Viernes, 21.06.2019 - 01:59 h
Toma nota

Cinco coches con sistema microhíbrido: ¿Cuáles pueden tener la etiqueta 'ECO'?

La hibridación ligera gana popularidad como fórmula para conseguir este distintivo. 

Microhíbridos
 

El distintivo medioambiental 'ECO' de la DGT se atribuye, entre otras categorías, a los vehículos híbridos no enchufables. Pero este grupo no se limita a los híbridos convencionales, en los que el motor eléctrico es capaz de mover el coche. También a aquellas versiones de ciertos modelos con hibridación ligera o microhibridación, más avanzada que los smart mild hybrid drive con parada y arranque automáticos o la regeneración de energía del sistema i-Eloop de Mazda.

Los nuevos microhíbridos cuentan con una máquina eléctrica auxiliar que, además de funcionar como motor de arranque, apoya al motor de combustión aportando una pequeña potencia adicional y actúa como alternador. Existen, no obstante, ciertas excepciones que no pueden optar a dicha etiqueta y a las que se les concede la categoría C. Este 2019 se ampliará la oferta de híbridos ligeros con el nuevo Volkswagen Golf.

Audi Q8
Audi Q8

El SUV más reciente de Audi forma parte de la lista de los que sí entran en la categoría 'ECO'. La única versión a la venta, por ahora, es la diésel de 286 CV con cambio automático y tracción total. Esta variante lleva un equipo eléctrico de 48 voltios alimentado por una batería de iones de litio colocada bajo el maletero. Con él, puede realizar la función start-stop en marcha, a velocidades no superiores a 22 Km/h.

Además, le permite circular a vela, es decir, sin que intervenga el motor térmico durante cuarenta segundos a entre 55 y 160 Km/h. El Q8 mide cinco metros de longitud -es diez centímetros más corto que el Q7-, tiene un maletero de 605 litros de volumen y consume 6,6 litros a los cien kilómetros en ciclo mixto. Está a la venta desde 84.800 euros, de serie con faros con LED para todas las funciones, navegador con pantalla táctil y conexión ampliada para móviles inteligentes Android y iPhone.

Hyundai Tucson
Hyundai Tucson

De la actualización del Tucson, lanzada en septiembre de 2018, destaca la nueva versión diésel más potente, de 185 CV. Tiene una red eléctrica de 48 voltios, cuya energía recibe de una batería situada donde iría la rueda de repuesto. A pesar de que Hyundai la denomina híbrido ligero -mild hybrid en inglés- como Audi llama a la del Q8, la DGT no considera 'ECO' a este Tucson. Se debe a las distintas misiones de este sistema auxiliar.

En el Hyundai, asume los papeles de motor de arranque, alternador y aliado del propulsor diésel, tanto para proporcionar 16 caballos extra en aceleraciones como para reducir su gasto de combustible -hasta un 7 % según la marca-. Pero esta variante no es capaz de prescindir del motor térmico para avanzar. El Tucson microhíbrido se vende solo con cambio automático y tracción total por 34.765 euros, descuento incluido.

KIA Sportage
KIA Sportage

El rival de KIA comparte idéntico conjunto propulsor con el Tucson. Le sucede lo mismo que al Hyundai: se cataloga como vehículo de distintivo C y no 'ECO'. La diferencia del Sportage con respecto al Tucson es que el KIA se comercializa con dos cajas de cambio. La alternativa de la transmisión manual consume menos -5,3 l/100 Km frente a los 5,7 con automática, igual que en el Hyundai- y resulta más económica.

KIA anuncia el Sportage Mild Hybrid manual a partir de 36.286 euros aplicando la campaña promocional. Esta versión se asocia exclusivamente al acabado más alto del Sportage, el GT Line Xtreme. Su equipamiento de serie es muy abundante. Comprende techo solar panorámico, freno de estacionamiento eléctrico, acceso sin llave, faros de LED, navegador, sonido JBL y llantas de aleación de 19 pulgadas.

Mercedes-Benz Clase C
Mercedes-Benz Clase C

El fabricante de Stuttgart brinda una de las selecciones de híbridos ligeros más amplias del mercado. Su sistema EQ Boost se encuentra en variantes de modelos tan dispares como la Clase E o la berlina deportiva AMG GT. La opción más asequible es la Clase C, renovada en 2018. El C 200 de 44.500 euros tiene un motor de gasolina de 184 CV y otro pequeño eléctrico que lo ayuda con otros 14 CV al acelerar.

Gracias a que el EQ Boost le permite avanzar con el propulsor térmico apagado -no así desplazar el vehículo-, la DGT clasifica a esta versión como turismo 'ECO'. El EQ Boost sustituye al alternador y al motor de arranque habituales. La caja de cambios del C 200 es una automática de nueve velocidades. Con estas características, Mercedes-Benz declara un consumo medio de seis litros cada cien kilómetros.

Suzuki Baleno
Suzuki Baleno

La tecnología Smart Hybrid Vehicle by Suzuki -SHVS, por sus siglas en inglés- de hibridación ligera también concede la etiqueta 'ECO' a los modelos que la llevan. Consta de una máquina eléctrica que sirve como arrancador y alternador y proporciona más empuje en las aceleraciones. La marca japonesa la comercializa en los Swift, Baleno e Ignis. El menos costoso es el segundo, un utilitario de cuatro metros que llegó en 2016.

En el Baleno y en el Ignis, la SHVS solo se puede adquirir con el motor de gasolina de 90 CV. El Swift también cuenta con ella en su versión de 111 CV. El Baleno SHVS cuesta 15.255 euros -sumando la promoción vigente- y se vende con el grado de equipamiento más completo, llamado GLX. Viene de serie con climatizador, navegador, cámara trasera o conexión para smartphones, entre otros elementos.

Ahora en Portada 

Comentarios