Al finalizar el emisor las compras de deuda 

España 1 -Italia 0: aguantaremos mejor sin estímulos del BCE, según Moody's 

Moody's amenaza con rebajar el rating de Reino Unido si hay un 'Brexit duro'
Moody's amenaza con rebajar el rating de Reino Unido si hay un 'Brexit duro'

Moody's lo tiene claro: España y Portugal aguantarán mejor la presión que Italia ante el reto que supone el fin del programa de compra de deuda netas por parte del Banco Central Europeo (BCE). El emisor puso fin este mismo miércoles a esta medida de estímulo después de casi cuatro años de respaldo a los países del euro y lo hizo solo unos días antes de que la Reserva Federal anunciase ayer que suavizará su política monetaria el año que viene, si bien no se ha planteado aplicar una pausa en el ritmo de reducción del balance, que actualmente se sitúa en 600.000 millones de dólares.

La calificadora de riesgos destaca en el caso de nuestro país la mayor calidad crediticia de la deuda, así como la "robusta demanda de inversores no residentes". Las dos sitúan a España  en una posición comparativamente mejor para abordar la realidad económica tras el final de las compras netas del BCE, mientras que respecto del país luso pone en valor la diversificación de sus fuentes de financiación.

"Creemos que España y Portugal están bien situados para seguir gestionando la transición hacia un entorno sin QE", ha declarado Petter Bryman, analista de Moody's, quien considera que Italia "se enfrentará a retos más significativos".

No obstante, el experto subraya que las potenciales dificultades a las que tendrá que hacer frente el país transalpino tienen más relación con cuestiones económicas y políticas a nivel doméstico que con la retirada del apoyo del BCE.

En este sentido, Moody's advierte de que, pese a que los riesgos de una crisis de liquidez para Italia son bajos, las fuertes ventas por parte de inversores extranjeros durante el pasado mes de mayo indican que la transición será más complicada para el país transalpino, a pesar de la reciente relajación de las tensiones entre Roma y Bruselas. El acuerdo sellado entre las partes sobre el presupuesto italiano ha permitido al país eludir una posible sanción de las autoridades comunitarias. 

"En los últimos años, Italia, España y Portugal han ampliado con éxito los plazos de vencimiento de su deuda", añade la agencia, destacando que los tipos de interés de la deuda soberana no se incrementaron significativamente durante el proceso de reducción del volumen de compras mensuales por parte del BCE, lo que sugiere que es improbable que el final de las compras provoque un encarecimiento inmediato de los costes de financiación de estos tres países.

Sin embargo, la calificadora de riesgos apunta la necesidad de que España, Italia y Portugal continúen diversificando sus fuentes de financiación para hacer frente a sus "todavía elevadas" necesidades de préstamo, que en el caso de España alcanzarán el 17% del PIB entre 2019 y 2020, mientras que para Italia representarán el 18% y para Portugal entre 13% y el 14%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios