Santiago Abascal (VOX): "La derecha en España no tiene representación política"

  • "El Gobierno de Rajoy ha aceptado todos los parámetros socialdemocrátas que han traído los partidos políticos españoles y han perdido su ideario y a su electorado", señala Abascal.
  • Se define sonriente como "padre de tres hijos. De momento...", dice. En su web asegura que es el carnet 13.886 de la Sociedad Española de Ornitología, y de su tierra ama las paredes que rodean el Valle de Ayala, entre otras cosas.

Santiago Abascal

Lleva la política en la sangre. Su abuelo fue alcalde durante la dictadura franquista y su padre, miembro histórico de Alianza Popular y dirigente local del Partido Popular en Álava. Con su mismo nombre, Santiago Abascal, ya despuntaba como jefe de las Juventudes del Partido Popular Vasco. Aunque nació en Bilbao, se considera de Amurrio, su pueblo, en la provincia de Álava. Ni ETA ni nadie pudieron con él cuando recibía amenazas a diario. Los que le conocen bien me advierten que es una persona "luchadora, siempre defiende aquello en lo que cree y sí, tiene carácter, -confiesan- pero del bueno".

En 2006 redobló su compromiso patriótico, echando a andar la Fundación para la Defensa de la Nación Española, de la que sigue siendo presidente. En noviembre del año pasado y tras veinte años de militancia en el PP escribió a su presidente, Mariano Rajoy, para comunicarle que se iba. Se sentía engañado porque no se reconocía en el proyecto popular ni con su líder. Lo de quedarse 'mano sobre mano' no iba con él y pronto impulsó VOX. Recientemente recibió el apoyo del 91% de los afiliados para que fuera el presidente de 'la derecha huérfana', como la llama él.

Se define sonriente como "padre de tres hijos. De momento...", señala. En su web asegura que es el carnet 13.886 de la Sociedad Española de Ornitología, y de su tierra que ama los senderos, las grutas, los precipicios y las paredes que rodean el Valle de Ayala, entre otras cosas.

Nos encontramos con él en el portal de la sede, Diego de León, y reconoce abiertamente que se había olvidado de nuestra entrevista. Pero tiene buena memoria y me recuerda que nos conocíamos desde hace tiempo, que nos seguimos en las redes sociales y que ya nos habíamos visto. Pasamos a una sala de reuniones donde la palabra 'habla y VOX' se ven reflejadas en la pared en grande, junto a una bandera española casi de techo a suelo. La sede está decorada con los colores de su partido, verde y blanco, ¡hasta las macetas son verdes!.

Disponemos de 20 minutos aunque los alargamos hasta más de 40. Justo después pone rumbo a Galicia a una conferencia en el Club de Campo de Ferrol. Al día siguiente vuelta a Madrid para estar presente a las 12 horas en la manifestación por la vida. "No paro", señala. "Preguntadme lo que queráis".

- ¿Con un 91% de respaldo, cómo está llevando la presidencia de VOX?

Creo que un respaldo tan amplio como el que he recibido no le puede permitir a uno confiarse, incluso puede ser algo negativo. Me mantengo vigilante respecto a mí mismo.

- En la corta vida del partido, ¿no es contraproducente empezar con disputas internas?

Creo que es natural, no es ni malo, ni bueno. De alguna manera es nuestro sarampión, la enfermedad de nuestra niñez, que por suerte ya hemos pasado. Ahora tenemos un partido más cohesionado donde los mensajes son más claros, más nítidos y más unívocos.

- ¿Qué tal se lleva con Alejo Vidal-Quadras?

La verdad es que tengo un respeto intelectual y una gran admiración por el trabajo que ha desarrollado desde hace mucho tiempo. Hemos coincidido políticamente en los últimos doce años aproximadamente, y le tengo en consideración. Ahora es militante de VOX, no está en los órganos de dirección ni forma parte de la Ejecutiva.

- En su día Vidal-Quadras dejó 'caer' que igual a VOX le convendría un pacto con UPyD y Ciudadanos. ¿Le conviene algún pacto a VOX?

La reflexión de Alejo fue distinta. Él planteó aparcar algunos de los puntos esenciales de nuestro ideario y consideró la incorporación al proyecto de Ciudadanos y UPyD de su persona. Nosotros pensamos que hay que hacer una reflexión colectiva y, evidentemente, en el momento de emergencia nacional que estamos viviendo es importante que haya espacios de diálogo y de colaboración entre fuerzas políticas que tienen espacios comunes, por encima de las diferencias ideológicas. Ciudadanos se dirige al espacio del centro izquierda que está devastado, pero hay puntos que podríamos coincidir con esa fuerza regeneradora.

- Entonces, ¿es más proclive a Ciudadanos que a UPyD?

UPyD está en una posición completamente izquierdista, pero también la consideramos una fuerza regeneradora en España. Ojalá el futuro en España estuviera representado por tres partidos regeneradores y no populistas ni extremistas. Uno en la derecha como VOX, otro en el centro como Ciudadanos y un tercero en la izquierda como UPyD, no una izquierda como hemos conocido en los últimos años.

- ¿Cómo califica el 'no entendimiento' entre Albert Rivera (Ciudadanos) y Rosa Díez (UPyD)?

Es difícil de comprender porque son dos fuerzas con muchos elementos programáticos de contacto y es difícil observar cómo en un momento tan dramático para España, existe esa imposibilidad de acuerdo de dos fuerzas cuyos idearios son similares.

Nosotros tenemos con ellos puntos de contacto importantes pero también puntos de divergencia que sería más difícil. No cerramos la puerta tampoco de que existan espacios de colaboración y diálogo, y probablemente un día lleguemos a puntos de encuentro importantes en algunas cosas como la defensa al derecho a la vida, por la rebaja fiscal, nuestra crítica radical al modelo de las autonomías... Creemos que hace falta reformar la configuración territorial del Estado y encaminarnos hacia un modelo de Estado unitario.

Son puntos de fricción con esas fuerzas políticas, muy importantes en nuestro ideario, pero es verdad que en este momento de emergencia compartimos un anhelo por las división de poderes, por la regeneración democrática, por la transparencia, por la lucha contra la corrupción e incluso por el fortalecimiento de las instituciones del Estado.

- ¿Cambiaría el Título VIII de la Constitución?

De arriba a abajo. Nuestra propuesta ha sido muy nítida desde que se fundó el partido. Defendemos un Estado unitario, con un único parlamento, un único Tribunal Supremo que cubra la única instancia jurisdiccional en todos los órdenes y con un único Gobierno.

Creemos que España no necesita 17 gobiernitos ni 17 parlamentitos. Eso no significa que tengamos un Estado centralista. Un Estado unitario, es decir, un único parlamento pero administrativamente descentralizado y que respete la pluralidad que caracteriza la patria. España, un país plural. Esa pluralidad no la han traído las autonomías.

- Ahora la moda y la discusión se centra en el Estado federal, asimétrico...

Somos frontalmente opuestos a esos planteamientos. Creemos, además, que son planteamientos de la presión separatista que solo buscan hacer lo que hemos hecho en los últimos 30 años. Lo que quieren es destruir el proyecto común, algunos con la oferta federal, otros con la oferta confederal, otros con el planteamiento asimétrico... Cualquier reforma constitucional que se haga en España tiene que servir para que sea un país más unido, para que haya más libertades y para que todos los ciudadanos seamos iguales en todo el territorio nacional. El modelo federal no nos gusta, es un modelo acomplejado de los separatistas.

- Se han querellado contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por "dejación en sus funciones". ¿Piensa que es un problema de comunicación o de gestión política?

Creo que es un problema de convicciones. En una democracia no hay nada más importante que defender la Ley y el Estado de Derecho, no pueden quedar en suspenso.

Las leyes tienen que ser iguales para los políticos que para los ciudadanos. Por desgracia, hemos visto en los últimos tiempos cómo el Estado es muy eficaz en la persecución de los delitos y faltas cometidas por los ciudadanos e ineficaz en la persecución de los delitos o faltas cometidos por los políticos.

El Gobierno ha cometido dejación de funciones que está contemplada en el artículo 408 del Código Penal, a la hora de no perseguir los delitos que han sido cometidos de manera sistemática por el presidente de la Generalidad de Cataluña y a la hora de no aplicar nuestra Constitución.

Hacemos referencia a ello en el art. 155 CE que dice que si una comunidad autónoma ha incumplido sus obligaciones y dañase el interés general, el Gobierno previa votación por mayoría absoluta del Senado podrá dictar instrucción a esa comunidad. Es decir, podría intervenir a esa comunidad. El daño al interés general en España por parte de la Generalidad de Cataluña y de Artur Mas es indiscutible. Hace mucho tiempo que se ha entrado en las previsiones que contempla el artículo 155 de la CE.

- ¿Qué habría hecho el 9N si usted fuera Mariano Rajoy?

En primer lugar habría aplicado el artículo 155 de la Constitución hace mucho tiempo. En segundo lugar, habría dictado instrucciones a la Abogacía del Estado sin necesidad de esconderme en las faldas de la Fiscalía General para denunciar a Artur Mas por los delitos de desobediencia, de usurpación de funciones, malversación de fondos públicos y prevaricación.

- Parece que Torres Dulce ya está dando cuenta de ello, ¿no?

Pero lo ha hecho a posteriori, una vez que el referéndum, lo llamen como lo llamen, ya se ha producido. Nosotros habríamos intentado el procesamiento de Artur Mas, pero además habríamos intentado proteger a las instituciones.

Tenemos una legislación hecha para el 'robagallinas', y esto ya lo ha dicho algún juez, donde los políticos resultan impunes. Artur Mas es un corrupto entre los corruptos y un impune entre los impunes. Tenemos un Código Penal muy debilitado respecto a la comisión de algunos delitos como los de sedición y rebelión. Planteamos que esos delitos y tipos penales se inspiren en los tipos penales de la II República que eran mucho más contundentes que los de nuestra democracia debilitada.

- ¿No le parece excesivo sacar los tanques a la calle?

Eso es una locura. No hace falta. Las cuestiones internas de España no las tiene que resolver el Ejército. Además, no es necesario. Es una cuestión de legalidad y como mucho hace falta un Mosso d'Esquadra para ir a comunicar a Artur Mas lo que hay que comunicarle. No hace falta sacar ningún tanque a la calle. Es absolutamente innecesario.

- ¿Y con las urnas, las papeletas y los colegios abiertos, qué hubiera hecho?

Si se llega a actuar contra Artur Mas a tiempo no habrían abierto. Mas ha sido muy consciente de la debilidad de nuestro Gobierno.

- ¿Le ha contestado el Gobierno o Mariano Rajoy a su querella?

No, no tiene por qué contestar. (Risas) Pero tenemos la sospecha de que no le ha hecho mucha gracia...

- ¿Qué le parece que Junqueras diga ahora que utilizará el problema de la deuda pública para negociar con el Gobierno?

Lo que dice Junqueras me parece sorprendente. El día que al señor Junqueras le guste hablar de dinero, nosotros utilizaríamos los presupuestos del Estado para condicionar a una Generalidad sediciosa.

No creemos que haya que hacer tranferencias a la Generalidad de Cataluña si han estado en rebeldía. Creemos que es el Estado directamente a través de las instituciones centrales el que tiene que pagar a los funcionarios en Cataluña, el que tiene que pagar los hospitales, el que tiene que pagar las escuelas, el gasto farmacéutico... es el Estado directamente.

- ¿Cómo va a terminar todo esto y como le gustaría que terminase?

Nosotros que amamos a Cataluña nos gustaría que se restauren los afectos dañados entre los españoles durante tanto tiempo. Es verdad, como dicen algunos, que la aplicación de las leyes puede no gustar a algunos y que abre nuevas heridas pero la aplicación de la Ley es ineludible.

No nos hemos caído de un pino, sabemos cuál es la situación que existe en Cataluña, y por lo tanto, sabemos que una vez que las leyes sean aplicadas, no podemos quedarnos de brazos cruzados.

Pensamos que van a hacer falta muchas décadas para reconstruir lo que se ha dañado. Entre otras cosas hace falta que el modelo educativo no esté en manos de la Generalidad. Tenemos que tener unas enseñanzas similares, se nos tiene que enseñar a apreciar nuestro proyecto común y se nos tiene que empezar a enseñar a abordar la solidaridad entre las distintas regiones de España.

- ¿Cómo ve el futuro de las elecciones en Cataluña? ¿Plebiscitarias, con Junqueras a la cabeza...?

Veo un futuro complicado en la medida que el Gobierno ha dimitido de sus obligaciones. Nada de lo que nosotros pedimos está sobre la mesa, ni del Gobierno ni de la oposición en estos momentos. Ofrecen diálogo a quien no cumple las leyes, una reforma constitucional a quienes han demostrado su deslealtad durante 30 años. El futuro, si las cosas siguen por ese camino, lo vemos muy negro encabece esa candidatura Junqueras, Artur Mas o Jordi Pujol.

- ¿Podría en Euskadi suceder lo mismo que en Cataluña?

Creo que sí. Es verdad que hay una aparente calma en los últimos años, porque en mi tierra están observando atentamente qué es lo que pasa en Cataluña...

- ¿Y si sale bien?

Claro. El nacionalismo funciona a través de una carrera de relevos. En cada momento histórico de los últimos 30 años ha habido alguno que ha tirado del carro, ahora es Cataluña la que tira del carro. El Partido Nacionalista Vasco y Bildu están bien atentos a lo que pasa en Cataluña. Ya han tomado buena nota de la debilidad del Gobierno.

- Ante un anuncio vasco, ¿qué haría Rajoy?

Pues, lo mismo. Colocaría el expediente en uno de los dos montones de la mesa que tiene, como Franco, el de los papeles 'problemas que se resuelven solos' y el de los 'problemas que no se pueden resolver', se fumaría un puro y esperaría que las cosas pasasen. (Risas)

- Antes nombró la palabra 'populismo', ¿tiene miedo a nombrar a Podemos?

No, Podemos responde a una emoción política que es la de la rabia, la desesperación, la de la revancha y creo que es una emoción política negativa. ¿La de la revancha? Es la revancha frente a todos quienes nos han hundido y nos han arruinado. La política principal que caracteriza al PP y al PSOE en estos momentos es el egoísmo. Frente a ese ánimo de enrocarse y no cambiar nada es lógico que florezcan opciones populistas como Podemos camufladas de otras maneras porque no quieren decir quiénes son y lo que representan ideológicamente.

Pensamos que los españoles tienen más opciones que a la que nos quiere conducir Rajoy, de hacernos elegir entre ladrones y comunistas. Esa opción no tiene por qué ser necesariamente la nuestra, que es una opción que mira a la derecha huérfana, sino que hay otras que están mirando al centro izquierda como Ciudadanos o UPyD, no lo digo desde el sectarismo partidista.

- Lo llama la 'derecha huérfana' pero, ¿no sería mejor una derecha unida como está haciendo la izquierda?

Hay quienes dicen que VOX divide la derecha. Una opción como VOX multiplica a la derecha porque en España no existe. El Gobierno de Rajoy ha aceptado todos los parámetros socialdemocrátas que han traído los partidos políticos españoles y han perdido su ideario y a su electorado.

Rajoy ha subido los impuestos por encima de los niveles que quería IU; ha permitido e impulsado la excarcelación de Bolinaga; se ha mantenido de brazos cruzados ante lo que significó la Doctrina Parot; ha mirado para otro lado el problema separatista en Cataluña al igual que lo hizo Zapatero; ha mantenido toda la legislación ideológica del presidente Zapatero, en materia de derecho a la vida, en lo que tiene que ver con la memoria histórica, en lo que tiene que ver con la ideología de género... Hoy la derecha en España no tiene representación política, hay 180 señores sentados en el Congreso de los Diputados representando un programa que no se ha cumplido y que no se va a cumplir.

- ¿Es el PP el que no quiere hablar con vosotros o vosotros con el PP?

No es una cuestión de diálogo, es una cuestión de acción de Gobierno. Poco tenemos que hablar si el PP ya ha decidido representar otros intereses. Ojalá el PP defendiera las cosas que nosotros defendemos. Nosotros intentamos que nos escuchen todos esos ciudadanso huérfanos, abandondados y traicionados.

El PP está haciendo todo lo posible para que todos esos ciudadanos no nos escuchen. Somos muy conscientes que hay muchas puertas cerradas por la capacidad de influencia que tiene el poder político en los medios de comunicación a través de la publicidad institucional. No todos, lógicamente, a través de la concesión de licencias de emisión... Hemos visto cómo han cambiado muchos directores de los medios de comunicación y creemos que eso no ha ocurrido de manera inocente. El PP no quiere que los españoles nos oigan ni nos conozcan.

- ¿Me podría decir el número de afiliados del PP que se ha pasado a VOX?

No, porque no lo sé. Nosotros no preguntamos a nuestros afiliados cuál es su trayectoria ideológica. Estoy absolutamente convencido que son muchos, pero también son muchas las personas que están en VOX y que nunca habían militado en ningún partido, e incluso, que todavía no habían votado porque no se identificaban con ningún partido político. Eso nos hace ser conscientes que tenemos una responsabilidad muy importante para representar a gente que hasta ahora no había sido representada políticamente.

- También se habló que entre las primeras disputas que aparecieron en el partido podría haber infiltrados del PP, ¿piensa que fue así?

Es cierto que ha habido palos en las ruedas y ha habido personas enviadas, pero no sabemos quién ha querido intentar que el proyecto fracasase. Por suerte han fracasado ellos y ya les mandamos un mensaje en nuestro último congreso, que podían ir donde sus jefes a decirles que no habían cumplido sus objetivos.

- Cambiando de asunto. ¿Me puede explicar la propuesta que han realizado esta semana sobre que los padres voten según el número de hijos?

Hemos firmado ante notario un contrato por la vida y los valores porque entendemos que en estos tiempos de fraude y engaño la palabra de los políticos vale poco y los programas electorales menos. Por eso hemos pensado en un gesto que acredite nuestro compromiso, para nuestra gloria si cumplimos y nuestra vergüenza si lo incumplimos.

[Te interesa leer: "VOX propone un voto más a las parejas por cada hijo que tengan"]

Nos parece que en este debate de la ampliación del sufragio que la izquierda ha pedido ampliar hasta los 16 años, a nosotros nos parece que un señor que tiene ocho hijos tiene mucho que decir para el futuro de su país, que pueda votar por ellos mientras sus hijos son menores. Digamos que esos niños también tienen derechos políticos y que pueden ser representados por sus tutores. Es verdad que la aplicación de esta medida es compleja y que hay muchas cosas por matizar, qué ocurriría en casos de divorcio, si tiene que ser el padre o la madre o ambos... Pensamos que las personas que tienen hijos también votan pensando en el futuro de sus hijos y no únicamente en sus propios intereses.

Pensamos que es un debate que se puede abrir y que esos derechos políticos podrían estar representados por los tutores legales.

- ¿Se refiere desde el nacimiento?Si cuando ya estoy formada intelectualmente descubro que mi padre ha estado votando por mí a un partido contrario al que yo voto...

Sí, desde su nacimiento que sean representados políticamente por los padres. No va contra nadie. (Risas) ya ajustarás cuentas con tu padre. Los padres son los que asumen las responsabilidades cuando los hijos son menores y por qué no, también, poder representarles mediante el voto.

Es un debate muy interesante. Hemos hecho la propuesta sin dogmatismo, aunque sabíamos que iba a levantar polvareda. Cualquier cosa que se salga del carril en España genera estupor. Supone una ampliación de derechos, sabemos que hay dificultades en su aplicación pero nos parece que merece la pena.

- Sobre el aborto: ¿Piensa que han sido las famosas encuestas de Arriola y que huele ya a elecciones por lo que Rajoy frenó la Ley del Aborto?

Creo que son las encuestas, los cálculos electorales y la falta de convicciones para aplicar un programa electoral.

- ¿Dónde sitúa a Gallardón en toda esta historia, como inocente o culpable?

No lo sé... realmente no lo sé... es verdad que ha hecho una propuesta. No sé cuál es su planteamiento personal y una vez que no fue aprobada, dimitió y eso le honra. No he sido yo un gran admirador de Alberto Ruiz-Gallardón. Me ha parecido que ha representado dentro del PP a esos políticos que en la derecha tenían que recibir el visto bueno de los periódicos de izquierda. Muchas veces hemos oído que si Gallardón fuera el líder del PP, la derecha española sería homologable, lo decía el grupo PRISA.

- ¿Entonces le considera un verso suelto?

Sí, pero los versos sueltos tampoco son malos necesariamente. Creo que la libertad es algo muy positivo y que los partidos políticos tienen que acostumbrarse a que no se piense igual en su seno. Nosotros lo que planteamos son circuncripciones uninominales para que salga elegida una persona.

- ¿Ha recibido la querella de la Junta Islámica? (Abascal defendió que la Mezquita de Córdoba siga en manos de la Iglesia)

- Seguir leyendo: http://www.libertaddigital.com/espana/2014-11-14/la-junta-islamica-amenaza-con-una-querella-a-santiago-abascal-1276533464No, todavía no. He visto alguna alerta en Google y poco más.

- ¿El objetivo es que no se permita el rezo musulmán en la mezquita de Córdoba?

No, no pensamos que los cordobeses ni el resto de españoles pretendan que Córdoba o Granada sean la Meca de España. No por nada, he estado en Irak y he visto las referencias que hay hacia España, en especial a ciudades como Granada y Córdoba, hay un papel movilizador. Lo que hicimos fue criticar el intento de expropiación para que pase a manos de la Junta de Andalucía. Entendemos que no es un intento inocente, es una locura que lo que pretende es en último término abrirla a otros ritos y confesiones y que es algo que no tiene precedentes.

En Santa Sofía (Estambul) no entran los católicos a hacer la señal de la cruz, ni calzados. No entendemos por qué habría de entrar un musulmán en la Mezquita de Córdoba a hacer sus rezos. Creemos que hay que respetar los distintos espacios religiosos y además, creemos en la libertad religiosa, en la libertad política y por desgracia hoy el Islam está tomado por los sectores más radicales que no creen ni en la libertad religiosa ni en la libertad política.


Ahora en Portada 

Comentarios