Miércoles, 22.11.2017 - 08:54 h

Tussam condena la agresión a un conductor y estudia acciones legales contra el atacante

La empresa municipal de Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) ha condenado la agresión cometida este miércoles contra uno de sus trabajadores y ha indicado que estudia acciones legales contra el agresor de este conductor al que golpeó repetidamente usando un palo de madera y llegó a morder presuntamente tras intentar pagar un desplazamiento con un bonobús sin saldo.

Según informa el Ayuntamiento de Sevilla en una nota, tal y como señala el relato del propio trabajador y de diferentes testigos que permanecían en el lugar, los hechos sucedieron en la pasada noche, cuando un joven de unos 18 años accedió a un autobús de la línea 20 mientras mantenía una acalorada discusión mediante el teléfono móvil. Al llegar al sistema de abono, repetidamente intentó pagar el importe mediante una tarjeta que no tenía saldo, incluso cuando la unidad ya había reiniciado la marcha.

De esta manera, el conductor, cuando tuvo la oportunidad, comunicó a este usuario esta circunstancia, motivo por el que la emprendió contra él, a través de insultos y amenazas. En ese momento, uno de los viajeros que iban en el autobús se ofreció a terciar en la situación abonando el billete en metálico, pero el varón optó por arrojar las monedas al suelo para, posteriormente, exigir que se interrumpiese la marcha para apearse fuera de parada.

Ante la posibilidad de que la situación se agravase debido a la violencia que manifestaba, el conductor accedió a detener el vehículo, pero antes de abandonarlo, este usuario aprovechó para propinarle diferentes golpes en los que utilizó una madera que portaba en una mochila, así como propinarle un mordisco en la espalda.

Estos hechos fueron puestos en conocimiento de la Policía Local, que posteriormente identificó al agresor y localizó el arma que utilizó, por lo que fue puesto a disposición judicial. Por su parte, el trabajador de Tussam fue trasladado a un centro médico, donde fue atendido tanto de los golpes como de un ataque de ansiedad que le fue diagnosticado y por el que permanece de baja.

Ahora en portada

Comentarios