Jueves, 21.03.2019 - 03:38 h

Sevilla, con más de 160 km de carril bici, es la ciudad española más segura para los ciclistas

La capital andaluza fue reconocida como la cuarta mejor del mundo por su destacable carril para bicicletas.

Este martes 19 de abril se celebra el Día Mundial de la Bicicleta, el medio de transporte más usado y vendido en el mundo. 

Sevilla, con más de 160 km de carril bici, es la ciudad española más segura para los ciclistas

Las bicicletas no sólo son para el verano. Este martes 19 de abril se celebra el Día Mundial de la Bicicleta. Se trata del medio de transporte más usado y más vendido en el mundo. Sin embargo, el planeta y, en concreto España, sigue sin estar preparado para este vehículo.Los españoles siguen eligiendo el coche ante la bicicleta

De nada sirve que cada año los españoles pierdan cada vez más tiempo en los atascos (en 2015 los conductores españoles perdieron una media de 18 horas en sus vehículos sin poder circular con fluidez, según el Informe Anual de Medición de Tráfico de Inrix). Tampoco que las grandes ciudades presenten escenas cada vez más contaminantes. España sigue prefiriendo el coche a la bicicleta. Así lo dice un informe reciente realizado por la web www.paraquequieresuncoche.com. Un 38,7% de los españoles prefiere viajar sobre cuatro ruedas frente al 14% que elige pedalear.

Datos que hacen que España siga a la cola de Europa en cuanto al fomento de la bicicleta. “España tiene todavía mucho que aprender de Europa. La media Europea en cuanto participación ciclista está en el 5% mientras que en España las ciudades que presentan ese porcentaje son las que realmente destacan. España no tiene ninguna ley que proteja al ciclista. De hecho, la responsabilidad ante accidentes recae sobre los propios ciclistas. Eso sí, hay que destacar que España es el único país en el que es obligatorio el uso de casco en la carretera”, explica Ricardo Marqués, miembro del secretariado de conbici.org y autor del libro 'La importancia de la bicicleta'.Sevilla la capital del ciclismo

Dentro de España hay distinciones. Hay ciudades ejemplares como por ejemplo Sevilla. La capital andaluza fue reconocida como la cuarta mejor del mundo, en cuanto al fomento de la bicicleta.

“Sevilla es de las más reconocidas. Cuenta con un carril bici bidireccional con más de 160 kilómetros totalmente integrado en la ciudad. Además, pasó de 12.000 ciclistas a más de 70.000 en sólo cuatro años”, cuenta Marqués.

Otras, como Vitoria, que cuentan con una alta participación. “Ahora mismo en Vitoria hay una participación de ciclistas en torno al 10%. Es decir, cuatro puntos por encima que Sevilla o incluso cinco más que la media europea”, afirma el experto.

O aquellas ciudades que están en vías de progreso. “No obstante, no hay que olvidar otras ciudades que están haciendo grandes progresos. Zaragoza, Valencia, Pontevedra... están cambiando mucho y de manera positiva en cuanto a las facilidades a los ciclistas. O Barcelona, tiene la distinción de que fue pionera y eso no hay que pasarlo por alto”, apunta Marqués.

Recientemente el ayuntamiento de Barcelona ha asegurado que el próximo mes de noviembre las bicicletas dejarán de circular durante el día por la mayoría de las aceras y lo harán por un carril bici que tendrá que estar preparado para entonces.Madrid, la capital de España, suspendida en materia ciclista

Es una de las mayores preocupaciones de los madrileños. Así lo ha dejado patente las respuestas recogidas por la página 'Decide Madrid'. En esta web los madrileños podían manifestar sus opciones para destinar los 60 millones de euros que el Ayuntamiento de Madrid ha reservado para presupuestos participativos. La más apoyada ha sido la que propone “un carril bici real” (con 2.950 votos). ¿Por qué? Porque la realidad demuestra que Madrid no cuenta con un buen carril de bici.

El “carril bici” que presenta Madrid está incluido en las vías que utilizan los coches. “Lo importante no es el número de kilómetros que tenga un carril bici, sino la seguridad que este aporta y la eficacia, es decir que creen una red eficaz para los ciclistas. Y esto no lo está cumpliendo Madrid. Es verdad que ha ampliado sus carriles bici pero lo ha hecho de manera representativa sin buscar la eficacia. Sí que la capital de España está empezando a llevar a cabo algunas medidas que fomentan el uso de la bicicleta pero, todavía está muy lejos del resto de ciudades españolas”, explica el miembro de conbici.org.Un buen carril bici puede salvar vidas

“Es difícil determinar el número de kilómetros de carril bici con los que cuenta España porque, primero el propio término de carril bici todavía no está definido. Segundo, porque en realidad la longitud de los carriles bicis no es lo importante, sino su calidad y el hecho de que formen una red eficaz”, explica el escritor de 'La importancia de la bicicleta'. “No obstante, la situación en la que se encuentre un carril bici puede colaborar mucho en evitar accidentes".

Los ciclistas son, con peatones y motoristas, las consideradas como "víctimas más vulnerables" del sistema de movilidad, por eso es muy importante facilitar las vías para que los ciclistas puedan ir seguros, tanto en carretera como por ciudad.

En carretera la situación está estancada. Es decir, se sigue entre 50 y 100 fallecidos al año (42 víctimas mortales en 2015 en vías interurbanas). Se puede decir que respecto a la seguridad en carretera para los ciclistas no avanza. En cuanto a dentro de las ciudades. La respuesta es muy variopinta. Pero, sí que se puede decir que los accidentes en ciudad son más numerosos, probablemente porque hay más ciclistas, pero mucho menos graves”, afirma el experto.

Por otro lado, un buen desarrollo infraestructura en carriles destinados a ciclistas favorece la seguridad de estos. “Se puede afirmar que en aquellas ciudades que cuentan con redes ciclistas mejor realizadas, como por ejemplo Sevilla o San Sebastián, se ha observado que el número de ciclistas que fallecen en accidentes relacionados con la bicicleta está entre uno o ninguno y que el número de accidentes graves es también muy bajo. Además, se observa una correlación entre la extensión de la red ciclista y la accidentalidad. Hay un claro descenso en las ciudades con una mayor red ciclista”, añade Marqués.España es el país que más crece en el uso de la bicicleta en Europa

El número de desplazamientos en bici en España ha aumentado un 8% entre 2014 y 2015, según ha publicado el Índice Mundial de Ciclismo. Se trata de un dato de doble filo.

“Es cierto que España ha crecido mucho en el último año en cuanto al uso y la participación ciclista. Pero, también lo es que el aumento se hace sobre niveles 'cero'. Por lo tanto los datos están difuminados. La realidad es que España está a la cola de Europa en términos ciclistas. España no tiene una legislación de tráfico que proteja a los ciclistas. Las únicas medidas de protección a los ciclistas son aquellas que recaen a los ciclistas. No hay planes estatales para fomentar la bicicleta. Holanda, Alemania o Dinamarca sí está buscando ese plan gubernamental”, apunta Marqués.

Amsterdam, Copenhague o Berlín son las grandes ciudades europeas que fomentan el uso de la bicicleta con sus redes ciclistas que cubren toda la ciudad.

A nivel mundial, Asia es el continente líder en movilidad con bicicletas. “China es un país muy conocido, que sufrió un enorme descenso hace dos años a raíz de la motorización pero que ahora mismo se encuentra otra vez resurgiendo. Japón tiene un gran desarrollo del fomento de la bicicleta. El sureste asiático es un buen potenciador del uso de este medio de transporte”.Las venta de bicicletas triplica la de coches a nivel mundial

Sólo en España el pasado 2014 se vendieron un total de 1.100.000 bicis, lo que supuso un total de 490.000.000 de euros. Es decir, el 36,2% del total de bicis vendidas en toda Europa, según publica Ambe (Asociación de marca y bicicletas de España).

Asimismo, el número de ventas de bicicletas aumentó un 5,24% con respecto a 2013. Fue ese mismo año cuando este medio de transporte ya superaba en ventas al de coches.

“La bicicleta es el medio de trasporte por excelencia en países pobres. De hecho, en el mundo el número de bicicletas vendidas triplica el de coches”, apunta Marqués.
Ir en bici al trabajo mejora la productividad

La movilidad no solo ayuda a evitar la contaminación y el cambio climático, que también, sino que además ayuda a que los empleados que optan por pedalear hasta sus trabajos lo hagan con una mayor productividad.

En concreto, ir en bicicleta al trabajo reduce hasta en un 25% el absentismo laboral. ¿Por qué? Porque las personas que eligen la bicicleta en lugar de el coche o la moto no tienen que sufrir los continuos atascos en grandes ciudades, los cortes de tráfico, la restricción de la velocidad en las principales arterias de las urbes, como las que ha sufrido este otoño Madrid o los retrasos en los transportes públicos. Todo esto hace que el trabajador llegue más relajado a su puesto de trabajo.

Ahora en Portada 

Comentarios