Miércoles, 26.09.2018 - 07:41 h
Cotiza en mínimos de julio de 2016

Daimler se hunde en bolsa: ganará menos dinero con la guerra comercial de Trump

"Mercedes Benz debe anticipar ventas más bajas de vehículos utilitarios deportivos así como costes más elevados, que no podrán repercutirse a clientes

El presidente del grupo automovilístico alemán Daimler, Dieter Zetsche
El presidente del grupo automovilístico alemán Daimler, Dieter Zetsche

Daimler, el fabricante de la industria del motor que cuenta con marcas como Mercedes-Benz, Maybach o Smart, ha lanzado un 'profit warning' o recorte de previsiones como consecuencia de la guerra comercial que está librando Donald Trump contra la Unión Europea y China, lo que está dañando a diversos sectores. 

La empresa alemana ha rebajado sus previsiones de beneficio de explotación (ebit) como consecuencia de la imposición de aranceles chinos a las importaciones de vehículos fabricantes en territorio estadounidense. En un comunicado, la compañía ha señalado que "Mercedes Benz debe anticipar ventas más bajas de vehículos utilitarios deportivos (SUV) así como costes más elevados, que no podrán repercutirse a los clientes". Además, por si esto fuese poco, también le penalizarán las nuevas normas medioambientales por el escándalo del 'dieselgate'. 

Daimler, que esperaba mejorar sus ventas durante este año, ha señalado que, tras la guerra comercial, prevé un beneficio antes de impuestos e intereses (ebit) levemente inferior al de 2017 puesto que la bajada de ventas en China no podrá ser compensada por una mejora significativa en otros mercados. 

La noticia ha sido un jarro de agua fría para los accionistas de Daimler, que se han lanzado a vender sus acciones. El fabricante de vehículos se ha desplomado un 4,29% y su precio se sitúa en los 57,85 euros por título, lo que supone su nivel más bajo desde julio de 2016. Estas caídas también se trasladas, aunque en menor magnitud, a sus compañeras de sector: BMW cae menos de un 3% mientras que Volkswagen lo hace un 2,7%. 

La guerra comercial se ha agudizado en las últimas semanas. Estados Unidos fijaba nuevos aranceles a las importaciones chinas por valor de 50.000 millones de dólares, lo que provocaba que el país asiático reaccionara con aranceles a diversos productos, entre ellos los coches, por 50.000 millones de dólares

A la guerra comercial, se le suma los problemas relacionados con el 'dieselgate'. El gobierno de Alemania le ha ordenado retirar de inmediato 238.000 vehículos equipados con software que permite desactivar los controles de emisiones bajo ciertas condiciones. El ministro Andreas Scheuer emitía un comunicado después de reunirse con el director general de Daimler, Dieter Zetsche, en el que señalaba que la alemana estaba dispuesta a trabajar y cooperar con transparencia con el Gobierno y a máxima velocidad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios