Lunes, 22.04.2019 - 02:39 h
Para desmontar su programa nuclear 

EEUU amenaza a Irán con unas sanciones históricas si no acepta su nuevo tratado

Mike Pompeo ha asegurado que su Gobierno está dispuesto a levantar las multas... pero si hay un tratado que acabe con el enriquecimiento de uranio.

Trump logra un principio de acuerdo con China
EEUU amenaza a a Irán con las "mayores sanciones de la historia". / EFE 

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo ha anunciado que la Casa Blanca impondrá "las mayores sanciones de la historia" a Irán tras la ruptura del acuerdo nuclear. A pesar de este aviso, también propone a Irán un nuevo acuerdo: si hace "grandes cambios" y cumple un total de 12 condiciones para contener sus programas nuclear y balístico y sus actividades en Oriente Medio, Estados Unidos está dispuesto a levantar sus sanciones, restaurar sus lazos diplomáticos y comerciales con Teherán e incluso ayudarle a modernizar su economía.

Pompeo ha revelado así el plan del Gobierno de Donald Trump sobre Irán después de que Estados Unidos se retirara del acuerdo firmado en 2015 por el Grupo 5+1 -formado por Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China- con Irán para desmontar su programa nuclear a cambio de la retirada progresiva de las sanciones internacionales. 

El nuevo jefe de la diplomacia norteamericana ha insistido en que el pacto adolece de "defectos terribles". "La Administración Obama apostó por que el acuerdo empujaría a Irán a cesar sus acciones hostiles y a cumplir las normas internacionales, pero fue una apuesta perdedora con repercusiones todos los que viven en Oriente Próximo", ha dicho.

"En primer lugar, Irán debe declarar completamente al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) las anteriores dimensiones militares de su programa nuclear, y abandonar ese trabajo de forma permanente y de forma verificable, perpetuamente", ha comentado. 

"Segundo, Irán debe acabar con el enriquecimiento de uranio y no buscar nunca un reprocesamiento de plutonio. Esto incluye cerrar su reactor de agua pesada". 

En tercer lugar, Irán debe "proporcionar al OIEA un acceso incondicional a todas las instalaciones (nucleares) en todo el país", y como cuarta condición, tiene que "acabar con su proliferación de misiles balísticos y acabar con todo lanzamiento o desarrollo de misiles con capacidad nuclear", subrayó. "Quinto: Irán debe liberar a todos los ciudadanos estadounidenses, así como a ciudadanos de nuestros socios y aliados, detenidos bajo cargos falsos o desaparecidos en Irán", ha recalcado. 

El régimen iraní también tendrá que "acabar con su apoyo a grupos terroristas en Oriente Medio, incluido el libanés Hizbulá y los palestinos Hamás y Yihad Islámica", además de "respetar la soberanía del Gobierno iraquí y permitir el desarme, desmovilización y reintegración de las milicias chiíes", ha apostillado. 

"Acabar con su apoyo militar a las milicias hutíes" 

En octavo lugar, Teherán debe "acabar con su apoyo militar a las milicias hutíes y trabajar hacia un arreglo político pacífico en Yemen", y como novena condición, "retirar de Siria todas las fuerzas bajo comando iraní".

La décima condición es el fin del apoyo iraní "a los talibanes y otros terroristas en Afganistán" y de su "refugio a líderes de Al Qaeda", y la undécima es detener "el apoyo a terroristas y militantes de fuerzas Quds", la unidad de elite y de operaciones internacionales de la Guardia Revolucionaria iraní, ha indicado Pompeo. 

Por último, Irán "debe acabar con su comportamiento amenazante contra sus vecinos", incluidas "sus amenazas de destruir Israel y su disparo de misiles hacia Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos".

Si Irán acomete esos "grandes cambios", algo improbable, Estados Unidos levantaría las sanciones y restauraría las relaciones diplomáticas. Pompeo ha señalado además que el Gobierno de Trump "prefiere" que ese potencial acuerdo tome la forma de un "tratado" ratificado por el Congreso de EEUU para garantizar su permanencia, y ha cerrado la puerta a una renegociación del acuerdo nuclear multilateral de 2015. 

"Sé que nuestros aliados en Europa podrían intentar mantener activo el antiguo acuerdo nuclear con Teherán. Esa es su decisión. Ya saben cuál es nuestra posición", ha concluido. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios