Lunes, 27.05.2019 - 11:51 h

Francia, líder en natalidad, debe ser el espejo de España, a la cola en ayudas

  • Es la potencia continental más dinámica en el terreno demográfico, con una tasa media de 2,01 hijos por mujer en edad fértil y818.565 nacimientos en 2014.
  • Las claves: rebajar cotizaciones de las madres trabajadores y fomentar ayudas afamilias francesas a lo largo de todo el periodo de la infancia de sus hijos.
Francia registra la mayor tasa de natalidad del continente

La población española cada vez envejece más. El índice de fecundidad es de1,3 hijos por mujer frente al 1,5 de media europeo. Sin embargo, en el contexto continental, no estamos peor que Alemania, Austria, Suiza ni Italia. Pero es verdad que hay casos donde se han logrado importantes avances en la materia.

Francia es el mayor exponente. Lidera el ranking europeo como líder de natalidad, ya que tiene una media de 2,01 hijos por mujer en edad fértil.Un éxito que, según reconocen investigadores del Instituto Nacional Demográfico galo, ha costado casi cien años conseguir.

Las últimas estimaciones delInstituto Nacional de Estadísticas Económicas (INEE) francés confirman al país galo como la potencia continentalmás dinámica en el terreno demográfico. Sus números contrastan radicalmente con la realidad europea: allí nacen cada día más de 2.200 niños. En 2014 se produjeron 818.565 nacimientos. Después de Francia, el segundo país líder en materia de fecundidad es Irlanda (con una tasa de 2 hijos por mujer). Le sigue Reino Unido (1,92).

Una estrategia que ha funcionado con suma eficacia en Francia fue la de desarrollar una política de apoyo a la infancia y a la conciliación de la vida familiar y profesional, según comentó en su momento François Héran, del Instituto Nacional de Estudios Demográficos francés. El funcionario identificó una serie de tendencias comunes a todos los países que han tenido éxito a la hora de incentivar los nacimientos, entre los que también se encuentra Suecia.

Entre las medidas adoptadas por los franceses, destaca además el consenso gubernamental en la estrategia adoptada,por encima de las alternancias políticas, y que las medidas de apoyo se inscriben en ellargo plazo. Así han conseguidomantener la confianza de las parejas. Una de las claves radica en que elapoyo económico y las ayudas se realizan para las familias francesas a lo largo de todo el periodo de la infancia.Ejes económicos

Como ejes económicos para favorecer que los matrimonios tengan más hijos, las autoridades francesas también facilitan el acceso alalquiler de las parejas jóvenesy fomentan su autonomía. Es decir, han puesto en marcha un plan de alquiler social que los favorezca y también, su empleabilidad.

Rebajar cotizaciones de las madres trabajadores, realizar campañas para cambiar la mentalidad en la población, facilitar el acceso a la vivienda, emplear a las parejas con hijos a través depolíticas consensuadas y fomentar las ayudas prolongadas a familias con hijos en edad infantil, fueron algunos de los puntos de un plan estratégico francés que ha dado sus frutos.Diferencias abismales con España

En el otro extremo se encuentra España, que sigue a la cola en Europa en recursos para promover la natalidad y las ayudas a las familias. Las prestaciones por hijo no son universales, a pesar de que en la mayoría de los países europeos sí tienen esta característica. Una familia española recibirá una asignación de 24,25 euros al mes si su renta anual no alcanza los 11.264 euros. En Luxemburgo, el estado que dedica una mayor prestación por menores a cargo, asigna 216 euros por el primer hijo, 255 por el segundo, 362 por el tercero y 392 por el cuarto.

Un informe del Instituto de Política Familiar, que compara las ayudas y recursos destinados a la natalidad y a los hogares en la Unión Europea, señala que el límite de renta que se establece para recibir la asignación por hijoaquí es muy restrictivo, hasta el punto de que solo una de cada diez familias recibe esta ayuda en España. En cambio, países del entorno sí conceden prestaciones y más cuantiosas a todas las familias, son los casos del Reino Unido (85 euros por el primer hijo), Alemania (164), Bélgica (104), Suecia (97), Francia (145, a partir del segundo), Irlanda (166) o Grecia (8). El estudio señala que cuatro de cada cinco familias europeas recibirá una ayuda directa por hijo.

Por su parte, la OCDE relaciona la baja tasa de fertilidad en España, de 1,3 hijos por mujer, con la falta de incentivos y ayudas a la familia. La conciliación también se torna una misión imposible. Según este organismo, España no tiene suficientes guarderías fuera del horario escolar y esto impide la conciliación de la vida familiar y laboral. El servicio para atender a los niños fuera de los horarios escolares "es limitado", dice la organización, que recuerda que uno de cada cinco los abuelos se ocupa de sus nietos cada día.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios