Mantiene sus perspectivas

Tesla abrirá fábrica en Europa y Musk promete un coche submarino a lo 'Bond'

El fabricante estadounidense de coches eléctricos, que se hunde un 35% en lo que va de año en bolsa, prevé elevar su flota entre un 60 y un 80% 

Elon Musk, el visionario presidente de Space X y Tesla
Elon Musk, el visionario presidente de Space X y Tesla / FLICKR - Archivo

Tesla ha celebrado su junta de accionistas en Mountain View, California, y su CEO, el controvertido Elon Musk, se ha encargado de que no haya sido una cita sin más. El fabricante de coches eléctricos estadounidense tiene previsto abrir una planta de automóviles y baterías en Europa (de la que concretarán su ubicación a finales de año), prevé cumplir sus perspectivas este año y elevar su flota entre un 60 y un 80%, y, lo que es más sorprendente aún, se plantea sacar al mercado un modelo de coche submarino como el de 'La espía que me amó', la película de 1977 de la saga James Bond. 

Sobre las proyecciones para este año, Musk ha dejado claro que la "rentabilidad es siempre un desafío" para una empresa de crecimiento rápido, por lo que un incremento de la flota como el proyectado para este ejercicio hace difícil "ser rentable". El encuentro con los accionistas se produce en un momento delicado para la compañía, que se hunde un 34,7% en Wall Street en lo que va de año hasta los 217,10 dólares por título (191,48 euros). 

A la presentación de Musk se sumó el cofundador de Tesla, JB Straubel, que no suele hacer apariciones en público para agradecer el esfuerzo de los empleados de Tesla en su planta de baterías de EEUU, que opera conjuntamente con Panasonic, su principal proveedor de baterías en la actualidad. Los dos directivos dejaron claro que la compañía está lista para producir y entregar entre 90.000 y 100.000 automóviles a los clientes al final de este trimestre y que estará en disposición de presentar su modelo de camioneta a finales de verano y la producción de su semi camión eléctrico, de mayores dimensiones, a finales de 2020.

Tesla ha iniciado un proceso de reducción de costes que le ha llevado a despedir a más de 3.000 trabajadores (el 7% de su plantilla) y está expandiendo sus operaciones a nivel internacional, con una nueva planta de baterías y ensamblaje de automóviles, conocida como Gigafactory 3, que ya se ha puesto en marcha en Shanghai.

Los directivos de Tesla aprovecharon la ocasión para presentar los prototipos de su próximo Roadster, del Semi y del Model Y. Más sorprendente aún y a la pregunta de un accionista, Elon Musk aseguró que la compañía está en disposición de fabricar un modelo de coche submarino que emule al Lotus Esprit S1 que el agente 007 condujo en 'La espía que me amó', cinta de 1977 de la famosa saga de James Bond. Su producción sería limitada.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios