Jueves, 19.10.2017 - 15:14 h

Por qué se producen tantos terremotos en México

Este terremoto se ha producido en el día del aniversario del gran sismo que sufrió el país en 1985 y en el que murieron miles de personas. 

México se encuentra en el gran Cinturón de Fuego del Pacífico, un arco que va de América a Asia donde se producen el 90% de los sismos del mundo.

Fotografía cedida por el ciudadano Edgar Cabalceta que muestra una vista general de una zona de Ciudad de México hoy, martes 19 de septiembre de 2017

Este martes, México ha sufrido un terremoto de magnitud 7,1 en la escala richter, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. La agencia sismológica estadounidense ubicó el terremoto a 51 km de profundidad y situó su epicentro a las afueras de Axochiapan, 55 km al sur de Puebla.

Este terremoto se ha producido en el día del aniversario del gran sismo que sufrió el país en 1985. Por su magnitud, el sismo supera al ocurrido en 1985 cerca de Ciudad de México, que dejó miles de muertos y decenas de miles de edificios destruidos. El pasado 8 de septiembre el país también tembló tras registraste un terremoto de 8,2 grados. ¿Por qué se producen tantos terremotos en este país?

La situación geográfica de México hace que el territorio sea muy vulnerable a los terremotos. Por una parte, se encuentra en el gran Cinturón de Fuego del Pacífico, un arco que va de América a Asia donde se producen el 90% de los sismos del mundo y 8 de cada 10 de los más violentos.

Las placas tectónicas juegan un papel importante en este fenómeno. El océano Pacífico reposa sobre varias de estas placas, que convergen causando fricción entre ellas, que hace que se acumule tensión que debe ser liberada.

Un estudio de 2014 recogido por 'BBC Mundo' estableció que el 90 por ciento de los terremotos se producen en el conocido como Cinturón de Fuego del Pacífico, una región de 40.000 kilómetros de longitud, que abarca a países como Ecuador, Chile, Bolivia, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala o México.

Formar parte de la 'Herradura del Pacífico' (nombre que surge de la unión entre Chile y Nueva Zelanda, siguiendo la línea de la costa) convierte a estos países en susceptibles de sufrir seísmos de forma frecuente.

El terremoto más fuerte medido en la tierra tuvo magnitud 9,5 y se produjo en Chile en 1960. Según la consistencia del suelo y la forma de construcción de la región, los temblores tienen efectos diversos.

Ahora en portada

Comentarios