Miércoles, 16.10.2019 - 17:31 h
Tuvo lugar en diciembre de 2018

Siete detenidos por la estampida en una discoteca en Italia que causó seis muertos

Son considerados miembros de una banda que perpetraba robos en hasta 60 locales del centro-norte de Italia aprovechando el caos. 

Tragedia en Ancona
Una imagen de los equipos de rescate tras la tragedia en Ancona. / Vigili del Fuoco

Siete jóvenes fueron detenidos en Italia acusados de provocar con gas pimienta una estampida en una discoteca en diciembre de 2018, que causó seis muertos, y se cree que formaban parte de una banda que se lucraba robando en medio del caos. El cuerpo de los Carabineros siguió las órdenes del juez de Ancona y puso a los siete jóvenes en prisión preventiva, acusándoles de delitos como el de pertenencia a asociación criminal, robo o lesiones.

Además, seis de ellos, de entre 19 y 22 años, enfrentarán el cargo de homicidio imprudente, por causar presuntamente la estampida, mientras que un séptimo no actuó, sino que se dedicaba a coordinar.

Fueron ellos quienes, según los investigadores, en la noche del 8 de diciembre de 2018 provocaron con un spray de gas pimienta una estampida en la discoteca "Lanterna Azzurra" de Corinaldo (centro de Italia), lo que causó la muerte de cinco menores y una mujer. El suceso se produjo en los instantes previos a un concierto del popular rapero Sfera Ebbasta, cuando algunos de los jóvenes que abarrotaban la sala se asustaron y comenzaron a correr al sentir problemas respiratorios y picor en los ojos.

Las personas comenzaron a agolparse en una plataforma elevada a las puertas de la discoteca, lo que provocó su derrumbe y una multitudinaria caída en la que murieron aplastadas seis personas y un centenar resultaron heridas, algunas de gravedad.

Los detenidos son considerados miembros de una banda que perpetraba robos en hasta 60 locales del centro-norte de Italia aprovechándose del caos que causaban, según explicó la fiscal Monica Garulli, en declaraciones recogidas por los medios. Los investigadores creen que, con episodios como este, la banda lograba embolsarse alrededor de 15.000 euros al mes y sospechan que estuvieron detrás de un robo similar en un bar de Disneyland.

El ministro italiano del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, agradeció el trabajo "serio y riguroso" de los Carabineros y confió en que "la Justicia decrete cárcel para todos, sin descuentos ni atenuantes".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios