Viernes, 19.07.2019 - 14:58 h
Telediaria

La estratégica pelea por 'Friends': así HBO adelanta a su rival Netflix

Giro dramático inesperado. HBO ha realizado el fichaje televisivo del curso: se ha hecho con los derechos de emisión de' Friends', que se incorpora el 1 de julio a la compañía de 'Juego de Tronos' 0 'Chernobyl'. 

Nunca en la historia de la televisión ha sucedido una disputa por los derechos de una sitcom que terminó hace 15 años y que, en cambio, se mantiene como decisiva en la batalla para lograr liderar en la multioferta de la televisión bajo demanda.

La telecomedia de las telecomedias sigue siendo uno de los productos más consumidos en las plataformas de pago, especialmente en el streaming donde sus capítulos son un filón para el visionado en maratón. Es la sitcom perfecta para este tipo de nuevo consumo televisivo porque cada capítulo son 22 adictivos minutos que no dan respiro al público con su perfecto puzzle de tramas tan empáticas como delirantes. Episodios fáciles y rápidos de disfrutar y recordar. Nunca fallan. Siempre enganchan. Terminas de ver uno, y vas a otro.

Netflix se hizo por diez años con los derechos exclusivos de 'Friends'. La adquisición fue un acierto. Aún en este 2019 la teleserie es uno de los espacios que más visionados atesora, especialmente en los fines de semana. Da igual que existan 'superpromocionados' productos de estreno, ahí está 'Friends' a la cabeza en los rankings de audiencia.

Aunque el espectador conozca de memoria los brillantes vuelcos de guion de las tramas de esta serie, no se agotan esas carcajadas o emociones cómplices que desprende la vida de Chandler, Joey, Monica, Ross, Rachel y Phoebe. Porque 'Friend's supo realizar una inteligente radiografía universal de una generación a través del humor. Por eso no se desgasta en su infinito revisionado, ya que supo construir una identificable historia con esas risas que se sustentan en la emoción que crece de las situaciones cotidianas, algo que nos hacía congeniar con los personajes hasta sentirlos nuestros.

De hecho, Netflix peleó por quedarse con los derechos exclusivos de 'Friends' por 100 millones de dólares.  Le dio igual que no sea un producto de estreno. Peor aún, es un producto que todo su público objetivo ya ha visto. Pero es una inversión crucial para la compañía: porque arrastra a un gran público que demanda tener 'Friends' a un clic para poder revivir esas historias carismáticamente aspiracionales de una pandilla de amigos tan surrealista como realista.

HBO ha jugado bien sus cartas y ha debilitado aparentemente a su rival con la mudanza de 'Friends' a su oferta, aunque ambas plataformas compartirán -de momento- los derechos. Todos quieren 'Friends' y Netflix pierde la exclusividad de la mítica sitcom. Contar en el catálogo de series con esta emblemática producción es un valor seguro. Más ahora, que hay que tomar posiciones con el desembarco con Disney en el mundo de las plataformas bajo demanda con Disney+ y su todopoderoso catálogo sin rival. Los de Disney también querrían 'Friends'. Como también Apple, que ya está haciendo realidad su vieja aspiración de abrirse a los contenidos audiovisuales propios.

Porque esa es la palabra clave: contenidos propios... y exclusivos. La pelea por el liderazgo se gana con una buena estrategia e inversión de márketing -en esto en Netflix son expertos- y, sobre todo, dando en la diana del buen contenido propio. Y, paradójicamente, una serie ya vieja como 'Friends' aguanta como la joya de la corona que da puntos para que un espectador se suscriba o no a una compañía de tele bajo demanda.

Ahora habrá que ver quién da en el corazón de la diana de crear una sitcom nueva a la altura de nuestro tiempo, que ya no es el de la magistral 'Friends'. Las mentes pensantes de la televisión norteamericana ya están trabajando en ello...

Ahora en Portada 

Comentarios