Sábado, 28.03.2020 - 15:09 h
Mientras se amplían las zonas de bajas emisiones

¿Coches verdes? El 90% de vehículos de 2019 no puede atravesar Madrid Central

Un tercio del parque automovilístico actual ya no puede circular por el centro de Madrid o Barcelona al carecer de distintivo ambiental.

Navarro: España haría el "ridículo" si se suprime Madrid Central
Un tercio del parque automovilístico actual no puede circular por el centro de Madrid y Barcelona. / EFE

Las grandes ciudades españolas continúan dando pasos para desarrollar sus zonas de bajas emisiones, que componen los barrios más céntricos de las urbes y en los que la circulación de los vehículos a motor está cada vez más restringida, en función del tipo de vehículo y cuándo se circula. En esta línea, el pasado 1 de enero entraron en vigor nuevas restricciones de acceso, circulación y aparcamiento de vehículos en las zonas de bajas emisiones de las ciudades de Madrid y Barcelona, lo que limita aún más el tipo de turismos que pueden circular libremente por estas zonas, y muchos de ellos aunque sean recién matriculados.

Así, según los datos publicados por la patronal de los fabricantes de automóviles (Anfac), de la patronal de las asociaciones de concesionarios oficiales (Faconauto) y de los vendedores (Ganvam), casi el 88% de las matriculaciones de turismos durante el año 2019 corresponden a automóviles con motor gasolina o diésel, sin ningún tipo de electrificación, es decir, ni híbrido, híbrido enchufable, ni eléctrico, ni de combustible alternativo (GLP, GNL…). Pese a que las ventas de estos los vehículos denominados “alternativos” han crecido en el último año un 39,6%, siguen representando apenas un 12% del total de matriculaciones lo que, si bien indica el inicio de una tendencia de cambio, todavía estaría en fases iniciales.

Las motorizaciones dominantes, diésel (27%) y sobre todo gasolina (seis de cada diez coches nuevos) tienen, según el criterio de la Dirección General de Tráfico, un distintivo ambiental C. Y actualmente, con esta etiqueta, no pueden circular y sobre todo estacionar libremente en Madrid Central, la zona de bajas emisiones del centro de Madrid. De hecho, actualmente la norma general para Madrid Central (hay vehículos excepcionados, como los de residentes, movilidad reducida…) es que los vehículos con distintivo ambiental C o B podrán entrar únicamente para aparcar en un aparcamiento de uso público, garaje privado o reserva de estacionamiento no dotacional, y casi nueve de cada diez coches matriculados en 2019 tienen distintivo C.

Parque actual

En lo que se refiere al parque automovilístico actual, según las cifras de la Dirección General de Tráfico (DGT) recogidas por Faconauto, los datos actualizados al último trimestre del pasado año, apuntan a que un 31,7% del parque carece de distintivo ambiental, ya que se trata de modelos de gasolina anteriores a enero de 2000 y diésel anteriores al año 2006. Por ello son considerados los vehículos más contaminantes, lo que implica que por norma general no pueden circular ni estacionar en las zonas de bajas emisiones (ZBE) de Madrid y Barcelona.

En cuanto a los vehículos que pueden circular con restricciones, los que tienen distintivos C suponen el 26,6% del total y con distintivo B otro 34,3%, en conjunto son actualmente seis de cada diez turismos y todoterrenos. Estas cifras contrastan con los que tienen más libertad para circular por las zonas de bajas emisiones, que son los de etiqueta ECO, sólo un 1,2% del parque, y los de etiqueta CERO, un testimonial 0,1 por ciento.

Además, el ritmo de matriculaciones de turismos y todoterrenos ha descendido en el último año un 4,8%, lo que deja el volumen total en algo más de 1,2 millones de unidades, lo que implica a su vez una renovación del parque automovilístico más ralentizada. El sector explica esta lenta transición a vehículos menos contaminantes por con varios factores, entre ellos el 'ruido' en torno al motor diésel -que emiten menos CO2-, como apunta Faconauto, que ha afectado sobre todo al mercado de particulares, y todavía prevén inestabilidad para el conjunto del presente año.

Anfac y Ganvam, por su parte, se refieren también a la desconfianza del consumidor y reivindican mayor certidumbre para devolver estabilidad al mercado. Hay también un factor importante a tener en cuenta a partir de este año, y es la nueva normativa europea de emisiones, que exige que la media de emisiones de los coches vendidos sea inferior o igual a 95 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, lo que impulsará a las marcas a aumentar sus ventas de vehículos alternativos, como híbridos, híbridos enchufables y eléctricos, que son los que tienen los distintivos ambientales ECO y Cero.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING