Jueves, 21.03.2019 - 05:21 h
Novedades

Nuevo Volkswagen T-Cross: el SUV más urbano de la gama por menos de 20.000€

Ensamblado en España, se convierte en rival directo de los KIA Stonic o SEAT Arona. La gama inicial tiene versiones de gasolina de 95 o 115 CV.

Wt
 

El fabricante alemán ya acepta pedidos de su nuevo T-Cross desde esta semana. El modelo se produce junto con el Polo en sus instalaciones navarras de Landaben para el mercado europeo. Se coloca por debajo del T-Roc en la gama y comparte plataforma tanto con su utilitario como con el SEAT Arona. Volkswagen lo anuncia en España a partir de 17.600 euros incluyendo el descuento y la campaña de financiación con la marca. Las entregas empezarán en abril del año que viene.

Su carrocería mide 4,11 metros de longitud, 1,78 de anchura y 1,56 de altura. Es casi tres centímetros más corto que el Arona y prácticamente igual de ancho y de alto. También tiene espacio para cinco ocupantes, pero se diferencia del SEAT por su maletero. En el Volkswagen, su capacidad máxima con la fila trasera de asientos en uso es de 455 litros, 55 más que en el Arona. Si se abaten las plazas posteriores, esa cifra aumenta hasta 1.281 litros, dato que sí coincide con el del SUV español.

Inicialmente, solo gasolina

La oferta de motores arranca con dos posibilidades, ambas de gasolina y con tracción delantera -no habrá tracción a las cuatro ruedas-. Son dos versiones de un bloque de un litro de cilindrada y tres cilindros. La más económica genera 95 caballos. Solamente está disponible con una transmisión manual de cinco velocidades. La segunda produce 116 caballos y se puede encargar tanto con la misma caja de cambios manual como otra automática DSG de siete relaciones.

Con la primera variante, el T-Cross acelera de 0 a 100 Km/h en 11,5 segundos y alcanza los 180 Km/h. La segunda de 115 CV permite al SUV rebajar el primer dato a 10,2 segundos y ser 13 Km/h más veloz. El consumo que se registra en ciclo mixto no varía de 4,9 litros cada cien kilómetros independientemente de la opción escogida. Las alternativas, como un motor diésel de 95 CV, no llegarán hasta 2019.

Tres posibles niveles de equipamiento

Existen tres acabados para el T-Cross. El más sencillo se denomina Edition y cuenta de serie con aire acondicionado, cuatro elevalunas eléctricos, limitador de velocidad, conexiones Bluetooth y USB, frenada automática de emergencia en ciudad, aviso por cambio involuntario de carril y detector de objetos en ángulo muerto. La pantalla del salpicadero es táctil y de 6,5 pulgadas. Solo se puede asociar al motor de 95 CV.

El siguiente grado se llama Advance, combinable tanto con el propulsor de 95 como el de 115 CV con cambio manual y automático. Añade alfombrillas, asiento del acompañante con respaldo plegable, climatizador de dos zonas, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, llantas de aleación de dieciséis pulgadas, barras de techo, control de crucero adaptativo, volante forrado en cuero y reposabrazos central delantero.

El más completo es el Sport, exclusivo de la mecánica más potente. Sustituye los faros halógenos por otros con LED para todas las funciones, los asientos convencionales por otros deportivos de mayor sujeción lateral, las llantas de dieciséis pulgadas por otras de diecisiete y el cuadro de instrumentos básico por otro completamente digital. Además, tiene cámara de visión trasera y espejos exteriores plegables eléctricamente.

Personalizable y con edición especial de lanzamiento

El tercer nivel de equipamiento, el Sport, brinda ciertos extras para adaptar el aspecto del T-Cross al gusto de cada uno. Los paquetes de diseño de 665 euros destacan detalles como los retrovisores, las llantas específicas de dieciocho pulgadas o la tapicería en una tonalidad concreta. Hay dos para elegir: el verde Bamboo Garden y el naranja Calatea. Quien prefiera darle un toque deportivo al T-Cross, no faltan los tradicionales paquetes R-Line exterior, de 1.155 euros, e interior con exterior, de 2.175 euros, de Volkswagen.

Para celebrar su llegada al mercado, Volkswagen comercializa una serie limitada a 300 unidades en toda España. La First Edition, solo con motor de 115 CV y cambio manual, se distingue por un adhesivo oscuro que adorna el montante trasero y un paquete estético con elementos pintados de negro como las llantas de dieciocho pulgadas, las carcasas de los retrovisores exteriores o las inserciones decorativas del interior. Está equipada de serie con navegador y el cambio automático de luces de carretera a largas, el primero opcional en los acabados Advance y Sport.

Ahora en Portada 

Comentarios