banco que preside Carlos Torre ha 'olvidado' en sus informes anuales o de resultados que todavía tiene un 5,13% del capital de la operadora valorado en 1.670 millones de euros al precio actual,  Un olvido lógico dado el desempeño en bolsa en su participada, pero inquietante debido a la posición de 'disponible para la venta' de sus acciones en la dueña de Movistar y O2.

Casi hace un falta un detective para encontrar el rastro del mayor activo de BBVA fuera de su negocio bancario. Pero la entidad española finalmente lo incluyó el pasado jueves en una presentación destinada a inversores de renta fija con motivo de la inesperada emisión en francos suizos en Six Group, la Bolsa que está a punto de hacerse con la española BME. El banco español mantiene todavía fuertes lazos con el mercado helvético como único miembro español de pleno derecho de su bolsa y su condición de ex accionista, como avanzó La Información.

BBVA debutó en el mercado suizo la semana pasada con una emisión de deuda con vencimiento en 2026 por unos 150 millones de francos suizos (140 millones de euros). La entidad acompañó la operación con una presentación a inversores en la que destaca la fortaleza de balance, su mejor posición frente a la competencia y su sólida posición de capital. Justo ahí, en la cartera ALCO (comité de activos y pasivos), debajo de la posición de 50.800 millones de euros en bonos europeos, estadounidenses, turcos y mexicanos aparece en un rincón, como un bono más, las acciones de Telefónica.

¿Qué futuro tienen BBVA y Telefónica?

Lo cierto es que tras la retirada de Francisco González y el estallido del ‘caso Villarejo’ -un escándalo reputacional equivalente a los fondos opacos en Jersey- ha enmudecido la voz de BBVA en la operadora, al tiempo que ha cortado las alas a los negocios conjuntos de ambos grupos. BBVA eligió a Telefónica como proveedor preferente de telecomunicaciones, mientras que la operadora mantiene la banco junto a Caixabank como accionista de su negocio de factoring, que cuenta con 2.000 clientes y financia 7.100 millones cada año.

Telefónica Factoring es una compañía creada en 1998 por Telefónica, CaixaBank y BBVA, para ofrecer servicios financieros de capital circulante y gestión de cobros exclusivamente a suministradores de empresas del Grupo Telefónica, según explica la empresa en su página web. BBVA tiene un 30% de esta empresa, valorado en 4 millones de euros, pero que le dejó 7 millones de beneficio neto el pasado año.

Nada ha cambiado en la presencia de BBVA en Telefónica, ¿en tres lustros?. Su 5,13% es su participación oficial, aunque este porcentaje crece por la presencia de clientes del banco en la operadora. La última declaración a la CNMV data de 2006 con un 6,96% y desde entonces, ni la CNMV de Manuel Conthe -protagonista del caso Sacyr y los papeles de FG-, Julio Segura, Elvira Rodríguez o el actual Sebastián Albella parecen haber tenido tiempo de pedir al banco que vuelva a declarar cuántas acciones tiene en Telefónica  con exactitud después de 14 años. 

Minusvalía de 500 millones

Como explicaban desde BBVA a ‘La Información’ en septiembre, la participación es estable desde hace años en torno al 5%. “Lo que excede ese nivel siempre es por cuenta de terceros. La valoración de la participación se revisa trimestre a trimestre y la variación, positiva o negativa, tiene un efecto muy poco relevante en patrimonio ya que no pasa por la cuenta de resultados”, apuntaron fuentes de la entidad en plena zozobra de la cotización el pasado verano. Telefónica, como entonces, cotiza con fuertes minusvalías para BBVA.

En 2017 cargó 1.123 millones de euros en minusvalías contra los resultados del banco (aplicación de la norma NIIC 39) por Telefónica. Al cierre de ese ejercicio su 5,13% valía 2.164 millones. En 2018 hizo un apunte de otros 200 millones contra su patrimonio (NIIC 9) por el cambio de normativa contable que no obliga a llevarlo a resultados. Su valor razonable se redujo a 1.954 millones a cierre del ejercicio. 

En 2019, la única mención a la situación de la operadora se encuentran la partida de ‘minusvalías no realizadas’ en acciones españolas y la partida se ha disparado hasta los 505 millones de euros. BBVA declara como valor razonable de sus acciones españolas 1.657 millones donde también debe incluir su 14,8% en Tubos Reunidos o el 20% que tiene en Metrovacesa. Solo Telefónica vale hoy 1.670 millones, 500 millones menos que el último borrón registrado en 2017.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING