El bono baja del 3%

Grecia, cerca de financiarse más barato que la Italia populista de Salvini y Di Maio

La deuda emitida por el Gobierno de Tsipras sigue cotizando al alza y el bono a diez años marca mínimos por debajo del 2,98%

Yanis Varoufakis, ministro de finanzas griego, y Alexis Tsipras, primer ministro heleno
Yanis Varoufakis y Alexis Tsipras,  en 2015 antes del desastre. / Archivo

La Grecia de Tsipras ya genera más confianza a los inversores que la de Salvino y Di Maio, los dos protagonistas del gobierno populista que han colocado a Italia al borde una crisis financiera. Por primera vez, los inversores están dispuestos a financiar al estado griego sin apenas prima de riesgo respecto al italiano. Grecia está a punto de cumplir cuatro desde que cayó en un corralito bancario por las políticas promulgadas por Varoufakis, el entonces gurú económico del partido de ultraizquierda Syriza que terminó con el rescate en 2015.

El rendimiento del bono griego a diez años alcanzó este viernes un nuevo histórico mínimo al situarse a media jornada por primera vez por debajo del 3%, en el 2,98%, siete puntos básicos por debajo de la sesión anterior. El bono a cinco años descendió al 1,81 %, lo que también constituye un mínimo histórico. La prima de riesgo respecto al "bund" alemán se situó en 319 puntos, cuatro puntos por debajo de la sesión anterior y uno de los más bajos desde la firma del primer rescate en 2010. La rentabilidad del bono italiano a 10 años cotizaba en el 2,72% y su prima de riesgo superaba los 290 puntos en plena inestabilidad del Gobierno populista que encabezan Salvini y Di Maio.

Los bonos griegos, comenzaron una carrera a la baja desde la clara victoria de la oposición conservadora sobre el gubernamental Syriza, el pasado domingo, y la decisión del primer ministro, Alexis Tsipras, de proclamar elecciones anticipadas para el 7 de julio. Las elecciones generales estaban previstas para octubre y la decisión de Tsipras de anticiparlas apacigua la preocupación de los inversores de que un Gobierno debilitado podría llevar a un periodo de inestabilidad política.

Además, los analistas creen que el bono y las acciones en la Bolsa se ven impulsados por la perspectiva de una victoria electoral de Nueva Democracia, de cuyo líder, Kuyriakos Mitsotakis, esperan una política más favorable para las empresas y las inversiones. Desde el comienzo del año el rendimiento de los bonos griegos se redujo sensiblemente, apoyado por dos emisiones de bonos a prueba exitosas, la primera, a cinco años, el 29 de enero y la segunda, a diez años, el 5 del marzo.

Ahora en Portada 

Comentarios