Martes, 25.02.2020 - 07:43 h

Un suicida mata a 29 rebeldes sirios en Al Bab, bastión arrebatado al 'EI'

Insurgentes sirios respaldados por Turquía conquistaron el jueves esta localidad.

Al Bab, era el último bastión aún en manos de la organización yihadista EI en la provincia de Alepo

Un suicida mata a 29 rebeldes sirios en Al Bab, bastión arrebatado al 'EI'

Al menos 29 personas, en su mayoría rebeldes sirios, murieron cuando un suicida hizo estallar un coche bomba al nordeste de Al Bab, el bastión del grupo Estado Islámico (EI) arrebatado la víspera a los yihadistas, informó una oenegé.

"Menos de 24 horas después de la derrota del EI, un suicida atacó dos sedes de los rebeldes en la localidad de Susián, al nordeste" de Al Bab, en el norte de Siria, afirmó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH). Insurgentes sirios respaldados por Turquía conquistaron el jueves esta localidad.

Tres grupos rebeldes sirios proturcos anunciaron este jueves que habían conquistado la ciudad de Al Bab, último bastión del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la provincia de Alepo, en el norte de Siria.
Turquía precisó sin embargo que se estaba procediendo aún a la limpieza de algunos sectores.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) aseguró a su vez que los rebeldes conquistaron cerca de la mitad de los barrios de la ciudad, pero que aún permanecían en ella combatientes yihadistas.

Una corresponsal de la AFP que pudo llegar hasta Al Bab vio a rebeldes bailando en las calles, mientras que otros insurgentes, sentados en el suelo, tomaban su desayuno con aire tranquilo a pesar de los disparos que podían oírse a lo lejos.

Otros, con rostro tenso, analizaban la explosión de tres bombas en su sector.

En varios edificios destruidos se podían observar cadáveres de combatientes, visiblemente del grupo EI, y sacos de arena obstruían el paso en las calles.Felicidad en las calles

Los rebeldes  mostraban su felicidad bailando en las calles, mientras que otros insurgentes, sentados en el suelo, tomaban su desayuno con aire tranquilo a pesar de los disparos que podían oírse a lo lejos.

Otros, con rostro tenso, analizaban la explosión de tres bombas en su sector.

En varios edificios destruidos se podían observar cadáveres de combatientes, visiblemente del grupo EI, y sacos de arena obstruían el paso en las calles.

"Anunciamos la liberación total de la ciudad de Al Bab y procedemos al desminado de los barrios residenciales", declaró Ahmad Othman, jefe de Sultan Murad, uno de los tres grupos rebeldes que aseguraron a la AFP haberse apoderado de la localidad.

"Ayer [miércoles] tomamos el centro de la ciudad, que era el cuartel general del EI [...]. Los yihadistas se derrumbaron esta mañana a las 6H00 (4H00 GMT) y hemos terminado la operación", afirmó Saif Abu Bakr, jefe del grupo Al Hamza.

La agencia de prensa progubernamental turca Anadolu informó asimismo de que los rebeldes "apoyados por las fuerzas armadas turcas tomaron el control del centro de la ciudad de Al Bab".

"Hemos matado a decenas de combatientes del EI y evacuado a más de 50 familias de Al Bab. Dentro de algunas horas, nuestras fuerzas terminarán de peinar el resto de la ciudad y reforzaremos nuestras líneas de defensa", dijo por su lado Abu Jaafar, del grupo Liwa al Mutasem.

Al Bab, último bastión aún en manos de la organización yihadista EI en la provincia de Alepo, es objeto de una ofensiva conjunta desde diciembre de las fuerzas turcas y grupos rebeldes sirios.

Turquía lanzó a finales de agosto una operación militar de apoyo a los rebeldes en el norte de Siria para expulsar de la región al grupo EI y a las milicias kurdas, aliadas de Estados Unidos y que combaten a los yihadistas, pero que Ankara considera "terroristas".

Al Bab "es importante porque su pérdida priva al EI de una importante fuente de ingresos a través de los impuestos" que sacaban a sus 100.000 habitantes, explicó a la AFP Aaron Stein, investigador del centro de análisis Atlantic Council, con sede en Washington.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING