Domingo, 18.08.2019 - 01:23 h
Son 23 marinos

La operadora del 'Stena Impero' pide a Irán visitar a la tripulación del petrolero

La captura del petrolero británico el pasado viernes ha provocado una crisis diplomática entre Londres y Teherán.

El petrolero británico Stena Impero, retenido en Irán. /Stena Bulk
El petrolero británico Stena Impero, retenido en Irán. /Stena Bulk

La operadora británica del petrolero 'Stena Impero', capturado el viernes por Irán, ha formulado una petición oficial a las autoridades de la república islámica para visitar a los 23 integrantes de la tripulación, según ha confirmado la compañía en un comunicado.

"Puedo confirmar que una solicitud formal de permiso para visitar a los 23 miembros de la tripulación del 'Stena Impero' se hizo a las autoridades en el puerto de Bandar Abbas", ha declarado el presidente y consejero delegado Erik Hanell a través de un comunicado.

"La solicitud ha sido reconocida, pero esperamos una respuesta formal. Mientras tanto, continuaremos cooperando y comunicándonos con todas las autoridades apropiadas", ha añadido.

"Nuestro personal local en la India, Letonia, Filipinas, Rusia está en contacto constante con las familias y continuaremos haciendo todo lo humanamente posible para mantenerlos informados y apoyarlos en todo lo que podamos".

Crisis diplomática

La captura del petrolero británico y su tripulación ha provocado una crisis diplomática con el Reino Unido, país al que Irán advirtió de no intentar incrementar la actual tensión. El operativo de la Guardia Revolucionaria, considerada "ilegal" por Londres, ha hecho saltar las alarmas entre la comunidad internacional ante la inestabilidad en el golfo Pérsico.

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, denunció que el asesor de Seguridad Nacional estadounidense, John Bolton, está dirigiendo "su veneno contra el Reino Unido con la esperanza de arrastrarlo a un atolladero".

"Sólo la prudencia puede frustrar tales trucos", subrayó en un mensaje en Twitter Zarif, quien señaló que Bolton trata de implicar al Reino Unido en un conflicto con Irán tras no haber logrado que el presidente, Donald Trump, diera ese paso.

La crisis entre Londres y Teherán comenzó con la detención hace dos semanas en Gibraltar del petrolero iraní "Grace 1", que en su momento se informó de que fue a petición de EEUU. Con la captura del "Stena Impero", la situación se ha agravado y Londres ha advertido de "graves consecuencias" si no es liberado pronto e incluso, su ministro de Defensa, Tobias Ellwood, comentó la opción de imponer sanciones.

El director de la Organización de Puertos y Navegación de la provincia iraní de Hormozgan, Alahmorad Afifipur, aseguró hoy que el tiempo que se prolongue la investigación sobre el petrolero británico depende, entre otros factores, "de la colaboración de la tripulación".

El petrolero es investigado por colisionar con un barco pesquero y no responder a sus señales de advertencia, así como de navegar por una vía errónea en el estrecho de Ormuz y apagar su localizador GPS, algo que su naviera Stena Bulk niega.

Los 23 miembros de la tripulación, mayoritariamente indios, permanecen en el barco y se encuentran "a salvo" y gozan de "buena salud", según dijo Afifipur a la televisión estatal. El responsable insistió en que ni el barco ni la tripulación son susceptibles de correr ningún peligro y que están atracados en "una zona segura" del puerto de Bandar Abas.

Trabajadores de este puerto precisaron a Efe que el "Stena Impero" se encuentra en un fondeadero cercano, entre el muelle Bahonar y la isla de Qeshm, por lo que la rutina de los barcos mercantes y pesqueros no se ha visto afectada.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios