Martes, 22.10.2019 - 19:45 h
Según entidades ecologistas

La situación no mejora: en Siberia ya van 4,5 millones de hectáreas quemadas 

La Fiscalía General rusa denunció que las autoridades de las regiones afectadas han manipulado las estadísticas sobre la lucha contra el desastre

Incendios Siberia
Incendios Siberia / EFE

La situación no mejora. La superficie de los incendios forestales que azotan vastos territorios en Siberia ha aumentado en un día en decenas de miles de hectáreas, según informaron hoy fuentes oficiales. "En comparación con el día de ayer, el número de los incendios ha crecido en 4, lo que corresponde a 25.000 hectáreas", dice un comunicado del Ministerio de Emergencias ruso, citado por la agencia RIA Novosti.

El ente señala que estas cifras reflejan la situación en la región de Irkutsk, una de las más afectadas por los incendios, donde en la actualidad están activos 136 focos en una superficie de 675.488 hectáreas. También han aumentado los incendios en la región de Krasnoyarsk, informaron las autoridades, donde la superficie afectada creció anoche en 30.000 hectáreas, para situarse en 859.000 hectáreas.

Debido a la gravedad de la situación cuatro entidades de la Federación de Rusia han declarado el estado de emergencia. A las labores de extinción de las llamas se sumaron también efectivos del Ejército del país y la Fiscalía General rusa denunció este lunes que las autoridades de las regiones afectadas por los incendios han manipulado las estadísticas sobre la lucha contra el desastre, lo que ha impedido una reacción adecuada de los servicios de emergencias.

Según el ente, algunos de los incendios fueron provocados para ocultar la tala ilegal de los árboles en la región. Los incendios forestales en Siberia han sido habituales en los últimos años, pero desde unos registros que comenzaron en 2001 no habían alcanzado la magnitud actual, informó Greenpeace.

Según la organización ecologista, desde el principio del año en Rusia se han quemado 13,4 millones de hectáreas. En la actualidad, los incendios azotan 4,5 millones de hectáreas, un territorio similar al que ocupan países como Dinamarca o Estonia.

A la vez, la gran parte de los incendios está ardiendo en las "zonas de control", como se denomina a las áreas remotas donde las autoridades no están obligadas a combatir las llamas. Fuentes oficiales rusas indican, no obstante, que esos territorios comprenden 2,4 millones de hectáreas y no 4,5 millones, como sostienen los ecologistas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios