Lunes, 17.06.2019 - 13:19 h
¿Qué sucedió en la semana, eh?
Profesor, abogado y consultor

¿Quién engaña a la Wikipedia? Tres ‘desambiguaciones’

El pasado jueves, 5 de julio, el Pleno del Parlamento europeo rechazó el informe de la Comisión de Asuntos Jurídicos (celebrada el 20 de junio) sobre la propuesta de Directiva sobre propiedad intelectual en el mercado único digital.

Uno de los gestos más visibles de dicha campaña en contra de la aprobación de la propuesta de Directiva europea, al menos en España, fue el 'apagado', durante un día, de la Wikipedia en español, como señal de protesta y acción de presión.

Sin embargo, viendo los argumentos expuestos en el Blog de Wikimedia España, uno se pregunta si no han leído bien la propuesta de Directiva y, sobre todo, las enmiendas introducidas en la Comisión, y/o si alguien les ha estado engañando.

El comunicado de Wikimedia

El comunicado, fechado el 12 de junio (antes de la votación de las enmiendas en la Comisión) se titula 'La reforma del copyright en Europa supone una amenaza para Wikipedia y los proyectos Wikimedia'.

Comienza diciendo, ya de entrada, que "La Unión Europea trabaja en una nueva Directiva sobre los derechos de autor en el mercado único digital que amenaza a internet y al conocimiento libre". Así de ‘apocalípticos’ estaban.

Y sigue diciendo: "La propuesta de reforma del copyright contiene pocos avances en materia de gestión de derechos de autor y dos artículos que boicotean tanto internet como los proyectos Wikimedia".

Para terminar yendo a lo concreto y al "¿qué hay de lo mío?": "Wikipedia, nuestro proyecto más conocido y utilizado por millones de personas en todo el mundo, corre peligro si se aprueban los artículos 11 y 13 de la Directiva".

Y, a continuación, en un apartado titulado 'Qué se propone y por qué no estamos de acuerdo', se desgranan los supuestos motivos en los que basan tan graves afirmaciones, que -como se verá- no tienen mucha base.

El artículo 11 y la supuesta “tasa por enlazar” (link tax)

Dice el blog de Wikimedia España: "El Artículo 11 tiene por objeto proteger a las publicaciones de prensa en lo relativo a los usos digitales", pero lo hace "limitando el acceso a la información y al conocimiento". Y eso es así porque ellos lo dicen.

Y lo argumentan: "Para poder vincular o referenciar un artículo de prensa como fuente en una plataforma sin ánimo de lucro como Wikipedia, habría que pedir permiso a todos y cada uno de los editores de prensa en cada caso particular".

​Y sigue: "La posibilidad de crear hipervínculos y de compartir contenidos es uno de los pilares de Internet. De aprobarse el Artículo 11 se limitaría esa función, afectando gravemente a la libertad de expresión y al derecho de cita".

Y añaden, respecto de la tasa: "A través de un derecho inalienable se obligaría a quienes crean, editan y publican contenidos a exigir remuneración a los agregadores de noticias por todos sus contenidos".

"Afectaría directamente a todas las personas que publican contenidos en internet bajo licencias Creative Commons (Wikimedia) y limitaría su libertad para tomar decisiones sobre las condiciones bajo las cuales comparten sus creaciones".

¿Dónde dice eso?

¿Dónde dice eso la propuesta de Directiva? Quien afirma algo debe probarlo y, cuando nos referimos a un texto legal público, debe señalar dónde dice tal cosa. No se pueden decir más inexactitudes, por no decir errores, en pocos párrafos.

La propuesta de Directiva no afecta al 'derecho de enlazar' o vincular un texto, ni al 'derecho de cita' o de referencia bibliográfica, ni a una plataforma sin ánimo de lucro, ni hay que pedir permiso a todos y cada uno de los editores de prensa.

No lo hacía desde el principio, desde la propuesta de Directiva por la Comisión, pero, encima, en las enmiendas introducidas en la Comisión del Parlamento se aclaró cualquier posible malinterpretación. ¿Las leyeron en Wikimedia España?

1. La Wikipedia no presta un ‘Servicio de la Sociedad de la Información’.

El artículo 11 de la propuesta Directiva, establece en su apartado 1: "Los Estados miembros reconocerán a las editoriales de publicaciones de prensa los derechos (de reproducción y puesta a disposición del público) para que puedan obtener una remuneración justa y proporcionada por el uso digital de sus publicaciones de prensa por los proveedores de servicios de la sociedad de la información".

Y, para empezar, Wikimedia no es un proveedor o prestador de Servicios de la 'Sociedad de la Información', pues, según la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, éstos son "servicios prestados normalmente a título oneroso, a distancia, por vía electrónica y a petición individual del destinatario". Es decir, que constituyen una actividad económica. Y Wikimedia no tiene ánimo de lucro.

El nuevo apartado 1a del artículo 11, aprobado en Comisión, dice: "Los derechos mencionados en el apartado 1 no evitarán el uso legítimo privado y no comercial de publicaciones de prensa por usuarios individuales". Luego está claro que los lógicos derechos de los editores de prensa sobre sus contenidos no impiden su uso por los particulares. Sólo impiden la explotación comercial de los mismos.

2. La Directiva no afecta ni al ‘derecho a enlazar’ ni al ‘derecho de cita’

Pero es que el nuevo apartado 2a, también introducido en la Comisión, aclara: "Los derechos (de los editores de prensa) mencionados en el apartado 1 no se extenderán a los actos de hipervínculos". Distinguiendo el vínculo o hiperenlace a un contenido, de la reproducción o la puesta a disposición del público de dicho contenido. Por lo que no es verdad que la Directiva afecte al "derecho a enlazar".

En cuanto al derecho de cita en las referencias bibliográficas, que es lo que hace Wikipedia, tampoco está afectado por la Directiva, que se refiere a la agregación de noticias (o fragmentos como titulares y entradillas) en listas. Son dos derechos diferentes, con diferentes requisitos, que se regulan en nuestra Ley de Propiedad Intelectual en apartados distintos (artículo 32, apartados 1 y 2).

El derecho de cita permite incluir en una obra propia fragmentos de otras ajenas, con fines docentes o de investigación, indicando la fuente y el nombre del autor, que es lo que hace la Wikipedia con las referencias a artículos de prensa. Y eso no cambia. La Directiva se refiere a los servicios (remunerados) de 'agregación' de noticias (reproducción y puesta a disposición del público mediante listados).

3. Wikipedia no tiene que pagar ni cobrar una tasa por enlazar (‘link tax’).

Por tanto, ni "habría que pedir autorización a todos y cada uno de los editores de prensa en cada caso particular" ("para poder vincular o referenciar un artículo de prensa como fuente"), ni, por supuesto, habría que pagar ninguna remuneración o 'tasa' (que sería por poder utilizarlos sin necesidad de pedir esa autorización), porque no presta ningún servicio (remunerado) de la sociedad de la información.

Pero, además, tampoco estaría obligada Wikimedia a cobrar una remuneración o 'tasa' a los que hagan uso de sus contenidos, publicados bajo licencia 'Creative Commons', porque esa nueva 'tasa' sólo se reconoce a los editores de prensa y no a cualquiera que publique un contenido. E incluso, en el caso de los editores de prensa, ese derecho a cobrar no es obligatorio, ni inalienable, ni irrenunciable.

Bien es cierto que, en el comunicado de Wikimedia España, anterior a la sesión de la Comisión de Asuntos Jurídicos, se refieren a una enmienda que hablaba de un derecho 'inalienable' (en la LPI española se habla de 'irrenunciable'), pero, como ya dijimos, esa enmienda no prosperó y, por tanto, no se incluyó en el texto que votó (y rechazó) el Pleno del Parlamento. ¿No lo sabía Wikimedia España?

Conclusión

La propuesta de Directiva europea de Propiedad Intelectual en el mercado único digital tiene, sin duda, muchos aspectos criticables y mejorables. Aquí mismo he expuesto mis críticas (que también son anteriores a la celebración de la Comisión de Asuntos Jurídicos). Pero me parece que las críticas han de hacerse sobre la base de lo que dice la Directiva, y no sobre cosas que no dice.

Como usuario y colaborador de Wikipedia (que siempre enlazo en mis artículos), me ha sorprendido desagradablemente esta falta de rigor en la argumentación para sumarse al boicot de una norma, utilizando argumentos que, simplemente, no son ciertos. Cosa que puede comprobar cualquiera que lea no ya la propuesta de Directiva y la LPI, sino los artículos de la propia Wikipedia que he enlazado.

Quiero pensar que se han visto influidos por una campaña de desinformación, que interesadamente confunde conceptos, con la finalidad de meter miedo sobre la Directiva. Pero creo que es exigible a Wikimedia España un poco más de rigor frente a sus usuarios. El conocimiento es distinción y la ignorancia es confusión. Y ante posibles confusiones, lo mejor es hacer desambiguaciones.

Ahora en Portada 

Comentarios