Martes, 19.11.2019 - 08:50 h
Telediaria

'Friends': su otro protagonista latente para el éxito eterno

The last one fue el título del último episodio de 'Friends'. Como siempre, el capítulo se grabó con público. Sólo unos pocos minutos se rodaron en el Estudio 24 de Warner Bros en Los Ángeles completamente vacío para que no se filtraran los giros del desenlace. 

Porque Friends se realizó en Los Ángeles. La mítica telecomedia nunca pisó Nueva York. Y en el rellano del decorado de la escalera del bloque de apartamentos, aquel 6 de mayo de 2004, se quedaron para siempre Ross Geller, Rachel Green, Monica Geller, Chandler Bing, Phoebe Buffay y Joey Tribbiani.

52,5 millones de espectadores vieron en la emisión en directo ese instante de los amigos dejando el inolvidable piso vacío de Mónica. Cada uno, sacando, por primera vez, las llaves del apartamento de su bolsillo. Esas mismas llaves que nunca utilizaban para abrir las puertas de sus casas, como licencia de guion con el objetivo de que las tramas fueran más ágiles y los vuelcos dramáticos más despiadados. 

Juntos, caminando por el feo descansillo del neoyorkino edificio hacia las escaleras,  los seis protagonistas se fueron en busca de su nuevo futuro con un nuevo guionista: la reconfortante imaginación del propio espectador. Brillante.

De hecho, al final, se decidió suprimir un epílogo posterior pensado para los títulos de crédito donde los protagonistas bromeaban tomando café en su sofá (perpetuamente reservado) en el Central Perk. Ni falta que hacía este chimpún extra. Sólo bastó para emocionarnos un último vistazo al apartamento de Mónica, terminando en la famosa mirilla enmarcada.

Y después,en el instante de los créditos, se decidió incorporar un genial homenaje al otro gran protagonista de la serie: la ciudad de Nueva York. Y es que Nueva York es el séptimo protagonista de 'Friends'. Que la serie se desarrollara en una ciudad tan reconocible a nivel mundial, esa capital que todos sentimos que hemos estado aunque no hayamos ido nunca, no fue baladí. Al contrario, es un factor también decisivo para redondear el grado aspiracional de esa pandilla de amigos de la que el espectador formaba parte.

Cuando se lanzó Friends, ahora hace 25 años, que el epicentro de la historia se desarrollara en La Gran Manzana fue un atractivo urbano vital, que sigue siendo uno de los pilares de la ficción como capital mundial mitificada en el imaginario colectivo. Aunque, en realidad, nada de la serie se grabará allí. Bueno, nada no, las imágenes de transiciones e identificación de las localizaciones de los personajes. 

No hizo falta ningún prólogo en el sofá del Central Perk, lo más honesto, lo más especial, era realizar en los títulos de crédito un último y rítmico recorrido por la ciudad en la que pasó todo, en la ciudad que todos sentimos nuestra aunque no lo sea, Nueva York.

@borjateran

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING