Domingo, 15.09.2019 - 15:03 h

"Caminábamos sobre la gente para huir de los disparos", dice un testigo

El futbolista Sefa Boydaş, que estaba en la discoteca cuando se produjo el atentado, aseguró que puede haber más muertos, porque la gente caminaba sobre los que se tiraron al suelo.

El testigo del atentado dijo que el objetivo del pistolero era matar al mayor número de los asistentes y que su forma de actuar buscaba provocar el mayor caos, cosa que consiguió.

Vea las imágenes del ataque a una discoteca en Estambul durante el fin de año

El futbolista profesional Sefa Boydaş, que estaba en la discoteca Club Reina de Estambul cuando un terrorista vestido de Papa Noel mató a 39 personas e hirió a otras 69, señaló a AFP que varias personas se desmayaron después de escuchar disparos y que la gente caminaba por encima de los que estaban en el suelo para intentar escapar.

El testigo del atentado aseguró que el objetivo del pistolero era matar al mayor número de los asistentes y que su forma de actuar buscaba provocar el mayor caos, cosa que consiguió.

Te puede interesar: Erdogan promete luchar para acabar con los atentados terroristas en Turquía

Boydaş señaló que estaba en el club con dos amigos y que uno de ellos se desplomó al oír los primeros disparos. 

"Justo cuando nos estábamos acomodando en la sala, por la puerta empezó a entrar mucho polvo y humo y empezaron a sonar disparos. En ese momento muchas muchachas empezaron a desmayarse".

Te puede interesar: Las imágenes de la tragedia en Estambul

"Dicen que entre 35 y 40 personas murieron, pero es probable que hayan sido muchas más, porque la gente caminaba sobre la gente que estaba en el suelo", dijo Boydaş, que juega en el club de Estambul Beylerbeyi.

Boydaş indicó a la agencia que los gritos de los asistentes no permitieron oír lo que decían los atacantes.

Por su parte Maximilien, un turista italiano que también estaba presente en la sala en el momento del atentado, aseguró que "Vinimos para pasar un buen rato hoy, pero todo se transformó repentinamente en caos y en una noche de horror"."El olor de la pólvora estaba por todas partes"

Sinem Uyanik, una testigo de los hechos, aseguró a 'The Telegraph' que "mi marido me dijo que me tumbase en el suelo. (...) Mi marido estaba encima de mí. Ellos dispararon las armas. Había una especie de niebla y me desmayé". Lo cierto es que sólo un hombre perpetró el ataque, y no varios como asegura la testigo.

Continúa Uyanik afirmando que "la gente estaba en el suelo. Las Fuerzas Especiales llegaron y nos sacaron. Mi marido fue herido en tres sitios [aunque no gravemente]. A mi derecha, a mi izquierda, todo el mundo estaba llorando. El olor de la pólvora estaba por todas partes". "Perdí a mi hermano por culpa del terrorismo"

Charbel Wardini, un hombre libanés, aseguró a The Associated Press que se hermano Elías fue asesinado en el Club Reina de Estambul. "Perdí a mi hermano por culpa del terrorismo, si me dices terrorismo, iré a luchar contra ellos". Siete libaneses murieron en el ataque.

"No se podía hacer nada. El hombre entró, empezó a disparar a todo el mundo y se fue", afirma Emrah Altun, vigilante de seguridad de la discoteca. "Escuché el arma y huí. ¿Qué más se podía hacer?".

Para Emre Eytan Can, banquero de 34 años, el ataque fue contra el Club Reina porque "está lleno de turcos de clase alta y extranjeros. Es un lugar donde la gente bebe, lo que no está en línea con el Islam". Aseguró al New York Times Eytan Can, que subrayó que "En este ambiente nunca imaginaría un ataque terrorista".

Según recoge AFP, una mujer de unos 50 años, de nombre desconocido, se acercó a diferentes grupos de gente para tratar de recabar información. "Mi hermana estaba dentro", alegó. "Me ha llamado y me ha dicho que había disparos y ya. No he podido volver a comunicarme con ella desde entonces".

Más certidumbre poseía una mujer de unos vestida con un largo abrigo rojo y una gran bolsa colgada del brazo. "Mi hermano está dentro. He tenido noticias. Gracias a Dios está bien. Ahora le espero", suspira. Se alejó caminando rápidamente de la prensa repitiendo a su teléfono: "No llores, no llores, ya llegamos".

Ahora en Portada 

Comentarios