Miércoles, 08.04.2020 - 21:30 h
"Es la opción más obvia"

Amsterdam cierra el Barrio Rojo: ahora planea un centro comercial erótico

Los vecinos de la zona se quejan de las multitudes de turistas "borrachos y ruidosos" que "no respetan ni a las trabajadoras, ni a los residentes. 

Barrio rojo (Amsterdam)
Amsterdam cierra el Barrio Rojo: ahora planea un centro comercial erótico

Hace tiempo que Amsterdam planea cambiar varios aspectos que -lejos de sus famosos canales, el mercado de las flores, sus museos como el de Van Gogh o el de Rembrand (por citar algunos...) -han sido símbolo de la ciudad holandesa, al menos en sentido turístico. Uno de ellos es la posible prohibición de vender cannabis en los de sobra conocidos coffe shops a turistas. El otro, tiene que ver con el Barrio Rojo. 

Según anunció el pasado miércoles la alcaldesa de Amsterdam, Femke Halsema, el Barrio Rojo ya no estará lleno de prostitutas en escaparates. ¿El motivo? Los vecinos de la zona se quejan a menudo de las multitudes de turistas "borrachos y ruidosos" que "no respetan ni a las trabajadoras, ni a los residentes". 

Además, Halsema también quiere luchar contra la nueva tendencia que está aflorando "un gran aumento de prostitución subterránea sin licencia en todo el área de Wallen en el centro de la ciudad, cerca de la famosa estación central. Eso sí, avisó que con este movimiento no trata de "perseguir la prostitución de la ciudad", pues, esgrime, "es un trabajo normal". 

Los nuevos planes: un centro comercial erótico 

Ahora los nuevos planes apuntan a un centro comercial erótico, según anunció la alcaldesa de Amsterdam. "En general, un hotel de prostitución con ventanas interiores o un centro erótico es la opción más obvia", dijo el Ayuntamiento en un comunicado, que cita The Guardian

La alcaldesa ha dado a conocer el plan, después de haber consultado con las trabajadoras sexuales, turistas y vecinos de la zona. 

La idea es un gigantesco centro erótico que contará con varios pisos, prostitutas, salones de belleza y techos de vidrio. Se ofrecerán los mismos servicios que en el Barrio Rojo pero en un espacio cerrado: habrá habitaciones para ellas, restaurantes, peluquerías, salones de belleza, incluso salas de cine y teatro erótico. 

El interior del edificio sería "de alta calidad" con habitaciones que darán a un patio central que "tendrá una iluminación adecuada, pero íntima". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING