Sábado, 24.08.2019 - 20:34 h

Irán y Estados Unidos, más de tres décadas de permanente conflicto

  • El acuerdo firmado entre Teherán y las principales potencias cierran tres décadas de tensiones con Washington.
  • La administración Obama confía en que este pacto mejore las relaciones con todo Oriente Próximo.
Ahmadineyad desafiará el veto a su aliado en las elecciones iraníes

El histórico pacto firmado por Irán y las seis potencias que forman el G5+1 (Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, China, Francia y Alemania) cicatriza una herida abierta de décadas de conflicto que dejaron a un país aislado del resto del mundo y a una economía muy inestable. Este acuerdo cambia radicalmente el panorama geopolítico de la zona que refuerza el papel que desempeñará un Irán que verá desbloqueda su potestad para exportar petróleo. Todo ello despierta los recelos de los países del entorno de Teherán como Israel, quién califica el plan de "un error histórico" y acusa al G5+1 de "ingenuo" por creer que Irán cumplirá con los pormenores del tratado.

Por su parte, la administración Obama espera que el deshielo con el país persa mejore por ende las relaciones con Iraq y Líbano naciones de mayoría chií con las que Irán mantiene buenas relaciones. Además, Teherán ha estado apoyando al gobierno de Bashar Al Asad en Siria durante la guerra del país. Washington confía en que el nuevo acuerdo sea una llave de acceso que facilite la resolución de los conflictos que asuelan Oriete Próximo.40 años de conflicto

Aunque la carrerá militar de Irán se remonta hasta la década de los 50 cuando se proyectó, con la colaboración de EEUU, la aperturá de varias centrales nucleares, no es hasta 1979 con la salida del Sha, Mohammed Reza Pahlavi, cuando las tensiones entre Washington y Teherán empiezan a agudizarse. Un mes más tarde de la expulsión del Sha el Ayatollah Jomeini se hace con el poder.

Un año más tarde, el 7 de abril de 1980, el entonces presidente de EEUU, Jimmy Carter, rompe las relaciones con Irán tras un asalto a la embajada americana en Irán por parte de seguidores del Ayatollah que se saldó con decenas de rehenes.Desde entonces, la escalada de tensión no dejó de subir hasta que en septiembre de ese mismo año se declaró la guerra entre Irán e Irak a quien Washington le brindó su apoyo. En un ambiente cada vez más tirante entre el país persa y EEUU, la administración Reagan empieza a imponer las primeras sanciones y embargos a Teherán en 1987 a las que se irían sumando nuevos países con los años.Eje del mal

En 2002, George W. Bush, acusá a Irán, Irak y Corea del Norte de formar el "eje del mal" y el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) denuncia que Teherán incumple sistemáticamente el tratado de No proliferación Nuclear.A pesar de un primer intento de poner freno al programa atómico permitiendo la entrada de inspectores de la ONU en las plantas nucleares del país, con la llegada al poder de Mahmud Ahmadineyad se reanuda el programa nuclear en un intento de enriquecer uranio al 20% de concentración.

Esto despertó la inquietud de occidente que reaccionó imponiendo más sanciones y embargos que aislaban cada vez más a Ahmadineyad. En 2011 EEUU y la Unión Europea terminan de acorralar a Irán promoviendo un cerco al sistema financiero persa y embargos al petróleo.Primeros acercamientos

El 15 de enero de 2013 con la llegada del nuevo presidente Rouhani se consiguen los primeros acercamientos con las principales potencias y un mes más tarde comienzan las negociaciones que finalmente quedaron en punto muerto. Los intentos de alcanzar un acuerdo fueron continuados e incluso el propio Obama escenificó un acercamiento con el país iniciando conversaciones telefónicas con Rouhani y carteándose con el máximo representante religioso iraní, Alí Khamenei. Esta mañana culminaron tres largos años de negociaciones con la firma de un pacto histórico que sella una herida abierta desde hace más de medio siglo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios