Jueves, 05.12.2019 - 16:00 h

'Cuando Obama acabe esta legislatura, Michelle estaría encantada de volver a su casa de Chicago'

  • 'Michelle Obama es un gran apoyo político para su marido puesto que es tan buena oradora como él, muy profesional y además cae muy bien', señala Mónica Pérez de las Heras.
  • La mujer de Obama tiene uno de los índices más altos de popularidad entre las Primeras Damas que ha habido en EEUU nunca, además es el personaje político más popular del país.

Michelle Obama está de celebración. Este viernes la Primera Dama cumple 50 años para lo que ha preparado una fiesta de cumpleaños por todo lo alto. Michelle llega a este medio siglo más siendo el personaje polito más popular del país y convertida en un icono de la moda.

'La mujer de Obama tiene uno de los índices más altos de popularidad entre las Primeras Damas que ha habido en EEUU nunca. De hecho, se ha convertido, desde que es Primera Dama, en el personaje político más popular del país. Ella dice que es más popular que su marido porque es Obama el que hace 'el trabajo duro', pero también tiene que ver con el gran carisma que la caracteriza', señala Mónica Pérez de las Heras, autora del libro 'Palabra de Primera Dama. Michelle Obama'.

Desde que Barack Obama llegó a Casa Blanca, su mujer siempre ha destacado por su naturalidad y su implicación en diferentes proyectos solidarios y de la salud de los ciudadanos. Cada vez que Michelle acude a un acto público es el centro de atención, no solo por el modelito escogido para la ocasión sino también por el mensaje que vaya a mandar a los ciudadanos. 'Michelle Obama es un gran apoyo político para su marido puesto que es tan buena oradora como él, muy profesional y además cae muy bien. Se dice de ella que cuando aparece en un lugar éste se ilumina, eso es carisma', apunta Pérez de las Heras.

[Te interesa: Fotogalería: Michelle Obama es un icono de estilo en la Casa Blanca]

Aunque ahora todo el mundo tiene claro cuál es el papel de Michelle, sus primeros días al lado del presidente de la Casa Blanca no fueron tan fáciles. 'Michelle Obama ha evolucionado espléndidamente en estos años puesto que, cuando llegó, no tenía claro cuál iba a ser su papel como Primera Dama. Esta figura en EEUU está definida, pero no así las labores que debe desempeñar, algo que elige cada persona cuando llega a la Casa Blanca. Michelle ha 'profesionalizado' su tarea de Primera Dama dedicándose a tres temas fundamentales: el apoyo a las familias de los militares, la lucha contra la obesidad infantil y la mejora de la educación', destaca esta experta.

A lo largo de estos años, Michelle ha sacado pecho de sus orígenes humildes y no ha escondido en ningún momento su vida sencilla en Chicago. Michelle vivía en una casa de un solo dormitorio, sus padres tuvieron que dividir el salón en tres partes para sacar de él un dormitorio para Michelle, otro para su hermano Craig y un cuarto de estudio, y que estudió en Princeton y Harvard gracias a los préstamos bancarios que solicitó y que pagó estando casada con Barack. 'Es la misma mujer que no le gusta usar panties sino que prefiere llevar sus piernas 'desnudas', le gustan los vestidos sin mangas y no emplea zapatos de tacón. Eso, cuando llegó a la Casa Blanca molestó a los republicanos que, poco a poco, han sabido acostumbrarse a la 'naturalidad' de la Primera Dama', apunta la autora de 'Palabra de Primera Dama. Michelle Obama'.

[Te interesa leer: Cincuenta curiosidades de Michelle Obama que seguramente desconoces]

Suscualidades de oratoria y su alta popularidad entre los ciudadanos provocan diversos comentarios sobre la posibilidad de que entre en política de una manera más directa. Sobre esta posibilidad, Mónica Pérez de las Heras cree que Michelle estaría encantada de volver a su casa de Chicago y a su trabajo en la Universidad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING