Lunes, 06.04.2020 - 16:30 h
Ante el avance de la pandemia

Boris Johnson: del "contagio controlado" al confinamiento para combatir el virus

El primer ministro dio un giro a su estrategia para combatir el coronavirus al ordenar el confinamiento domiciliario y el cierre de comercios.

Boris Johnson. / EP
Boris Johnson: del "contagio controlado" al confinamiento para combatir el virus. / EP

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha anunciado este lunes la imposición del confinamiento domiciliario para combatir el coronavirus y restricciones como el cierre de comercios no esenciales y la prohibición de reuniones de más de dos personas. Estas medidas entrarán en vigor de inmediato y estarán en vigor "al menos tres semanas". Esta firmeza no siempre existió en los planes de Johnson. Antes defendía un "contagio controlado" como la mejor forma de combatir el virus y evitar que la economía se vea muy afectada. 

"Sé el daño que hace y hará a la vida de la gente, a sus negocios y a sus empleos", ha afirmado Johnson en una comparecencia televisada este lunes. "En este momento no tenemos opciones fáciles. La forma de seguir adelante es dura y sigue siendo cierto que tristemente se perderán muchas vidas", ha añadido. A partir de esta misma noche solo se podrá salir de casa por "motivos muy limitados" como comprar para satisfacer las necesidades básicas, una vez al día para hacer ejercicio físico, por necesidades médicas y para el desplazamiento al lugar de trabajo cuando sea "absolutamente necesario".

Esta no fue su postura siempre. Hace algunos días (el 16 de marzo), El Gobierno de Johnson descartó adoptar medidas restrictivas como el cierre de escuelas o negocios para prevenir la expansión del virus, a pesar de que ya había elaborado planes que, en el peor de los escenarios, planteaban casi ocho millones de hospitalizaciones. El mandatario se limitó a pedir que los ciudadanos con síntomas se aíslen en sus domicilios. Su teoría era que la mayoría de la población contraerá en algún momento el virus, y abogó por crear algo así como un contagio controlado, crear una inmunidad de grupo sin adoptar medidas que afecten a la economía. 

El 22 de marzo todavía insistía en que lo importante es mantener el "distanciamiento social" de dos metros necesario para que su plan de inmunizar a población a base de contagios funcione según lo previsto. El líder de UK solo impuso un confinamiento durante doce semanas a las personas mayores de 65 años y con patologías de riesgo previas (unos 1,5 millones solo en Inglaterra, según el Servicio Nacional de Salud).

Las nuevas medidas representan un giro en la estrategia de Boris Johnson para combatir el coronavirus.  El endurecimiento de las medidas se ha llevado a cabo después de que este lunes se detectaran 967 nuevos casos de COVID-19 en el país y los muertos se elevaran a 335, 54. Ahora, Johnson se suma a las pautas implementadas por su socios de la UE porque "sin un enorme esfuerzo nacional para detener el avance de este virus llegaría una situación a la que ningún sistema sanitario del mundo podría hacer frente". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING