Viernes, 18.10.2019 - 05:39 h

Jacqueline Montero, la 'diputada coraje' dominicana que fue prostituta y superó un infierno

Se crió en la casa de una cuñada de su madre y fue violada numerosas veces por un familiar.

Es madre de 15 hijos, doce de ellos adoptados de compañeras prostitutas que pensaban abortar.

Jacqueline Montero, la 'diputada coraje' dominicana que sobrevivió a la violencia y la prostitución

La vida de Jacqueline Montero no contó con ningún episodio amable en sus comienzos, y es que esta recién elegida diputada del Congreso de República Dominicana tuvo una infancia y juventud marcada por los abusos y la violencia.

Hoy, a los 46 años, Montero -que tomará posesión del escaño en agosto- puede hablar con orgullo de su fuerza y capacidad de superación, pero ello no le hace olvidar que se crió en la casa de una cuñada de su madre y fue violada numerosas veces siendo una niña por un familiar.

Para escapar de aquel infierno terminó en otro, al casarse a los 16 años con un hombre que la maltrataba física y psicológicamente, terminando por entrar en la prostitución.

En declaraciones recogidas por Telemundo, la diputada Montero no pone paños calientes a su historia: "Si no me hubiesen violado cuando yo era niña y los adultos me hubiesen creído, no habría sido trabajadora sexual".

Su Señoría, que ya ha prometido hablar y actuar de forma contundente a favor de las trabajadores sexuales, vive en una humilde zona de Bajos de Haina. Ello le sirve para no olvidar nunca que se prostituyó durante casi una década para poder comer, después de que su marido la abandonase, tras maltratarla durante años."Si no me hubiesen violado cuando yo era niña y los adultos me hubiesen creído, no habría sido trabajadora sexual"

Ella misma ha contado que decidió dejar la prostitución tras sufrir una paliza a manos de un cliente y de un accidente de tráfico que la dejó postrada en cama durante ocho meses.

Tal y como recoge AP, Montero comenzó a estudiar enfermería en 1998 mientras seguía ejerciendo la prostitución y más adelante estudió la licenciatura en teología en la Universidad Cristiana, en donde se graduó en 2014.

De profundas creencias religiosas, la diputada Montero es madre de 15 hijos, de los que doce son adoptados y tres son fruto de su relación con un cliente. Los doce adoptados son hijos de prostitutas que pretendían abortar, hasta que ella les pidió acogerlos.

Montero, concejal en Haina desde 2010, trabajará a partir de agosto desde Congreso de República Dominicana para la aprobación de dos proyectos de ley. Uno para promover los derechos de las prostitutas y otro para ofrecer oportunidades de trabajo y asistencia psicológica que ayude a las mujeres jóvenes desfavorecidas a salir de la prostitución.

Ahora en Portada 

Comentarios