Sábado, 30.05.2020 - 13:52 h
Telediaria

El boom de los 'late night': una oportunidad para la tele de siempre

Puede parecer el peor momento para estrenar un late night, pero a la vez quizá sea el momento más necesario en el que estrenar un late night. Porque el espectador también ansía poder desconectar en algún instante. O, al menos, intentarlo. Así ha llegado a Televisión Española 'Parking Karaoke'. Está presentado por David Sainz y producido por El Terrat, la productora que más late night de éxito atesora en la actualidad: 'Late Motiv', 'La Resistencia' y, ahora, este 'Parking Karaoke' que es un late night aunque no se emita en late night, ya que está bajo demanda en el catálogo de Playz, la plataforma joven online de RTVE.

Aunque podría emitirse en la televisión tradicional. De hecho, sería un buen aliciente para descubrir Playz a nuevos públicos en meses de picos en consumo televisivo. Y es que los canales de televisión tradicional siguen siendo decisivos a la hora de dar a conocer los contenidos que existen 'a la carta'.  También en este estado de alerta que casi ha mermado el entretenimiento en abierto y hay que visibilizar alternativas a los que no quieren estar 24 horas sobreinformados por salud mental.

En este sentido, es interesante que RTVE no haya paralizado el estreno de 'Parking Karaoke', grabado hace semanas en un madrileño pub situado bajo tierra en un aparcamiento subterráneo. De ahí el nombre de un programa que, para empezar, acierta en desmontar desde dentro los clichés de Televisión Española sobre la censura y el miedo a ofender a alguien a través del humor. El estreno de este show empieza atreviéndose a la autocrítica, vital. Osadía que supone un interesante ejercicio que revaloriza la marca de una televisión pública que, en momentos cruciales, como estos días, demuestra su importancia para la sociedad.

En su primer programa, 'Parking Karaoke' ha recibido a Ignatius Farray,  Nacho Vigalondo e Ismael Serrano. Este último ha cantado, claro. Pero no cantando como siempre. Esta vez, interpretando un karaoke de 'Suavemente'. Es lo que tocaba en tal lugar. El tono experimental del formato es un aliciente para verlo. Incluso acierta en la destreza para desaprender el uso de las redes sociales. Ignatios Farray casi aprende descifrar la aplicación que revoluciona a los más jóvenes: Tik Tok. Casi.

¿Existe un boom de los late nights?

La fórmula de los programas con escritorio pegado a sofá que asentó Johnny Carson entre 1962 y 1992 en la televisión norteamericana parece que, cincuenta años después de su boom en USA, se empieza a estabilizar en España. Este es un buen síntoma de madurez de la televisión en España.

Tradicionalmente, se intentó emular este género pero siempre adaptándolo a la idiosincrasia nacional dejando de lado la comedia pura. El gran precursor del late fue José María Íñigo con modernos espacios de entrevistas en los que retrataba la realidad del país con una destreza brillante, más tarde Pepe Navarro trajo la estética yanqui pero centrando la textura del programa hacia los sucesos y testimonios. El humor sólo desengrasaba. Y, finalmente, Javier Sardá reinventó la fórmula para diferenciarse de su precursor con un ingenioso 'Crónicas Marcianas' que quería ser un platillo volante desde donde ver el planeta relativizando sin complejos. 

Aunque ha sido Andreu Buenafuente el que trajo el late night original, en estética y guion, donde el peso recae en poner en valor la comedia como pilar cultural que, sin que se note, moviliza creativamente la sociedad a través del entretenimiento televisivo.

| También te puede interesar: el mejor gag de la historia de la TV |

Sería sano que cada cadena tuviera su late night diario, cada una a su manera, porque ayudaría a definir la identitaria marca de reputación de cada cadena con el aliciente de crear una cita estable en la que poder retroalimentar su oferta y dar cobijo a la efervescencia cultural. Porque no sólo los 'Telediarios' dan la relevancia y credibilidad social como referentes de los canales.

Quizá ha llegado la primavera en la que TVE valore la oportunidad que existe en adelantar el horario de prime time para conciliar con los hábitos reales de su audiencia y, a la vez, abrir hueco a un formato más arriesgado que permita la entrevista desenfadada al filo de la medianoche. Es más, la estructura de los late night, como recordábamos en este artículo de 2012, es perfecta para los nuevos consumos audiovisuales, ya que sus secciones se fragmentan en monólogo, entrevista, personajes y sketches desengrasantes. Detalle que permite el visionado del show a completo o por partes a posteriori en otras redes. Lo que otorgaría una visibilidad extra del aporte de TVE en nuevos públicos. De nuevo, la relevancia: que el espectador interiorice que lo que se cuece en la cultura social hierve bajo los focos del canal.

'Parking Karaoke' es un pequeño primer paso y puede crecer de manera muy estimulante. Y necesario. Más aún en los tiempos que se avecinan. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING