Un 3,87%

La Bolsa de Seúl se hunde por el temor a que el coronavirus se torne en pandemia

Las autoridades sanitarias surcoreanas han elevado además al nivel más alto la alerta de enfermedades infecciosas al confirmarse 161 casos más

coronavirus corea del sur
Seúl se hunde un 3,5% por la expansión del coronavirus y el temor a la pandemia

El temor a que el coronavirus se convierta en una pandemia a nivel global esta azotando con fuerza a los mercados asiáticos esta mañana. Sobre todo a la Bolsa de Seúl. Su principal índice, el Kospi, se hunde esta mañana un 3,87% después de que se hayan confirmado siete fallecidos ya por la enfermedad, de que se hayan reportado 161 nuevos casos de neumonía de Wuhan y de que el país haya elevado el número total de infectados a 763.

Las autoridades sanitarias surcoreanas han situado además al nivel más alto la alerta de enfermedades infecciosas. Y esto cuando en Italia se han confirmado además tres fallecimientos por la enfermedad (en el caso de nuestro vecino hay además hay una decena de pueblos en cuarentena) y cuando se multiplican los casos en Irán. Los futuros avanzan también a esta hora pérdidas importantes tanto en la sesión europea como en la asiática.

Al retroceso del Kospi se suman las caídas del resto de grandes índices asiáticos, donde el miedo a los efectos del Covid-19 sobre la economía está lastrando esta mañana al resto de grandes índices asiáticos. Sidney (Australia) retrocede un 2,25% y más del 1,5% se deja Hong Kong. Mientras, Shanghái recorta tres décimas. La Bolsa de Taiwán pierde un 1,3%. Hoy el Nikkei permanece cerrado en Tokio por la celebración del cumpleaños del Emperador. Entre las compañías más afectadas se encuentran las tecnológicas. El fabricante de móviles surcoreano Samsung Electronics se desploma un 3,7% y sufren también los fabricantes de chips. 

Los inversores veden renta variable y apuestan por activos más seguros, como el dólar o el yen japonés. En el caso de la moneda estadounidense esta apuesta lleva a cotizar al euro a 1,0821 unidades, en zona de mínimos desde 2017 frente al billete verde. Se aprecia también el oro, otro de los activos refugio por excelencia. Lo hace más del 1% hasta los 1.665 dólares por onza esta mañana. 

Al mismo tiempo, la propagación del virus fuera de China hace temer por un impacto aún mayor en la demanda de petróleo a nivel mundial y este temor castiga la cotización del crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, se precipita más del 2% hasta los 56,62 dólares; mientras que el de crudo ligero West Texas lo hace hasta los 52,22 dólares. En ambos casos hablamos de un nivel de precios similar al de finales de 2018, cuando arreciaba el temor a una recesión a nivel mundial a causa de la guerra comercial y la desaceleración de las principales economías del mundo. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING