Lunes, 20.01.2020 - 19:06 h
Advertencia de Sturgeon a Boris Johnson

Escocia vuelve a la carga: "Lucharemos por votar la independencia en 2020" 

El objetivo declarado del SNP es celebrar un segundo referéndum en la primera mitad de 2020 tras su rotunda victoria en las elecciones.

Los partidarios de la independencia en Escocia salen a la calle
Partidarios de la independencia en Escocia durante una manifestación. / EFE

La ministra principal de Escocia, la nacionalista Nicola Sturgeon, ha advertido al primer ministro británico, Boris Johnson, de que "Escocia no puede ser prisionera" de Reino Unido después de que Johnson descartara un segundo referéndum como el que pide el Partido Nacional Escocés (SNP).

"Escocia no puede ser prisionera dentro de la Unión contra su voluntad (...). Es un fundamento de la democracia. No puedes retener a Escocia en la Unión contra su voluntad. No puedes encerrarnos en un armario y tirar la llave con la esperanza de que todo se olvide", ha afirmado Sturgeon, que cree que sería "una perversión y subversión de la democracia" impedir esta votación, en particular tras la victoria arroladora del SNP en las circunscripciones de Escocia en las elecciones generales británicas del pasado 12 de diciembre.

En contraste, el Partido Conservador de Boris Johnson perdió seis de sus trece diputados tras centrar su campaña en Escocia en su oposición a un segundo referéndum de independencia. Tras las elecciones, Johnson telefoneó a Sturgeon para decirle que "sigue en contra de un segundo referéndum de independencia", según fuentes de Downing Street.

"Si piensa que decir no cierra el asunto, va a ver que está completa y absolutamente equivocado, como le dije por teléfono en la noche del viernes", ha explicado Sturgeon. Con su negativa, los conservadores están "ignorando la realidad", según la ministra especial. "Escocia ha elegido un futuro muy distinto al que ha escogido gran parte del resto de Reino Unido", ha subrayado este domingo en declaraciones a la BBC.

El objetivo declarado del SNP es celebrar un segundo referéndum en la primera mitad de 2020: "lucharé por el plan por el que fui elegida (...). Creo que es lo más democrático", ha apostillado Sturgeon. Para ello planteará la semana entrante "una propuesta detallada y democrática para la transferencia de competencias" para que el Gobierno escocés pueda convocar un referéndum legal al que, según la dirigente escocesa, el Gobierno británico no podrá oponerse.

Así, Sturgeon ha recordado que en la década de 1980 y 1990 el Partido Conservador aseguró que "nunca estarían en un Parlamento escocés", pero sí participaron cuando se puso en marcha, en 1999. "No pudieron sostener esa postura porque la voluntad del pueblo escocés es demasiado fuerte y finalmente se respetó la democracia", ha indicado.

El 18 de septiembre de 2014 los residentes en Escocia votaron por 55 a 45 por ciento a favor de la permanencia en Reino Unido, pero desde entonces el SNP de Sturgeon ha logrado una rotunda victoria en las elecciones al Parlamento de Londres y mantiene un gobierno estable y con mayoría absoluta en Edimburgo.

En la consulta de 2014 el principal argumento contra la independencia fue que Escocia abandonaría la UE en caso de salida de Reino Unido, hecho que finalmente ocurrirá igualmente tras el Brexit aprobado en referéndum en 2016 pese a la victoria del "no" en las circunscripciones escocesas".

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING