Viernes, 17.01.2020 - 19:56 h

Condenado a muerte un joven en Irán que confesó engañado haber insultado a Mahoma por móvil

Sina Dehghan fue detenido en 2015 cuando tenía solo 19 años por haber insultado al Profeta del Islam en un mensaje de móvil

Estando preso aceptó firmar una confesión a cambio de la libertad, pero luego fue usada en el juicio que le sentenció a la pena capital.

Sina Dehghan, de 19 años, fue engañado vilmente por las autoridades iraníes, que le han condenado a muerte por insultar al Islam.

Sina Dehghan, un ex soldado iraní de 21 años, ha sido sentenciado a muerte en su país por insultar al profeta Mahoma, el fundador de la religión islámica.

Según el Centro para los derechos Humanos en Irán (CHRI), organización internacional fundada en 2008 que provee información sobre la situación de los derechos humanos en varios países del mundo, el proceso contra Sina Dehghan se basa en un vil engaño.

La Guardia Revolucionaria detuvo al joven el 21 de octubre de 2015 en un cuartel militar de Teherán. Le acusó de haber escrito comentarios ofensivos hacia el Islam y el Corán a través de LINE, una aplicación de mensajería instantánea de móvil similar al WhatsApp. Desde entonces, Sina se encuentra arrestado en la prisión de Arak, en la provincia de Markazí, al oeste del país.

(Te interesa leer: Arabia Saudí confirma que decapitará y crucificará a un joven de 20 años)

Cuando fue interrogado, las autoridades le dijeron a Sina que si firmaba una confesión escrita manifestando su arrepentimiento, le dejarían marchar. Se cree que también realizó la confesión de palabra ante una cámara de vídeo. Además, tanto la policía como las autoridades judiciales recomendaron a su familia guardar silencio ante los medios de comunicación y evitar que su caso trascendiese a la opinión pública, porque ese le ayudaría a recobrar la libertad.Le rompen la mandíbula en un pabellón de asesinos

Sin embargo, sus captores utilizaron el documento como prueba de cargo contra él. De acuerdo a las fuentes del CHRI, Sina recibió un abogado que le defendió correctamente durante el proveso, pero no pudo hacer nada contra la confesión que esgrimió la Fiscalía. “Desafortunadamente, aceptar los cargos fue una decisión infantil”, comentó dicha fuente.

Ahora Sina Dehghan atraviesa los momentos más amargos de su vida: “No se siente bien. Está deprimido y llora constantemente. Lo tienen detenido en un pabellón de drogadictos y asesinos que le rompieron la mandíbula recientemente”. Pese a todo, puede llamar a su familia por teléfono y recibir visitas.#Sina_Dehghan is sentenced to death for posting “Anti-Islamic” content on Social Media in Iran. We must #SaveSina pic.twitter.com/J9Bmc3OrRc— Mohsen Tavoli (@MTavoli) 24 de marzo de 2017

Además de la condena a muerte, recibió otra condena de 16 meses de prisión por insultar a Alí Jameini, líder supremo de la Revolución y máxima autoridad política y religiosa del país. La sentencia fue confirmada por el Tribunal Supremo a finales de enero.

Junto a Sina fue también condenado a muerte Mohammad Nouri, aunque su sentencia aún espera el fallo de la Corte de Apelaciones. Otro hombre, Sahar Eliasi, recibió un castigo de siete años de prisión, que luego el Tribunal de Apelación redujo a tres.

El artículo 262 del código penal islámico vigente en Irán castiga con la muerte los insultos a Mahoma. El artículo 263 aclara que si el acusado reconoce ante el tribunal que profirió sus insultos en un arrebato de ira o por error, la sentencia puede conmutarse con 74 latigazos.

Sigue @martinalgarra//

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING