El Parlamento británico vota

No a retrasar el Brexit: la libra cae desde sus máximos en nueve meses con el euro

Los inversores castigan a la moneda británica después del rechazo a varias enmiendas que pedían el retraso en la fecha de salida de la UE (29 de marzo

Reino Unido se juega su futuro con el Brexit.
Reino Unido se juega su futuro con el Brexit. / Efe

La libra esterlina se deprecia este martes en los mercados después de su movimiento al alza en las últimas semanas ante las dificultades que está sufriendo el Gobierno de May para sacar adelante un acuerdo para el Brexit en su propio país. El Parlamento británico ha votado varias enmiendas al plan presentado por Theresa May entre las que se encuentra la posibilidad de solicitar un retraso en la aplicación del artículo 50 para salida de Reino Unido de la UE. El Parlamento ha rechazado todas las enmiendas, algunas por la mínima.

Con el propósito de que esto no suceda, la dirigente británica May ha apoyado una enmienda que propone eliminar la polémica salvaguarda irlandesa y sustituirla por un "arreglo alternativo". May aseguró que hay que enviar "el mensaje más claro posible" a la UE sobre lo que quiere el Parlamento británico, después de que los diputados rechazasen el día 15 el pacto con Bruselas, debido, sobre todo, a la cláusula irlandesa.

En los mercados, antes de las votaciones, la libra esterlina marcaba máximos desde octubre de 2017 frente al dólar, en torno a los 1,32 dólares, mientras que su cotización frente al euro se movía en torno a los 1,15 euros. Sin embargo, tras la victoria de los partidarios de aplicar el Brexit el próximo 29 de marzo, aún sin acuerdo, los inversores dan por hecho que no hay marcha atrás y castigan a la libra esterlina. La divisa británica retrocede un 0,6% desde sus máximos de nueve meses ante euro y se cambia a 1,144 unidades.

La enmienda del líder laborista, Jeremy Corbyn, que planteaba la posibilidad de retirar un posible Brexit sin acuerdo ha sido rechazada por 327 votos en contra y 296 a favor. La enmienda de la ex fiscal general Dominic Grieve (que proponía dar seis días al Parlamento para decidir y pedir la prórroga al Brexit) también. También ha recibido el no de la Cámara la enmienda Cooper que planteaba que el Parlamento tomase el control del proceso frente al Gobierno de May. Los parlamentarios sí han aprobado la enmienda Spellman que apoya la tesis del Gobierno de May y que se reafirma en que no habrá retraso ni tampoco Brexit sin acuerdo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios