La corrupción en España, una lacra que se arrastra desde hace más de treinta años

  • Las últimas imputaciones de exministros se han producido en las filas del Partido Popular, dos de los miembros del gobierno de Aznar, Ángel Acebes y Rodrigo Rato.
  • Los escándalos políticos de diversa índole se remontan a la época de la Transición con la sucesión de legislaturas de Felipe González.
El PP de Cantabria tenía una 'caja B' en la que se ingresaron 90.000 euros en 2004, según la UDEF

Los delitos de corrupción de políticos en España parece que no dejan de crecer en los últimos tiempos, si bien puede que en el inicio de la democracia española, con el primer gobierno tras la Transición con Adolfo Suárez, los ciudadanos españoles asistiéramos a uno de los años con menos escándalos de corrupción de la historia de la democracia en nuestro país, entre 1977 y 1982.

El último caso reciente de nuestro país ha sido la imputación del exministro de Justicia y también de Interior, Ángel Acebes. El juez Ruz ha decidido imputar al que fuera ministro en los gobiernos de José María Aznar.El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha imputado al exministro de InteriorÁngel Acebesen relación a la compra de acciones de Libertad Digital en la causa en la que investiga la supuesta caja B del PP y le ha llamado a declarar el próximo martes.

El magistrado ha acordado estas nuevas imputaciones a partir de un informe de laUnidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF)de la Policía Nacional que analiza nueve apuntes manuscritos de la contabilidad B de Bárcenas entre los años 2004 y 2005 que reflejan la compra deacciones de Libertad Digital por valor de 410.300 euros.

Los casos conocidos de corrupción de los políticos no son algo nuevo de nuestros días si bien parece que ahora, en opinión de los expertos, abunda más la transparencia y las investigaciones sobre temas de corrupción aunque no tienen por qué haberse incrementado en los últimos tiempos.

Desde la Unión de Fiscales Progresistas su portavoz, Álvaro García Ortiz, señala que"los fiscales tenemos casos abiertos sobre la mesa desde hace dos o tres años". En función de los datos publicados por la Memoria de la Fiscalía General del Estado, que "ahora se investigan más casos que antes, pero no sabemos con certeza si ha aumentado la corrupción".

[Te interesa leer:http://www.lainformacion.com/espana/espana-y-lituania-entre-los-paises-con-mayor-percepcion-de-corrupcion-en-el-gobierno_9X9GEuQeqmX0BI6M8NwJQ1/]

"Estoy convencido que no hay más corrupción, sino que hay más transparencia y se denuncia más", sentencia.Los escándalos de la época de Felipe González

Ya en la época de las últimas legislaturas de Felipe González, concretamente en la cuarta y la quinta, se sucedieron una serie de casos de corrupción política que salpicaron a algunos entes socialistas en incluso en algún caso del gobierno. Hay que recordar el famoso caso Filesa, en el que de descubrieron las empresas tapadera Filesa, Malesa y Time-Export que cobraron importantes cantidades de dinero en concepto de estudios de asesoramiento para empresas y bancos que nunca llegaron a realizarse.

Otro de los casos que saltó a la palestra en esos días fue el caso Guerra, que incluyó una serie de juicios a Juan Guerra, hermano del entonces vicepresidente Alfonso Guerra, que dimitió de su cargo en 1991 como consecuencia de la imputación de su hermano. Este fue acusado de cohecho, fraude fiscal, malversación de fondos pero que finalmente fue abuelto de la mayoría de los cargos.

Otro de los grandes escándalos mediáticos de los años 80 fue el de los GAL, que supuso la implicación de el exministro del Interior José Barrionuevo, al secretario de Estado de seguridad Rafael Vera y el director general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo. Este escándalo, calificado como terrorismo de Estado, puso en entredicho a la administración González, que le supuso la pérdida del liderazgo de Felipe González en el seno del Partido Socialista y que le hizo perder las elecciones de 1996 ante el Partido Popular.

José Luis Corcuera, anterior ministro del Interior con Felipe González, también tuvo que prestar en su día declaración ante el juez por haberse enriquecido con fondos reservados, él mismo en su defensa durante el juicio, señalaba que se había sujetado a una norma que estaba vigente durante su mandato y de esta manera se desmarcaba de su responsabilidad en la trama.

Sucesor de Corcuera fue el militante Antoni Asunción, al frente del Ministerio del Interior, y al que relevaría Juan Alberto Belloch, actual alcalde de Zaragoza. Asunción dimitió de su cargo en 1994 como consecuencia de su involucración en la huída del director de la Guardia Civil, Luis Roldán.

Durante los cuatro mandatos de Felipe González se sucedieron las dimisiones de ministros motivadas por escándalos de diversa índole, otro de los que presentó su renuncia fue Julián García Valverde, ministro de Sanidad en la tercera legislatura socialista, que dimitió por verse involucrado en la venta de unos terrenos en San Sebastián de los Reyes por parte de Renfe, cuando este era presidente de esta compañía.Las dimisiones también se sucedieron en las filas del PP

No solo en las filas del Partido Socialista se produjeron escándalos de corrupción y otros asuntos. Tras las elecciones de 1996 y el ascenso al poder de José María Aznar con el Partido Popular, se produjo una de las primeras dimisiones por un escándalo que no afectaba directamente al ministro, Manuel Pimentel, pero que presentó su renuncia al conocerse que una de las empresas de formación de la que era propietaria su mujer había obtenido fondos públicos.

Del penúltimo gobierno de José María Aznar cerca de las tres cuartas partes del consejo de ministros están imputados en diversas causas relacionadas con la corrupción o han cobrado sobresueldos. De ellos Jaume Matas, exministro de Medio Ambiente y expresidente Balear, que ingresó en prisión el pasado mes de julio como consecuencia de su imputación en el caso Palmarena y hasta doce delitos de prevaricación, apropiación indebida, falsedad documental, entre otros asuntos.

La mayoría de los políticos que integraban las filas del consejo de ministros de este gobierno de Aznar figuran en los célebres papeles de Bárcenas por la recepción de los llamados sobresueldos, así se incluyen en esta lista nombres como Rodrigo Rato, Pilar del Castillo, Ana Palacio, Arias Cañete, Álvarez Cascos, Cristóbal Montoro, Federico Trillo, Ángel Acebes y Javier Arenas, además de los miembros de la cúpula del partido que también aparecen en los papeles de Bárcenas, Mariano Rajoy y José María Aznar, que supuestamente recibieron sueldos extra.

El último de los casos que ha salpicado a las filas del PP ha sido el exministro de Economía, Rodrigo Rato, que actualmente está imputado por la salida a bolsa de Bankia, que tuvo lugar en 2011, y por el escándalo de las tarjetas opacas que han arrojado gastos millonarios en la cúpula de Caja Madrid y que supusieron gastos superfluos.Blanco y Chaves, en el punto de mira con ZP

José Blanco, exministro de Fomento con José Luis Rodríguez Zapatero, se vio envuelto en las acusaciones del caso Campeón, como consecuencia de la reunión que mantuvo con el empresario Jorge Dorribo con el cual mantuvo un encuentro en una gasolinera y el cual habría pagado cerca de 400.000 euros al primo del exministro a cambio de subvenciones. El empresario le acusó de haber estado cobrando dinero para que agilizase los trámites en el Ministerio de Sanidad para que Blanco agilizase los trámites que implicaban a su empresa farmacéutica.

Finalmente el Tribunal Supremo decidió archivar la causa, puesto que no apreciaron que la voluntad de Blanco sirviera para ejercer presión sobre la administración.

También la causa contra Manuel Chaves fue finalmente archivada, hay que recordar que se vio involucrado en el caso relacionado con la minera Matsa, en la que también se vio involucrada su hija Paula. Chaves fue ministro de Política Territorial y Administración con Zapatero y se vio envuelto en este escándalo como consecuencia de la adjudicación de subvenciones por parte de la Junta de Andalucía a esta empresa minera, por valor de 10 millones de euros.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING