Jueves, 14.12.2017 - 07:00 h
Lluvia de solicitudes en Alcobendas y Valdebebas

Municipios del norte de Madrid negocian el desembarco de 50 empresas catalanas

El alcalde de Alcobendas confirma que negocia directamente la llegada de un puñado de grandes multinacionales.

Parque empresarial de Alcobendas
Parque empresarial de Alcobendas / Imoel

Municipios del norte de la Comunidad de Madrid y barrios de la capital que limitan con esas localidades podrían albergar en los próximos meses más de medio centenar de empresas catalanas, cuyos directivos ya han decidido trasladar sus sedes sociales y fiscales de esa región. El caso más nítido es el de Alcobendas, una de las ciudades madrileñas que ha despertado mayor interés en las últimas semanas por parte de los directivos de multinacionales que aún mantienen sus oficinas centrales en Barcelona, pero que abandonarán la Ciudad Condal de manera inminente.

El alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa (PP), ha confirmado a este medio que en la actualidad negocia con ocho grandes compañías 'catalanas' la llegada a su jurisdicción. "No son veinte, como alguien ha manifestado, aunque es verdad que otro medio centenar ha mostrado interés y se ha comunicado con nosotros para saber si se instalan aquí", ha manifestado.

Las empresas que están 'cada vez más cerca' de Alcobendas integran los sectores de la construcción, el turismo y los servicios, según señalan fuentes del Gobierno regional. García de Vinuesa, sin embargo, no ha querido deslizar los nombres ni la actividad específica de las compañías: "Obviamente las empresas piden máxima discreción y confidencialidad en un momento en el que se mantienen las negociaciones. Pero quiero dejar bien clara una cosa. Nuestro municipio no busca beneficiarse de ninguna manera de la situación triste que ocurre en Cataluña. Lo ideal sería que las empresas catalanas continuaran con su domicilio social y fiscal en esa región, pero que abrieran sucursales en nuestra ciudad", asegura.

No obstante, el regidor de Alcobendas se muestra ilusionado por el eventual desembarco de firmas catalanas, para que dinamicen aún más el mercado laboral en un municipio que "tiene uno de los índices de desempleo más bajos del país, de solo el 8%. De nuestros 115.000 habitantes empadronados, 108.000 están afiliados a la Seguridad Social. Eso es un auténtico récord", sostiene, orgulloso, el regidor.

Las empresas que negocian su mudanza a Alcobendas se unirían a las multinacionales que ya han confirmado su cambio de sede a esta localidad. Se trata, por ejemplo, del grupo de gasolineras Ballenoil. En un comunicado firmado por el grupo petrolero el pasado mes de septiembre, sus máximos directivos explicaron que la decisión se enmarca en "el contexto político que vive Cataluña". La firma, que pertenece al grupo Progeral, ya trasladó su sede central al municipio madrileño.

También lo hizo Alstom Power. Esta multinacional dedicada al mantenimiento de centrales térmicas y con más de 200 empleados en plantilla, ya tiene su nuevo domicilio social en el número 8 de la avenida Valgrande de Alcobendas. De este modo, abandonó la que durante años fue su histórica sede central cuartel en Cornellà de Llobregat.

Entre los factores que pueden incidir para que las empresas catalanas posen su interés en Alcobendas, Elisabetta Bracco, directora de Hub Madrid Living Business (una iniciativa público-privada para atraer inversiones al municipio), ha destacado que la ciudad posee un número muy importante de empresas, en torno a 15.000. De ellas, 400 se han instalado durante el último año. "Es la segunda ciudad de España por facturación de multinacionales y la tercera en número", ha asegurado.

Solicitudes en Valdebebas

Por otro lado, el nuevo distrito financiero Valdebebas Fintech District, situado en el nuevo barrio del norte de Madrid, ha recibido solicitudes de algunas empresas procedentes de Cataluña con el propósito de adquirir suelo y establecer su sede social, según el presidente de la Junta de Compensación de Valdebebas, César Cort, quien rehusa a dar el nombre de las empresas por "razones de confidencialidad".

Concretamente, se ha observado un incremento del 80% de las solicitudes de información durante "las últimas semanas" para instalarse en esta zona del noreste de la capital española, especialmente a partir del mes de octubre.

El objetivo de estas compañías sería comprar terrenos de entre 30.000 y 40.000 metros cuadrados para construir grandes edificios. Cabe destacar que las solicitudes proceden tanto de compañías en Cataluña, de multinacionales con oficinas en otras regiones que desean centralizar sus instalaciones, como de otras que buscan deslocalizarse tras en el Brexit y empresas logísticas norteamericanas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios