Jueves, 21.11.2019 - 04:48 h

Alla Levushkina, la médico de 89 años que aún realiza cuatro cirugías diarias

A lo largo de su carrera profesional ha realizado 10.000 operaciones, y en la actualidad todavía sigue ejerciendo su profesión a un ritmo descomunal.

Trabaja en el Hospital de Ryazan, cerca de Moscú, Rusia, y considera que su trabajo "no es una profesión, es una forma de vida: ¿Por qué otra cosa viviría el cirujano, si no fuera para trabajar?"

Alla Levushkina.

Tiene 89 años y su caso es único en el mundo. Alla Levushkina es médico y forma parte del equipo de empleados en un hospital de Ryazan, cerca de Moscú, Rusia, un puesto que mantiene desde hace 67 años. A lo largo de su carrera profesional ha realizado 10.000 operaciones, y en la actualidad todavía sigue ejerciendo su profesión a un ritmo descomunal.

Te puede interesar: El hombre más viejo del mundo huyó del Holocausto y sobrevivió a un Gulag

Según el portal indonesio Saja Kongsi, esta señora realiza aún hoy cuatro operaciones al día. Trabajó durante 30 años en los servicios médicos aéreos, donde trataba a pacientes que vivían en las afueras de Rusia. Ahora, Alla trabaja en Ryazan, el lugar donde la acogió para sus estudios.

Ella no tiene planes de jubilarse. "No es una profesión, es una forma de vida. ¿Por qué otra cosa viviría el cirujano, si no fuera a trabajar?", ha manifestado al mencionado medio.

Cada día, comienza a trabajar a las 8 de la mañana, en la consulta a sus pacientes, antes de dirigirse a la sala de operaciones, sobre las 11.00 horas. Allí, en los quirófanos, inicia los procedimientos habituales del día.

Levushkina lleva a cabo cuatro operaciones diarias. Teniendo en cuenta su avanzada edad, las manos de la mujer se encuentran en perfecto estado, sin evidencias que muestren un mínimo temblor que dificulte su trabajo. La energía que desprende en quirófano la ha convertido en un "caballo de carreras", tal y como se autodefine la cirujana.

Su estatura no supera los 1.50 metros, pero Levushkina, demostrando que no existen los límites, cuenta con una plataforma que le ayuda a llevar a cabo las operaciones. En honor a su increíble compromiso, recibió recientemente el premio al mejor médico de Rusia.

Fuera del hospital, ella vive en un pequeño estudio, que comparte con ocho gatos. Cuando la médico no se encuentra en el trabajo, está al cuidado de un sobrino, que padece discapacidad, y también destina su tiempo libre para leer.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING